See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un medicamento retrasa el Alzheimer en algunas personas

En los que toman Aricept, los problemas se desarrollan más tarde

LUNES 19 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un medicamento usado para tratar la enfermedad de Alzheimer ligera a moderada podría retrasar el desarrollo de las formas menos severas de la enfermedad cognitiva que a veces lleva a una afección cerebral más devastadora.

Los pacientes con un trastorno cognoscitivo leve (TCL) que tomaron donepezil (con el nombre de marca Aricept) tuvieron un riesgo menor de desarrollar Alzheimer en comparación con los que tomaban un placebo, según la investigación presentada en la Conferencia Internacional de Alzheimer y Trastornos Relacionados, llevada a cabo en Filadelfia del 17 al 22 de julio.

Sin embargo, la reducción del riesgo duró solamente los primeros 18 meses del ensayo de tres años. Cuando los que tomaron donepezil desarrollaron Alzheimer, fue con un promedio de seis meses después que los que estaban en el grupo del placebo.

El TCL puede ser una especie de región fronteriza entre los cambios cognitivos normales que ocurren al envejecer y la enfermedad de Alzheimer. No todo el mundo con TCL desarrolla la enfermedad de Alzheimer u otra demencia.

No está claro todavía cuáles personas con TCL desarrollarán una demencia como el Alzheimer. "Lo que deseamos hacer es predecir quién progresará hacia la demencia o el Alzheimer", afirmó la Dra. Claudia Kawas, profesora de neurología en el Irvine College of Medicine de la Universidad de California, quien moderó una conferencia de prensa en que se anunciaron estos resultados preliminares. "El problema ahora es que no puedo predecir".

Los autores del estudio evaluaron específicamente a personas que exhibían una forma de TCL, TCL amnésico, en el cual la memoria está significativamente dañada pero las demás funciones permanecen relativamente normales. Ninguno de los participantes del estudio tenía demencia.

Casi 800 individuos fueron asignados al azar a uno de tres grupos: para recibir 2,000 unidades internacionales (UI) diarias de vitamina E, para recibir 10 miligramos de Aricept diariamente, o para recibir un placebo. Todos los participantes también recibieron un multivitamínico y fueron evaluados cada seis meses durante tres años.

Los que estaban en los grupos de vitamina E y del placebo progresaron a Alzheimer aproximadamente al mismo ritmo. Sin embargo, los que tomaron donepezil no progresaron tan rápidamente durante los primeros 18 meses del estudio. En este punto medio, 54 personas en el grupo de placebo y 50 en el grupo de vitamina E habían avanzado al Alzheimer, mientras que sólo 30 en el grupo de donepezil habían progresado, afirmó el Dr. Ronald Petersen de la Clínica Mayo, quien es el investigador principal del estudio patrocinado por el National Institute on Aging.

A los tres años, sin embargo, las tasas habían convergido efectivamente. "El grupo de donepezil llegó al mismo punto en medio del estudio, pero parecía haber alguna actividad en la primera mitad del ensayo", dijo Petersen. "Concluimos que ni la vitamina E ni el donepezil tuvieron un efecto durante los 36 meses completos, pero el donepezil redujo el riesgo durante los primeros 18 meses".

Los datos son coherentes con lo que los expertos ya saben acerca de esta clase de medicamentos, los inhibidores de la colinesterasa, que tienen un efecto sobre los síntomas pero no afectan el proceso subyacente de la enfermedad, afirmó William Thies, vicepresidente de asuntos médicos y científicos de la Alzheimer's Association.

"No es un preventivo, pero podríamos intervenir en una etapa más temprana", concordó Petersen. "Necesitamos mejores intervenciones terapéuticas para atacar las causas subyacentes del Alzheimer".

Todavía quedan algunas preguntas por responder, incluyendo por qué el beneficio aparece al final de 18 meses, si hay una ventana de oportunidad específica durante la cual estos medicamentos funcionan, si el efecto de lentitud observado se mantiene durante todo el desarrollo del Alzheimer en las personas que lo desarrollan, y si el medicamento tiene alguna promesa para una prevención real.

Tampoco es probable que el estudio genere algún cambio, general o de otro tipo en las recomendaciones clínicas. Kawas apuntó que "éste es apenas un estudio". "En general, las recomendaciones para las prácticas clínicas provienen de varios estudios".

Sin embargo, esto no significa que los médicos individuales no incorporarán parte de esta información. "Tenemos que separar las implicaciones en la salud pública versus la práctica de la medicina", dijo Thies. "Los médicos individuales incorporarán los datos mientras hablan con sus pacientes, pero no será algo generalizado".

Thies también especuló que la falta de mejora observada en el grupo de vitamina E no disuadirá a otros de usar el compuesto. "Otros estudios afirman que ha sido útil. Lamentablemente, esta es una enfermedad para la cual no tenemos muchas opciones", señaló.

Más Información

La Alzheimer's Association tiene más información sobre los inhibidores de la colinesterasa y otros medicamentos contra esta enfermedad.

FUENTES: July 18, 2004, news conference with Ronald Petersen, M.D., Ph.D., Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Claudia Kawas, M.D., professor, neurology, University of California, Irvine College of Medicine; William Thies, Ph.D., vice president, medical and scientific affairs, Alzheimer's Association, Chicago; International Conference on Alzheimer's Disease and Related Disorders, Philadelphia
Consumer News in Spanish