See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Expertos divididos sobre si el Presidente de la Corte Suprema Roberts tiene epilepsia

Las convulsiones podrían ser causadas por epilepsia, que se puede controlar con medicamentos

MARTES 31 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- El Presidente de la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU., John Roberts, salió de un hospital de Maine el martes por la mañana con el visto bueno del médico, un día después de sufrir una convulsión y una caída en un muelle cercano a su casa de veraneo.

Sin embargo, los médicos entrevistados por HealthDay estaban divididos sobre si la convulsión, la segunda que este jurista de 52 años ha sufrido en 14 años, es señal de que Roberts tenga epilepsia, una afección neurológica que podría hacer que fuera necesario que tomara medicamentos contra las convulsiones para controlar el trastorno.

Roberts abandonó el Centró médico Penobscott Bay de Rockport poco antes del medio día luego de sufrir lo que los médicos describieron como una convulsión inexplicable cerca a su casa de veraneo de Port Clyde en la isla Hupper. Los médicos que lo examinaron no encontraron señales de tumores, accidentes cerebrovasculares ni ninguna otra explicación para el episodio. Según declaraciones de Kathy Arberg, vocera de la Suprema Corte, a la Associated Press, Roberts planea continuar con sus vacaciones de verano.

La primera convulsión de Roberts sobre la que se informó de tuvo lugar mientras jugaba golf en 1993.

En una llamada telefónica con el Presidente Bush el martes por la mañana, Roberts dijo que le estaba yendo bien. El presidente de la Suprema Corte "sonaba de buen ánimo", según informó a la AP Tony Snow, secretario de prensa de la Casa Blanca.

El lunes, una declaración de la Suprema Corte decía que el presidente de ese cuerpo legislativo se había "recuperado completamente" de la convulsión de las 2 p.m. y se había sometido a "una evaluación neurológica exhaustiva que no reveló causas de preocupación". Pernoctó en el hospital como "precaución", según reportó The New York Times.

El Dr. Steven Pacia, jefe de neurología del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, aseguró que, teniendo en cuenta que se trata de la segunda vez que Roberts sufre una convulsión, es "probable" que tenga epilepsia. "Es lo más probable según lo que sabemos a partir de lo que se ha publicado", aseguró.

Pacia anotó que las convulsiones pueden ser causadas por una susceptibilidad heredada que se desencadena por factores como la falta de sueño y el estrés. "Me suena a que tiene síndrome de epilepsia generalizada idiopática, lo que significa que tiene susceptibilidad a las convulsiones en ciertas circunstancias", explicó.

La Dra. Laura Kalayjian, profesora asistente de neurología y codirectora del Centro de epilepsia de la Universidad del sur de California, estuvo de acuerdo en que Roberts probablemente tenga epilepsia.

"La definición de epilepsia es tener dos convulsiones no provocadas", puntualizó Kalayjian.

Las probabilidades de que alguien sufra otra convulsión luego de la primera son cercanas al 30 por ciento, según Kalayjian. "Ahora, el riesgo de que Roberts tenga otra convulsión es superior al 50 por ciento", dijo.

Sin embargo, Kalayjian agregó que no es seguro que Roberts haya tenido una convulsión el lunes. Otras razones para este tipo de evento son arritmias o hipoglucemia, agregó.

Aún si Roberts tiene epilepsia, eso no debe afectar su trabajo, según Kalayjian. "Uno no sabría que la mayoría de las personas que tienen epilepsia la tienen", dijo. "A cerca del 70 por ciento de los pacientes les va bien, tienen trabajos de alto nivel, conducen automóviles. Es sólo el 30 por ciento que tiene convulsiones no controladas que necesitan centros de epilepsia especializados para controlar sus convulsiones".

Otra experta considera que es demasiado pronto para decir que Roberts tenga epilepsia.

"Son muchas las causas de una convulsión, además de la epilepsia, algunas de las cuales son muy difíciles de detectar con un examen por IRM convencional. Necesitan pruebas más sofisticadas", aseguró la Dra. Isabelle Germano, profesora de neurocirugía de la Escuela de medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

Germano estuvo de acuerdo en que dos convulsiones son, por definición, epilepsia. "Sin embargo, por lo general, en la población adulta, no observamos un intervalo de 14 años entre las convulsiones", señaló. "El largo intervalo podría indicar otra cosa".

Además, que los dos eventos sean convulsiones no está claro, según Germano. "No sabemos si realmente fue un evento convulsivo o un síncope (desmayo)", advirtió.

Antes de considerar comenzar con medicamentos contra las convulsiones, hacen falta más pruebas para tratar de descubrir la razón de la convulsión de Roberts, aseguró Germano.

Bien sea que sea necesario o no tomar estos medicamentos es algo que los médicos de Roberts tendrán que evaluar, comentó Kalayjian. "Su médicos deben estar tratando de determinar si hubo desencadenantes para la convulsión", dijo.

Kalayjian anotó que los medicamentos sí ofrecen algo de protección al aumentar el umbral de una convulsión. "Esto le daría [a Roberts] un nivel adicional de protección, sobre todo si va a estar conduciendo o realizando otras actividades", dijo.

Sin embargo, los medicamentos contra las convulsiones tienen sus efectos secundarios, señaló Kalayjian, como mareo y somnolencia.

Además, agregó Kalayjian, es importante obtener relatos presenciales de lo que sucedió el lunes. "También es importante obtener un relato del propio paciente de los hechos, si hubo algún cambio neurológico antes del evento", dijo.

El lunes, Roberts fue conducido en ambulancia al Centro médico de Penobscot Bay. Estaba "consciente y alerta" cuando lo pusieron en la ambulancia, según declaró a The New York Times Tim Polsky, el jefe de bomberos de la ciudad de St. George, en donde se encuentra Port Clyde.

Según la Epilepsy Foundation, se define epilepsia como convulsiones crónicas. También se le llama trastorno de convulsiones. Una convulsión tiene lugar cuando un aumento brusco y corto de la actividad eléctrica afecta todo o parte del cerebro. Para el 70 por ciento de las personas que tienen convulsiones y epilepsia, se desconoce la causa de la afección.

Las convulsiones pueden durar desde algunos segundos hasta algunos minutos. Los síntomas pueden variar, desde convulsiones y pérdida de la conciencia hasta algunos episodios que no siempre se reconocen como convulsiones por quienes los experimenta ni por los profesionales de atención de la salud, como mirar al vacío, hacer ruidos con los labios o tener movimientos espasmódicos de brazos y piernas.

El 1 por ciento de la población estadounidense, más de 3 millones de personas, recibe tratamiento para la epilepsia, generalmente con medicamentos contra las convulsiones, aseguró la fundación.

Más información

Para más información sobre la epilepsia, visite la Epilepsy Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Isabelle Germano, M.D., professor, neurosurgery, Mount Sinai School of Medicine, New York City; Laura Kalayjian, M.D., assistant professor of neurology, co-director, Epilepsy Center, University of Southern California, Los Angeles; Steven Pacia, M.D., chief of neurology, Lenox Hill Hospital, New York City; Associated Press; The New York Times
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined