Científicos informas sobre refinamientos a la cirugía de cerebro

Una técnica reduce las probabilidades de daño en las regiones que controlan el lenguaje

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 2 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que una nueva tecnología llamada de mapeo le permitirá a los cirujanos realizar cirugía de cerebro con menor daño a aquellas regiones que gobiernan el lenguaje.

Por si fuera poco, los neurólogos investigadores también lograron obtener un "mapa" más detallado de los centros de lenguaje del cerebro.

Esta nueva técnica, que se describe en la edición del 3 de enero del New England Journal of Medicine, se llamó "mapeo cerebral negativo". Luego de que el neurocirujano ha retirado parte del cráneo, estimula pequeñas secciones, de alrededor de un centímetro cuadrado, por medio de un electrodo bipolar. Este método se basa en el conocimiento de las regiones cerebrales que no contienen funciones de lenguaje, en comparación con el método tradicional que exige identificación, con la participación del paciente, de las áreas que controlan el habla, la nominalización y la articulación, dijeron los investigadores.

Según los investigadores, entre los beneficios de este nuevo método se encuentran reducir la cantidad de cráneo que debe ser retirada y reducir la cantidad de tiempo que el paciente debe permanecer despierto.

Los neurocirujanos desarrollaron y comprobaron esta técnica en el transcurso de ocho años. Utilizaron el método en 250 pacientes (146 hombres y 104 mujeres) que tenían gliomas, una forma común y mortal de tumor cerebral. Todos los tumores se encontraban en el hemisferio dominante del cerebro.

Los investigadores explicaron que la cirugía para extirpar tumores cerebrales, como los gliomas, con frecuencia pueden causar daño indirecto a las regiones cerebrales que controlan la capacidad del lenguaje.

Cuando los investigadores hicieron seguimiento luego de una semana de cirugía, hallaron que tres de cada cuatro (el 77.6 por ciento) de los pacientes tenían el mismo grado de función del lenguaje que antes de la cirugía. Luego de seis meses, apenas el 1.6 por ciento de los pacientes tenían peores capacidades.

Los investigadores también hallaron que la anatomía del lenguaje variaba significativamente entre los pacientes. Según el equipo de investigación, esta información podría ser útil para quienes sufren de trastornos cerebrales, como convulsiones y daños relacionados con accidentes cerebrovasculares, que afecten el lenguaje.

"Este estudio representa un cambio paradigmático en el mapeo del lenguaje durante la resección de tumores cerebrales", aseguró en una declaración preparada el Dr. Mitchel Berger, presidente del Departamento de neurocirugía de la Universidad de California en San Francisco y director del Centro de investigación sobre tumores cerebrales de la misma universidad. "No sólo hemos comprobado que se puede confiar en esta técnica con seguridad para la resección de tumores, sino que hemos demostrado que la organización funcional del lenguaje es mucho más diversa e individualizada de lo que se creía anteriormente".

Más información

Para saber más sobre los cánceres de cerebro y columna vertebral, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, Jan. 2, 2008

--

Last Updated: