See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El yodo en las vitaminas prenatales varía sustancialmente

Los investigadores anotan que el etiquetado no siempre refleja el contenido, que es crucial para el desarrollo neurológico fetal

MIÉRCOLES, 25 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que la mayoría de las vitaminas prenatales que se comercializan en los EE. UU. no contienen tanto yodo como se indica en la etiqueta.

Esta variación es preocupante, dicen, porque el yodo es de importancia crítica para la salud del feto en desarrollo.

En una carta que aparece en la edición del 26 de febrero de la New England Journal of Medicine, el equipo también anotó que los niveles actuales de yodo encontrados en complementos se encontraban típicamente por debajo de las recomendadas por la Asociación Estadounidense de la Tiroides (ATA).

"El yodo en la nutrición es de importancia crítica en el embarazo", explicó la Dra. Elizabeth Pearce, coautora de la carta y profesora asistente de medicina del Centro médico de la Universidad de Boston. "Las mujeres que tienen deficiencias en el embarazo con frecuencia tienen hijos con CI más bajo o con retrasos neurocognitivos. La deficiencia de yodo es la causa principal de retraso mental prevenible en el mundo".

Sin embargo, a partir de los hallazgos, parece que no existe una vitamina prenatal ideal, en cuanto al yodo", dijo. "Casi la mitad de ellas contienen yodo derivado de algas marinas, que es muy variable".

Buscando en Internet, los autores hallaron 127 vitaminas prenatales de venta sin receta y 96 de venta con receta disponibles en los EE. UU.

El etiquetado de 114 productos (87 sin receta y 27 recetados) decía que las vitaminas contenían yodo. Según el etiquetado, 101 (el 89 por ciento) de estos productos contenían al menos 150 mcg de yodo en dosis diarias.

De las vitaminas, 67 contenían yodo obtenido de yoduro de potasio, 42 de algas marinas y cinco de alguna otra fuente.

"Los productos que contenían yodo de yoduro de potasio tendían a ser más constantes, [pero] 150 mcg de yoduro no son lo mismo que 150 mcg de yodo", recalcó Pearche. "Si realmente se desea que la gente reciba lo que ha recomendado la American Thyroid Association [ATA] (Asociación Estadounidense de la Tiroides), es decir 150 mcg de yodo diarios en un complemento, no existe uno, pero preferiríamos los productos hechos de yoduro de potasio".

Luego de medir la cantidad real de yodo contenida en sesenta productos elegidos al azar, los autores determinaron que la dosis media general era de 119 mcg de yodo. Sin embargo, este nivel varió ampliamente, según el origen del yodo. Por ejemplo, el yoduro de potasio contenía cerca de 76 por ciento de yodo, mientras que el nivel de yodo de las vitaminas que provenían de algas contenía entre 33 y 610 mcg por dosis diaria.

Los investigadores informaron que en trece de las marcas de vitaminas muestreadas, el contenido real de yodo varió de lo indicado en la etiqueta en cincuenta por ciento o más.

"Los valores del yodo están por todo el mapa", concluyó Pearce.

Además de ser esenciales para el desarrollo del feto, el yodo también es crítico para las mujeres lactantes- Además, los adultos que no reciben suficiente de este elemento pueden desarrollar bocio.

Según la información de respaldo del artículo, 2.2 mil millones de personas en todo el mundo sufren de deficiencia de yodo.

La ATA recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes tomen vitaminas prenatales con 150 mcg de yodo al día. Tanto el Instituto de Medicina (IOM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan cantidades más altas. El IOM sugiere 220 mcg a diario durante el embarazo y 290 mcg durante la lactancia, mientras que la OMS recomienda 250 mcg diario durante el embarazo y la lactancia.

Según los investigadores, los fabricantes solo deberían usar el yoduro de potasio y deberían asegurarse de que los complementos contengan al menos 197 mcg de yoduro de potasio para asegurar la dosis de yodo recomendada.

Un representante del sector de los complementos recibió con beneplácito los hallazgos.

"Elogiamos el artículo por identificar un problema potencial significativo y por recomendar de algún modo que se haga algo al respecto", aseguró John Hathcock, vicepresidente principal de asuntos científicos e internacionales del Council for Responsible Nutrition de Washington, D.C. "Si los niveles de yodo continúan reduciéndose (los niveles de yodo entre los adultos estadounidenses se han reducido en cerca de cincuenta por ciento desde los años setenta, más dramáticamente entre las mujeres en edad fértil] e incluso a los niveles actuales, podría haber grupos de individuos con ciertos hábitos dietéticos que podrían [desarrollar problemas]".

Las diferencias en los requerimientos de etiquetado para productos alimenticios o farmacéuticos por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos también podrían explicar algunas de las discrepancias, agregó Hathcock.

La buena noticia, según Pearce, es que la deficiencia leve al yodo en los EE. UU. probablemente no cause retrasos en el desarrollo neuronal de consideración o siquiera detectables.

"Sin embargo, debido a que conocemos el potencial que hay y es tan fácil de prevenir, tiene sentido asegurarse de que las mujeres reciban nutrición de yodo adecuada", dijo.

Los consumidores deberían poder leer la etiqueta independientemente de que el yodo provenga de algas marinas o de yoduro de potasio, dijo.

Más información

Para saber más acerca de la deficiencia de yodo, visite la American Thyroid Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Elizabeth N. Pearce, M.D., assistant professor, medicine, Boston University Medical Center; John Hathcock, Ph.D., vice president, scientific and regulatory affairs, Council for Responsible Nutrition, Washington, D.C.; Feb 26, 2009, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined