Perder peso es señal de un Alzheimer inminente

Estudio halla que podría ser indicador de demencia años antes del diagnóstico

LUNES 10 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- La pérdida de peso, que ya se ha asociado con la demencia y la enfermedad de Alzheimer, podría comenzar hasta seis años antes del diagnóstico.

Este es el primer estudio en demostrar que la pérdida de peso está asociada con un impedimento cognitivo, que se incrementa a medida que la demencia empeora. Los investigadores señalaron que la pérdida de peso podría contribuir con, o acelerar, la demencia, pero que no es la causa principal de la afección.

El estudio fue realizado entre un grupo de hombres estadounidenses de origen japonés y aparece en la edición de enero de Archives of Neurology.

"Como grupo, los hombres pierden peso con la edad, pero aquellos que adquirieron demencia perdieron aún más peso", aseguró Lenore J. Launer, coautora del estudio e investigadora y jefa de la Sección de Neuroepidemiología del National Institute on Aging. "Esto sugiere que cuando la gente envejece, hace falta brindarles más cuidado para asegurarse de que tengan una dieta adecuada", agregó.

En su estudio, Launer y sus colegas recolectaron información sobre 1,890 hombres estadounidenses de origen japonés entre 77 y 98 años de edad, que participaron en el Honolulu-Asia Aging Study (estudio sobre el envejecimiento). Durante 34 años, a 112 de los hombres se les diagnosticó demencia.

Durante el estudio, los hombres fueron examinados seis veces. En los tres exámenes finales, se evaluó su peso y también se determinó la presencia de indicios de demencia.

"Aquellos individuos que desarrollaron demencia tenían una pérdida significativamente mayor de peso que aquellos que desarrollaron demencia seis años antes del diagnóstico", aseguró Launer.

Muchos de los hombres que tenían demencia habían perdido al menos 11 libras (unos cinco kilos), alrededor del 10 por ciento del peso corporal entre los hombres. Los investigadores anotaron que esta pérdida de peso tuvo lugar entre dos y seis años antes del diagnóstico clínico de Alzheimer o demencia vascular.

Entre aquellos hombres que no habían desarrollado demencia, apenas el 12 por ciento había perdido tanto peso, según hallaron los investigadores.

El aumento en la pérdida de peso entre aquellos que tenían demencia podría señalar que algo en el cerebro que controla el apetito o el metabolismo resulta afectado. "La pérdida de peso es una señal de demencia", aseguró. "No es que esté llevando a la demencia".

Launer no considera que la pérdida de peso cause Alzheimer o que mantener el peso pueda ralentizar el proceso de la progresión de la demencia. Sin embargo, mantener el peso corporal puede reducir la gravedad de otros problemas médicos, como caídas, mala cicatrización y aumento en la dependencia física, los cuales pueden acompañar la demencia, aseguró.

Launer agregó que no está segura de si estos hallazgos se puedan aplicar a otros grupos de hombres o mujeres. "Hacen falta más estudios", sostuvo.

El Dr. Michael Grundman, director del Programa de Prevención de la Enfermedad de Alzheimer de Elan Pharmaceuticals en San Diego, dijo que "está muy claro que perder peso sucede mucho antes del diagnóstico de Alzheimer".

"La investigación sugiere que las personas con trastorno cognitivo leve ya están perdiendo peso", agregó.

Según Grundman, que escribió un editorial acompañante en la publicación, la pérdida de peso podría ser un marcador de demencia inminente. "Si los médicos reconocieran esto, entonces se trata de algo en lo que deberían pensar en términos del declive cognitivo de la enfermedad de Alzheimer", dijo.

La pérdida de peso puede contribuir con o acelerar la demencia, dijo Grundman, "pero esa no es la causa principal de la demencia". Sin embargo, sugirió que mantener el peso corporal puede ralentizar el progreso de Alzheimer.

"La pérdida de peso que está asociada con Alzheimer no es normal", aseguró Grundman. "Deberían realizarse esfuerzos por mantener el peso corporal. Probablemente, entre más pronto se reconozca que la pérdida de peso está teniendo lugar, más pronto se podrá intervenir y los beneficios potenciales serán mucho mayores", sostuvo. "No se ha comprobado aún, pero tiene sentido".

Más información

La Alzheimer's Association le puede ofrecer más información sobre la demencia y Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ