Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El hemisferio izquierdo del cerebro podría ser su guardián contra la infección

La investigación sugiere que ese hemisferio influye en el sistema inmunológico

LUNES 24 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Hace mucho que los investigadores saben que un lado del cerebro controla el lenguaje y otro las funciones visuales y espaciales.

Ahora parece que cada hemisferio del cerebro tiene efectos diferentes sobre el sistema inmunológico. Cuando se les extirpó una parte del lado izquierdo del cerebro a personas de lateralidad derecha, se hicieron más susceptibles a la infección, según un nuevo estudio.

Este estudio concuerda con investigaciones previas que demostraban que las personas que sufrían apoplejías en el lado izquierdo del cerebro también tendían a desarrollar más infecciones.

"Esto significa que probablemente haya diferencias en la manera cómo los diferentes lados del cerebro modulan el sistema inmune", declaró el Dr. Kimford Meador, autor principal del estudio que aparece en la edición del 24 de mayo de Annals of Neurology.

"Es algo parecido a las funciones que cada lado tiene en cuanto a las emociones", añadió Meador, presidente de la junta de neurología en el Georgetown University Hospital de Washington, D.C.

Y si bien este nuevo estudio no parece tener implicaciones prácticas inmediatas, abre una gran cantidad de caminos nuevos para la investigación, afirmó Meador. "Eventualmente, habrá implicaciones prácticas", apuntó. "Se trata esencialmente de una pregunta de investigación sobre cómo interactúan el cerebro y el cuerpo".

Se sabe poco sobre las asimetrías del cerebro humano. Sin embargo, estudios en animales han demostrado una conexión entre los diferentes lados del cerebro y las respuestas inmunes.

De hecho, Meador había leído un artículo de un investigador francés que encontró que al provocar lesiones en un lado del cerebro de una rata se obtenía un efecto diferente en el sistema inmune que si la lesión se provocaba en el lado opuesto.

"Me pareció que si sucedía en las ratas, tal vez sucedería en los humanos", recuerda Meador.

Sin embargo, esta teoría presentaba tremendos problemas metodológicos. "Simplemente, no podemos lesionar el cerebro humano a voluntad", dijo Meador.

Pero si las personas van a ser sometidos a cirugía de cualquier manera, podría ser posible observarlos antes y después del hecho, razonó.

Meador y sus colegas examinaron los sistemas inmunes de 22 personas con epilepsia antes y después de la cirugía para extirpar pequeños trozos de sus cerebros, en un esfuerzo por controlar las convulsiones.

Los pacientes que fuero sometidos a cirugías en el lado izquierdo de su cerebro mostraron una disminución de la función inmune, específicamente una reducción de los linfocitos y las células T que luchan contra la infección. Los pacientes que tuvieron cirugías en el lado derecho de sus cerebros mostraron niveles aumentados de linfocitos y células T. Los cambios no estaban relacionados con alteraciones en el ánimo, el estrés o los niveles de cortisona, dijeron los investigadores.

"Se obtuvo este efecto diametralmente opuesto en las células T y los linfocitos", apuntó Meador.

Este hallazgo podría ser verdad sólo para las personas derechas, sin embargo, porque el estudio no incluyó a suficientes zurdos o ambidextros para evaluar su efecto en ellos.

Pruebas de histamina en la piel revelaron asimetrías similares. Las personas a quienes se les practicó cirugía en el lado derecho del cerebro tuvieron una reacción alérgica mayor en el brazo izquierdo.

Estudios previos han sugerido que las personas que sufren de apoplejías en el lado izquierdo del cerebro tienen niveles menores de células T. Los nuevos hallazgos sugieren que estos pacientes podrían necesitar una observación más cercana de las señales de infección, dijo Meador.

El próximo paso para los investigadores, dijo Meador, es reproducir estos resultados en un número mayor de personas y observar cada parte del funcionamiento del sistema inmunológico.

También necesitan descubrir los mecanismos subyacentes a estas diferencias. "Esta comprensión podría llevar a nuevas metodologías para el tratamiento de diferentes tipos de trastornos en el sistema inmunológico", dijo Meador.

Más Información

Para más información sobre la actividad de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro, por favor visite la Indiana University o la San Diego State University.

FUENTES: Kimford Meador, M.D., professor and chairman, neurology, Georgetown University Hospital, Washington, D.C.; May 24, 2004, Annals of Neurology
Consumer News in Spanish