See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

A las treinta semanas en la matriz, ya se forma memoria

Un estudio encuentra que los fetos mostraban una memoria a corto plazo de diez minutos en esta etapa del desarrollo

MIÉRCOLES, 15 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los fetos de apenas treinta semanas podrían ya poseer memoria a corto plazo, informan investigadores holandeses.

"Se trata del próximo paso hacia un mejor conocimiento en el desarrollo del sistema nervioso central del feto", apuntó el coautor del estudio, el Dr. Jan G. Nijhuis, director del Centro de genética, reproducción y salud infantil del Centro médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos. "Buscamos desarrollar un 'examen neurológico intrauterino', que podría ser usado en los fetos en riesgo".

Aunque se piensa que la memoria se desarrolla mientras el bebé sigue en la matriz, se sabe poco más acerca del fenómeno.

"Ver si en el útero ocurre aprendizaje es una idea bastante nueva", apuntó el Dr. Russell Fothergill, profesor asistente de obstetricia y ginecología del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M y director de atención ambulatoria en Scott & White.

Los autores reclutaron a 93 mujeres holandesas embarazadas, y luego midieron las respuestas fetales a estimulación "viboacústica" repetitiva. El informe aparece en la edición de julio y agosto de la revista Child Development.

Nijhuis explicó que "usamos un estimulador vibroacústico que lleva a un estímulo combinado de vibración y sonido". "Los estímulos se aplicaron al abdomen materno por encima de las piernas del feto, durante un periodo de un segundo cada treinta segundos. Contamos el número de estímulos tras el cual los fetos ya no respondían".

Cuando el feto hace el cambio hacia la falta de respuesta, se ha "habituado". Reconoce que el estímulo es seguro.

Los autores señalaron que la habituación es una forma de aprendizaje, y que requiere un sistema nervioso intacto.

"[La habituación] en su forma más sencilla se relaciona a la manera en que pensamos que los humanos aprenden", aseguró Fothergill.

Según la información de respaldo del artículo, el primer estudio en observar la habituación fetal se llevó a cabo en 1925 e involucró que se tocara el claxon de un coche repetidamente. Desde entonces, se han realizado estudios similares con cepillos dentales eléctricos y timbres de puertas, además del estimulador vibroacústico.

En este estudio, se expuso a los fetos a estimulación vibroacústica a las 30, 32, 34, 36 y 38 semanas de gestación.

Los fetos tan pequeños como de 30 semanas demostraron memoria a corto plazo de diez minutos, y los fetos de 34 semanas parecieron recordar la información que habían almacenado cuatro semanas antes, aseguraron los autores.

El nivel de estimulación que los fetos recibieron en este estudio parece relativamente alto, expresó otro experto.

"Estoy casi seguro que el bebé lo escuchaba con mucha claridad, y tal vez muy alto", afirmó el Dr. Richard O. Jones, profesor asistente de obstetricia y ginecología del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M, y director médico de obstetricia de Scott & White. "Casi desearía poder hacer un ultrasonido para observar al bebé mientras recibía estos ruidos altos. No me sorprendería ver al bebé colocarse las manos sobre los oídos".

Y por supuesto, los médicos usan de forma rutinaria diversos métodos de estimulación para asegurarse de que el bebé está vivo y activo en la matriz.

"Una de las cosas que hacemos para vigilar la salud de un embarazo es pedir a la madre que cuente las patadas del bebé. Nos gusta ver diez movimientos en un periodo de dos horas, y la mayoría de las madres observan diez movimientos en unos veinte minutos, sobre todo si lo cronometran tras la cena", señaló Jones.

Añadió que tras leer este estudio, si una madre se queja de que su bebé no se mueve lo suficiente, una de las cosas que podría sugerir es que baje el volumen.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el desarrollo fetal.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jan G. Nijhuis, M.D., Ph.D., head, department of obstetrics and gynecology, and director, Centre for Genetics, Reproduction and Child Health, Maastricht University Medical Centre, Maastricht, the Netherlands; Russell Fothergill, M.D., assistant professor, obstetrics and gynecology, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and director, ambulatory care, Scott & White; Richard O. Jones, M.D., assistant professor, obstetrics and gynecology, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and medical director, obstetrics, Scott & White; July/August 2009 Child Development
Consumer News in Spanish