See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Asocian el SMSL a biología anormal del cerebro

Investigadores señalan que el sistema defectuoso de la serotonina impide que los bebés se despierten cuando deben

MARTES 31 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Aunque hay medidas que los padres pueden tomar para proteger a sus hijos del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), como poner a los bebés a dormir boca arriba, estas medidas no impiden todos los casos de SMSL.

Es probable que esto se deba a que algunos niños tienen anormalidades en el sistema de serotonina de su cerebro que los hace más susceptibles al SMSL, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por investigadores del Hospital infantil de Boston.

"Este estudio confirma que el SMSL es una enfermedad con base biológica y no un misterio", expresó uno de los autores del estudio, David Paterson, catedrático del hospital afiliado a la Facultad de medicina de Harvard.

Con respecto a la causa de estas anormalidades, señaló Paterson, "creo que se trata de una combinación compleja de factores. No creo que estos problemas sean exclusivamente genéticos o ambientales".

El estudio aparece en la edición del 1 de noviembre del Journal of the American Medical Association.

El sistema de la serotonina está ubicado en el área del tronco cerebral llamada médula oblongata, y se cree que regula muchas de las funciones vitales del organismo, tales como la frecuencia cardiaca, la respiración, la presión sanguínea y la temperatura, según Paterson.

Entonces, una anormalidad en esta área crítica podría impedir que un bebé tenga una respuesta normal cuando no recibe suficiente aire. Por ejemplo, si un bebé duerme boca abajo, podría respirar el aire que exhala y obtener altos niveles de dióxido de carbono. Cuando el sistema de la serotonina en el cerebro funciona de manera normal, avisa al bebé para que se despierte y mueva la cabeza con el fin de respirar aire fresco. En los bebés que sucumben al SMSL, sin embargo, parece que el sistema de la serotonina no envía las señales correctas al resto del cuerpo, indicó Paterson.

Paterson señaló que el nuevo estudio se basa en una investigación previa que realizó junto a sus colegas, en la que encontraron defectos en el receptor de la serotonina en otras dos poblaciones de bebés con SMSL.

"Ahora que hemos confirmado estas anormalidades en un tercer grupo de datos, estamos seguros que existe un problema en el sistema de la serotonina", aseguró.

Esta nueva investigación incluye las muestras de tejido de 31 bebés que murieron a causa del SMSL, y 10 bebés que murieron por otros motivos. Los investigadores hallaron que los bebés que murieron por SMSL tenían anormalidades en las células receptoras de serotonina, que tenían más células productoras de serotonina, y que contaban con muy pocas células transportadoras de la serotonina cuando se compararon con el grupo de bebés de control.

"Ahora que sabemos que existe un problema en la biología del tronco cerebral, esperamos poder hacer algo al respecto", señaló Paterson.

"Este es un estudio muy bien hecho. Nos lleva un paso más allá en términos de enfocar el papel de la serotonina y el SMSL", aseguró la Dra. Debra Weese-Mayer, directora de medicina respiratoria pediátrica del Centro médico de la Universidad de Rush en Chicago.

Pero, agregó, el estudio tiene limitaciones, como su pequeño tamaño y la poca representación de bebés negros. Weese-Mayer también escribió un editorial acompañante en la misma edición de la publicación.

Al igual que Paterson, señaló que creía que la causa principal del SMSL es probablemente multifactorial. Es posible que el sistema de la serotonina desempeñe un papel, aunque destacó que piensa que probablemente se deba a las anormalidades de la serotonina junto a otros factores, como la genética y el ambiente.

Ambos expertos subrayaron la necesidad de un enfoque renovado para hacer que los padres acuesten a sus hijos boca arriba. La mayoría de los bebés que participaron en este estudio dormían boca abajo o de lado.

Los bebés deben dormir solos sobre un colchón firme para cuna sin que ninguna ropa de cama de tejido blando rodee al bebé, explicó Paterson. También es importante que los padres no fumen alrededor de sus bebés ni permitan que nadie más lo haga. Las mujeres embarazadas no deben fumar ni beber alcohol, advirtió Paterson.

Más información

Para saber más sobre el SMSL , visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: David Paterson, Ph.D., instructor, Children's Hospital Boston; Debra E. Weese-Mayer, M.D., professor of pediatrics, Rush University, and director, pediatric respiratory medicine, Rush University Medical Center, Chicago; Nov. 1, 2006, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined