See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Dejar de tomar Tysabri podría empeorar la esclerosis múltiple

Un pequeño estudio halla un aumento de lesiones cerebrales relacionadas con la enfermedad

JUEVES 13 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las personas que sufrían de esclerosis múltiple y que dejaron de tomar el controvertido medicamento Tysabri experimentaron un resurgimiento de lesiones cerebrales asociadas con la enfermedad, informan los investigadores.

Sin embargo, los expertos argumentan que el estudio era pequeño y que por tanto necesita confirmarse.

"Es un informe válido, [pero] en el estudio sólo participaron 21 personas", anotó el Dr. Randall Light, profesor clínico adjunto de medicina familiar y comunitaria del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M y neurólogo del Instituto para el cerebro y la espina dorsal de Texas. "Es un llamado de alerta para que otros investigadores compartan información", dijo Light, que no formó parte del estudio.

"Ésta es una observación que amerita más investigaciones y confirmación", concurrió otro experto, el Dr. John Richert, vicepresidente ejecutivo de investigación y programas clínicos de la National Multiple Sclerosis Society en la ciudad de Nueva York.

Los pacientes que están tomando el medicamento en estos momentos no deberían dejarlo sin antes consultarlo con un médico, enfatizaron los expertos.

"Las personas que toman el medicamento deberían hablar primero con un neurólogo", agregó Light. "En el caso de los pacientes, significa que no deben dejar de tomarlo sin antes hablar con su médico".

Los hallazgos fueron publicados el 12 de septiembre en la edición en línea de Neurology.

Tysabri (natalizumab), un anticuerpo monoclonal, ha estado bajo una nube de controversias durante algún tiempo. El medicamento actúa al adherirse a los glóbulos blancos conocidos como linfocitos e impedir que éstos penetren en el cerebro, donde provocan daños que causan los debilitantes síntomas de la EM. El Tysabri también ha sido usado para tratar la enfermedad de Crohn.

Pero el medicamento tiene un pasado con altibajos. Primero recibió la aprobación de la U.S. Food and Drug Administration en noviembre de 2004, sólo para ser retirado del mercado tres meses más tarde después de que varios pacientes desarrollaran en ensayos clínicos una infección viral poco común pero mortal del cerebro llamada leucoencefalopatía multifocal progresiva.

En junio de 2006, la FDA permitió el regreso del medicamento al mercado, pero bajo estrictas condiciones. De acuerdo con las nuevas directrices, el Tysabri sólo puede ser administrado por médicos homologados, en lugares de infusión y en farmacias que estén registradas y que cumplan con el programa de seguridad del paciente diseñado por Biogen-IDEC, el fabricante de Tysabri, y aprobado por la FDA.

Según los U.S. National Institutes of Health, la esclerosis múltiple es una enfermedad impredecible del sistema nervioso central que puede variar de un estado relativamente benigno a otro algo debilitante o a devastador, a medida que se interrumpe la comunicación entre el cerebro y otras partes del cuerpo.

Muchos investigadores califican la EM como una enfermedad autoinmune, en la que el cuerpo, a través de su sistema inmunológico, ataca sus propios tejidos. En el caso de la EM, la sustancia que rodea las fibras nerviosas, la mielina, es la que sufre el ataque.

Básicamente, este ensayo se puso en marcha luego de que el Tysabri fuera descontinuado , y de que un neurólogo se diera cuenta de que algunos pacientes estaban desarrollando nuevas lesiones a través de escáneres por IRM.

Todos los participantes del ensayo se habían hecho una IRM del cerebro antes de empezar a tomar Tysabri. Luego se sometieron a otro escáner a los 15 meses después, en promedio, de recibir la última infusión del medicamento.

Los participantes se dividieron en dos grupos, uno que había tomado el medicamento por un periodo promedio de tres años y otro que lo había hecho por un promedio de sólo dos meses.

Los escáneres por IRM revelaron que los participantes desarrollaron más de tres veces el número de lesiones cerebrales (áreas dañadas) en un periodo de 15 meses desde la interrupción del medicamento que las que habían tenido antes de empezar a tomarlo. Los que tomaron el medicamento durante el intervalo de tiempo más cortó mostraron la mayor actividad de la enfermedad.

"Prácticamente, las cifras más altas del repunte procedían del grupo que había recibido la terapia por una duración media de sólo dos meses. Creo que este dato es más o menos reconfortante sobre el medicamento", apuntó Richert.

Los síntomas de la EM no mostraron ninguna señal de recaída, agregó el equipo.

Los hallazgos entran en contradicción con un estudio previo que halló que las personas que habían dejado de tomar Tysabri no mostraban un repunte de la enfermedad, añadió Richert. Sin embargo, esos estudios eran un poco distintos.

"Variaban lo suficiente para que ambos pudieran estar en lo cierto, aunque eso no lo sabemos todavía", agregó Richert. "Con todo, es algo que amerita de más estudios. No creo que vaya a cambiar por ahora la forma en que los médicos y las personas que padecen EM usan el medicamento. Debemos mantenernos cautos en cuanto al uso del Tysabri".

Más información

La National Multiple Sclerosis Society tiene más información sobre la esclerosis múltiple.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Randall Light, M.D., clinical assistant professor, family and community medicine, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and a neurologist, Texas Brain and Spine Institute; John Richert, M.D., executive vice president, research and clinical programs, National Multiple Sclerosis Society, New York City; Sept. 12, 2007, online edition, Neurology
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.