See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los antipsicóticos causan aumentos de peso drásticos en los niños

Los investigadores instan a buscar otras alternativas y a monitorizar de forma estrecha a los pacientes

MARTES, 27 de octubre (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente halla que los niños y los adolescentes que toman medicinas para afecciones como la esquizofrenia, el trastorno bipolar y el autismo tienden a experimentar un aumento sustancial de peso.

La preocupación es que el aumento excesivo de peso y otros cambios metabólicos en la niñez pueden poner a los niños en riesgo de problemas de salud crónicos en la edad adulta. Algunos de estos medicamentos, conocidos de forma colectiva como "antipsicóticos atípicos", han sido asociados a mayores niveles de grasa en sangre.

"Tememos que esto conduzca a la diabetes y al síndrome metabólico", comentó el autor del estudio, el Dr. Christoph Correll, director médico del Programa de Prevención y Reconocimiento del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York.

El estudio, que aparece en la edición del 28 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association, es el análisis más grande de su tipo, apuntó Correll.

Jeanette M. Jerrell, profesora de neuropsiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur, es coautora de un estudio similar publicado el año pasado en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

"Encontramos que la obesidad y el aumento de peso, la diabetes mellitus tipo 2 y las afecciones cardiovasculares eran más prevalentes en el cohorte tratado", destacó.

Su estudio también encontró que los niños que tomaban múltiples antipsicóticos tenían un riesgo significativamente más alto de obesidad y aumento de peso, diabetes tipo 2, niveles anormales de grasa en sangre y problemas cardiovasculares.

"Este nuevo estudio es importante porque hace hincapié en el perfil de seguridad de los antipsicóticos en poblaciones jóvenes, y en la necesidad crítica de ampliar la base de pruebas para guiar las decisiones clínicas", apuntó.

Las preocupaciones en torno a la seguridad de los antipsicóticos atípicos no son nuevas. En 2003, La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. exigió a los fabricantes de estos medicamentos que incorporaran una advertencia sobre el riesgo de hiperglucemia y diabetes en la etiqueta.

Y lo que es más, un informe de 2008 en The Lancet sugirió que algunos de estos medicamentos, a veces conocidos como antipsicóticos de "segunda de generación", podrían no ser mejores que los antiguos, es decir los medicamentos de "primera generación". Los autores concluyeron que cada medicamento se debe sopesar de manera individual en función de su eficacia y efectos secundarios.

El estudio de Correll se diseñó para evaluar la seguridad y eficacia de la clase más reciente de medicamentos en los jóvenes. Su equipo dio seguimiento a 272 pacientes de 4 a 19 años que tomaban un antipsicótico por primera vez. Los pacientes fueron tratados por trastornos del espectro del estado de ánimo, espectro de la esquizofrenia o espectro de conducta agresiva.

Quince pacientes pediátricos que rechazaron participar o descontinuar su medicamento antipsicótico en un plazo de cuatro semanas desde el inicio del estudio actuaron como grupo de control.

El estudio se centró en cuatro antipsicóticos que se recetan con mucha frecuencia en los niños: aripiprazola (Abilify), olanzapina (Zyprexa), quetiapina (Seroquel) y risperidona (Risperdal).

Luego de casi once semanas, los niños tratados con Zyprexa aumentaron en promedio 18.7 libras (8.5 kilos), los tratados con Seroquel 13.4 libras (6.1 kilos), los tratados con Risperdal 11.7 libras (5.3 kilos) y los tratados con Abilify 9.7 libras (4.4 kilos), mientras que el grupo de control aumentó menos de media libra (0.23 kilos). Entre el 10 y el 36 por ciento se volvieron obesos o adquirieron sobrepeso durante el periodo de tratamiento, de acuerdo con el estudio.

"En estos niños estudiados, hubo un aumento de peso rápido y drástico, más de lo que se había descrito antes", advirtió Correll, que también es científico del Centro de Neurociencia Psiquiátrica del Instituto Feinstein para la Investigación Médica en Manhasset, Nueva York.

El uso de cada medicamento se asoció a vientres más grandes y a mayor "masa adiposa", la proporción del cuerpo compuesta de grasa.

Los medicamentos tuvieron efectos variados sobre los niveles metabólicos. Los usuarios de Zyprexa y Seroquel experimentaron cambios adversos significativos en el colesterol total y los triglicéridos. El uso de Risperdal resultó en un aumento significativo de los triglicéridos. Sin embargo, Abilify pareció ser "neutral metabólicamente", apuntó Correll.

"Algunos de estos niños toman estos medicamentos durante muchos años si no de forma indefinida, así que sin duda alguna es una preocupación", advirtió Ronald T. Brown, decano y profesor de salud pública del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Temple en Filadelfia. "En los niños que no necesitan realmente estos medicamentos, se deben emplear más técnicas conductuales en psicoterapia".

En un editorial acompañante, los Drs. Christopher K. Varley y Jon McClellan del Hospital Universitario de Seattle, concluyeron que se necesitan estudios más grandes e independientes para determinar la seguridad y beneficios a largo plazo de estos medicamentos en los niños.

"Hasta que esos datos estén disponibles, la consideración de intervenciones de tratamiento menos riesgosas y de la atención escrupulosa de parámetros metabólicos en los niños y adolescentes que reciben medicamentos antipsicóticos atípicos son esenciales", escribieron.

De hecho, Correll está trabajando actualmente en un estudio de seguimiento a largo plazo para evaluar los efectos de salud de estos medicamentos en niños durante un periodo de tiempo prolongado.

Por ahora, aconseja a los médicos y familias a sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios de los medicamentos contra el riesgo de la enfermedad, y a considerar otras opciones farmacéuticas y no farmacéuticas. También es importante enseñar a los niños estilos de vida saludables y a monitorizar de cerca el peso, los niveles de lípido y la glucosa en sangre de los niños, apuntó.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental tiene más información sobre los medicamentos para la salud mental.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Christoph Correll, M.D., medical director, Recognition and Prevention Program, Zucker Hillside Hospital, and scientist, Center for Psychiatric Neuroscience, Feinstein Institute for Medical Research, Manhasset, N.Y.; Jeanette M. Jerrell, Ph.D., professor, neuropsychiatry and behavioral science, University of South Carolina School of Medicine, Columbia, S.C.; Ronald T. Brown, Ph.D., dean and professor, public health, Temple University Health Sciences Center, Philadelphia; Oct. 28, 2009, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.