See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estudio cuestiona aleatoriedad de los sueños

Los investigadores descubren que el cerebro secciona los sueños en dos periodos

JUEVES 16 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Sus sueños más intensos probablemente empiecen momentos después de haberse acostado.

Un nuevo estudio reveló que los sueños más agresivos y cargados emocionalmente tienden a ocurrir en la etapa inicial del sueño del movimiento ocular rápido (REM, por sus siglas en inglés), mientras que en el sueño más profundo sin REM, lo sueños son menos intensos.

El hallazgo de que el cerebro secciona los sueños en dos periodos separados del sueño puede descartar la teoría de que los sueños no son más que un repaso mental de imágenes aleatorias, según los investigadores.

"Esta ha sido una teoría muy dominante durante la última década, y si nuestro estudio es replicado, entonces la hipótesis de que los sueños son aleatorios y sin propósito alguno sería refutada", dijo el líder de la investigación Patrick McNamara, profesor de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Estos hallazgos aparecerán en la edición de Febrero de Psychological Science.

Cada vez que se duerme se puede soñar: Aunque ambas son funciones humanas fundamentales, el debate continúa sobre el propósito exacto (si es que lo hay) de soñar.

En su estudio, el equipo de McNamara decidió observar si el contenido de los sueños variaba dependiendo de las etapas del sueño. Para hacerlo, equiparon a 15 estudiantes universitarios con "gorros para dormir" especiales que grababan si estaban en el sueño REM o no-REM.

De acuerdo a la explicación de McNamara, el sueño REM se da durante las primeras horas conforme se adentra en el sueño, mientras que la fase no-REM típicamente abarca las siguientes seis horas en un ciclo normal de 8 horas de sueño. Durante el sueño REM, el cerebro permanece un tanto más activo que en el sueño no-REM, especialmente cuando se trata de las regiones cerebrales relacionadas con las emociones.

Como parte del experimento, los investigadores despertaron a los participantes durante el sueño REM y no-REM, y les solicitaron que grabaran verbalmente sus sueños, pensamientos y sentimientos inmediatamente tras haber sido despertados.

"Encontramos que el sueño no-REM y REM se especializa en tipos de sueños que ellos estimulan", observó McNamara.

Específicamente, los sueños en los cuales el durmiente está alterado o "emocionalmente agresivo" hacia otra persona fueron mucho más comunes en el sueño REM. De hecho, estos sueños socialmente agresivos nunca se encontraron que ocurrían durante el sueño no-REM a través de todo el estudio.

Por otro lado, los sueños que involucraban interacciones sociales gratas y no amenazantes conformaron el 90 por ciento de todos los tipos de sueño de "socialización" grabados durante el sueño no-REM, según los investigadores. Dicha cifra se redujo a un 54 por ciento durante el sueño REM.

¿Por qué el cerebro podría soñar de forma distinta según la etapa del sueño? McNamara sólo puede especular en este punto, pero dijo que "existen dos posibilidades".

Por ejemplo, los sueños pueden ser la forma en que el cerebro "ensaya" las interacciones sociales, comentó, preparando a las personas para los retos emocionales que están por venir. McNamara señaló que ciertos genes ayudan a gobernar los comportamientos agresivos o pasivos, por lo que podría ser posible que estos genes sean más o menos activos durante el sueño REM contra el no-REM.

El hecho de que las regiones cerebrales relacionadas con las emociones permanecen activas durante la etapa inicial del sueño REM puede fomentar los sueños emocionalmente agresivos durante ese momento, declaró el experto Richard Bootzin de la Universidad de Arizona.

Bootzin dijo que el estudio de McNamara "abre la puerta a muchas nuevas preguntas", pero advirtió que tenía sus limitaciones.

"Hay que recordar que éstos eran estudiantes universitarios, de entre 18 y 22 años de edad", mencionó. De acuerdo a Bootzin, los adolescentes y los adultos jóvenes tienden a tener menos control sobre sus impulsos neurológicos que los adultos mayores, por lo que los hallazgos quizás no puedan replicarse en poblaciones de mayor edad.

Los sueños que se dan durante el sueño REM también tienden a ser mucho más prolongados que lo sueños no-REM, añadió Bootzin, por lo que los hallazgos pueden simplemente reflejar diferencias en el contenido emocional de los sueños prolongados contra los sueños cortos.

McNamara coincidió en que se requiere de mucha más investigación antes de poder obtener cualquier conclusión sólida. Pero también permanece intrigado sobre lo que los hallazgos puedan significar para la vida diaria.

Si el cerebro está organizando los sueños bajo un propósito, entonces los sueños socialmente orientados podrían "limitar, dar forma, modular o influenciar el número y los tipos de interacciones en las que usted se involucrará durante el día que está por venir", apuntó McNamara.

La próxima serie de experimentos de McNamara estudiará sólo esa posibilidad, comparando los patrones de sueño de los durmientes con la socialización que tengan durante el siguiente día.

Si dichos experimentos muestran una correlación real, comentó que "puede que si usted desea entender por qué la gente hace las cosas que hace durante el día (en términos de sus interacciones sociales), el lugar en donde encontrará las respuestas será en sus sueños".

Más información

Para más información sobre la realidad de los sueños, diríjase a la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Patrick McNamara, Ph.D., assistant professor, neurology, Boston University School of Medicine, Boston; Richard Bootzin, Ph.D., professor, psychology, and director, Insomnia Clinic, University of Arizona, Tucson; February 2005 Psychological Science
Consumer News in Spanish