See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un informe predice que diez millones de personas de la generación de la posguerra se enfrentarán al Alzheimer

Grupo de Alzheimer dice que tal cifra sobrecargaría el sistema de atención de la salud

MARTES 18 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Se calcula que diez millones de estadounidenses de la generación de la posguerra desarrollarán la enfermedad de Alzheimer en algún momento de sus vidas, lo que conllevaría una enorme carga sobre el sistema de atención de salud de los EE.UU. y la ya sobrecargada red de cuidadores, según predice un informe reciente.

Actualmente, al menos 5.2 millones de estadounidenses padecen de Alzheimer, lo que incluye entre 200,000 y 250,000 personas menores de 65 años. Para 2010, las proyecciones afirman que habrá 500,000 casos nuevos cada año de esta enfermedad que trastorna la mente, y casi un millón de casos nuevos al año para 2050, calcula el informe.

Además, el informe publicado el martes por la Alzheimer's Association mostró que la enfermedad es actualmente la séptima más letal del país y que las mujeres se enfrentan a un mayor riesgo que los hombres.

La predicción general de diez millones, que se traduce a uno de cada ocho individuos de la generación de la posguerra, es una cifra que es "particularmente significativa porque son las personas que están acercándose ahora a lo que consideramos la edad de mayor riesgo", afirmó Stephen McConnell, vicepresidente de defensoría y políticas públicas de la asociación.

La edad de mayor riesgo para el Alzheimer es a partir de los 65, señaló McConnell. "Algunas de estas personas ya están desarrollando la enfermedad. Estas cifras sólo aumentarán dramáticamente durante las próximas décadas", añadió.

Esto tendrá un inmenso impacto sobre las vidas de la generación de la posguerra, sus familias, y el sistema de atención de la salud del país, advirtió McConnell.

Actualmente, hay diez millones de cuidadores que ofrecen atención, muchos de ellos miembros de la familia, con un inmenso costo personal, anotó McConnell. "Estos cuidadores tienden a ser cónyuges, pero hay evidencia de que 250,000 de estos cuidadores son niños entre los ocho y los 18 años de edad", dijo. "Eso da cierta idea del círculo expandido de personas que se ven afectadas por esta enfermedad. No se trata sólo de la persona que padece la enfermedad. Y tampoco se trata sólo del cuidador inmediato, sino también de sus hijos y nietos".

La mayoría de personas que tienen Alzheimer son elegibles para Medicare, de manera que un número creciente de pacientes de Alzheimer conllevará una importante carga sobre el programa federal de seguro de salud, señaló McConnell.

Actualmente, Medicare gasta más de tres veces más dinero en la gente que tiene Alzheimer y otras demencias que en el beneficiario promedio de Medicare. En 2005, Medicare gasto $91 mil millones en las personas que tenían Alzheimer y otras demencias. Para 2010, se espera que esa cifra suba a $160 mil millones y para 2015 a $189 mil millones anuales, según el informe.

Estos altos costos de Medicare ocurren porque el Alzheimer tiende a complicar el tratamiento de otras afecciones médicas como la diabetes y la enfermedad cardiaca, dijo McConnell. Además, aunque la gente que tiene Alzheimer vive ocho años en promedio, pueden vivir más de veinte años, lo que conlleva una carga adicional sobre el sistema de atención de salud.

El aumento proyectado en los casos de Alzheimer también sobrecargará el sistema de atención a largo plazo, apuntó McConnell. "Actualmente, la atención en el hogar es ofrecida principalmente por las familias, pero la mayoría de los pacientes de Alzheimer terminan en un hogar para ancianos o en un centro de vivienda asistida", dijo. "De hecho, las tres cuartas partes de las personas que tienen Alzheimer morirán en un centro de ese tipo".

Algo que complica el asunto es que la atención a largo plazo no es cubierta por la mayoría de seguros de salud regulares, y la mayoría de personas no cuenta con seguro de atención a largo plazo, dijo McConnell. "Esto tendrá un efecto devastador sobre la sociedad", opinó.

Aún así, McConnell dijo que hay esperanza para nuevos tratamientos del Alzheimer, pero convertir esas esperanzas en realidad conllevará mucho dinero para investigación y pruebas.

McConnell apuntó que parece haber una conexión entre el Alzheimer y la enfermedad cardiovascular. Dijo que la dieta, el ejercicio y el control de la presión arterial podrían ayudar a evitar el declive cognitivo y el Alzheimer.

Además, se están evaluando nuevos fármacos que "parecen promisorios para alterar el curso de la enfermedad", dijo McConnell.

"Con el tiempo, esta enfermedad podría ser prevenible. Ciertamente se trata de una enfermedad que esperamos que será manejable si la detectamos oportunamente", dijo McConnell. "Si tan sólo podemos retrasar el avance de la enfermedad y retrasar su inicio, eso podría salvar a muchos millones de personas de tener que lidiar con las consecuencias del Alzheimer. Y podría ahorrar miles de millones de dólares al sistema de atención de salud".

Pero el gobierno de los EE.UU. ha recortado la inversión en investigación sobre el Alzheimer, añadió McConnell. "En este momento, el gobierno está gastando unos $640 millones al año en investigación sobre el Alzheimer", dijo. "Parece mucho, pero estamos gastando más de $5 mil millones al año en cáncer, y más de $3 mil millones en enfermedad cardiaca cada año. Si tan sólo logramos llevar los $640 millones a $1,000 millones al año, sería una gran diferencia".

Al Dr. Gary Kennedy, director de psiquiatría geriátrica del Centro médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, le preocupa de que no haya suficientes profesionales médicos capacitados para manejar el aumento proyectado de pacientes de Alzheimer.

"No estamos capacitando suficientes generalistas ni especialistas en geriatría, ya sea en medicina, psiquiatría, medicina familiar, enfermería o trabajo social en la cantidad que necesitamos para gestionar a las personas que padecen demencia", afirmó.

Sin embargo, Kennedy también opina que el número proyectado de pacientes de Alzheimer que contiene el nuevo informe podría ser demasiado alto. La generación de la posguerra es más sana, más activa, mejor educada y más próspera que sus padres, anotó, y esto podría ayudar a retrasar el desarrollo de la enfermedad hasta el final natural de sus vidas.

Además, apuntó Kennedy, los nuevos medicamentos podrían lograr que el Alzheimer sea manejable al retrasar su avance.

"Probablemente durante los próximos cinco años tendremos medicamentos que alteren el curso de la enfermedad", afirmó. "Cuando eso suceda, se observará un retraso aún mayor de la discapacidad causada por la enfermedad. Entonces, no tenemos que curar la enfermedad de Alzheimer, sólo tenemos que encontrar intervenciones que retrasen la discapacidad".

Más información

Para más información sobre el Alzheimer, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Stephen McConnell, vice president for advocacy and public policy, Alzheimer's Association, New York City; Gary Kennedy, M.D., director, geriatric psychiatry, Montefiore Medical Center, New York City; March 18, 2008, report: 2008 Alzheimer's Disease Facts and Figures
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.