See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Expertos señalan que no es necesario preocuparse por los informes sobre Ambien

Conducir o comer durante el sueño son incidentes preocupantes pero fuera de lo común

LUNES 20 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Una mujer de Colorado se pone violenta después de que la policía la encontrara conduciendo en camisón en invierno y luego orinando en una intersección.

Una mujer de Florida pasa de la talla 1 a la 12 luego de años de atracarse durante las noches.

Una oficial de inteligencia de la Marina de Tampa es esposada y amenazada con despido deshonroso luego de robar algunos DVDs de la tienda de su base.

Todos estos incidentes, sobre los que se informa la semana pasada en The New York Times y The Washington Post, tienen algo en común, la persona involucrada alegaba haber estado durmiendo durante todo el proceso luego de haber tomado la pastilla para dormir Ambien.

La mayoría aseguraba que no recordaba nada, o muy poco, de los hechos en cuestión.

Estos y otros informes recientes similares en los medios sobre comportamientos extraños al usar Ambien han llenado de temores a muchos de los millones de estadounidenses que toman el medicamento en espera de poder pasar una noche tranquila.

Según los expertos, esos temores son, en su mayoría, infundados.

"Parecería que hay una explosión de casos como estos, pero cuando hay 26 millones de recetas circulando y apenas 48 casos reportados a la [U.S. Food and Drug Administration], la mayoría de los cuales tenían que ver con el uso inadecuado del medicamento, las cifras son sumamente reducidas", aseguró Donna Arand, directora clínica del Centro para trastornos del Sueño Kettering de Ohio y vocera de la American Academy of Sleep Medicine (AASM).

Las cifras a las que hizo referencia provienen de la base de datos para informar sobre eventos adversos de la FDA, que le ha dado seguimiento a los informes de los pacientes sobre sonambulismo relacionado con medicamentos desde 1997.

Según estas cifras, Arand asegura que considera que "en general, los medicamentos disponibles son seguros para casi todo el mundo".

Los expertos anotan que Ambien y sus dos competidores más nuevos en el mercado de miles de millones de dólares de pastillas para dormir, Lunesta y Sonata, funcionan prácticamente de la misma manera, uniéndose al receptor de benzodiacepina en la superficie de las neuronas que ayudan a controlar el ciclo de vigilia y el sueño.

Según el Dr. Michael Thorpy, director del Centro de trastornos de vigilia y sueño del Centro médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, los especialistas han sabido por mucho tiempo que los riesgos de sonambulismo y otras "parasomnias" aumentan cuando las personas toman pastillas para dormir.

El sonambulismo tiene lugar cuando el cerebro no despierta a la misma velocidad que el cuerpo. "Estas parasomnias se relacionan con la cantidad de tiempo que las personas han pasado en sueño bastante profundo de ondas bajas", explicó. "Así, si un agente de sueño hace que usted duerma de forma más consistente y se despierte menos, es más posible que tenga más de estos comportamientos".

De hecho, la literatura que viene con Ambien menciona que las parasomnias son efectos secundarios extraños pero potenciales, así como la pérdida temporal de la memoria.

Según Arand y Thorpy, no existe evidencia sólida de que los usuarios de Ambien tengan más probabilidades de experimentar parasomnias que quienes usan otras pastillas para dormir. "Quizá haya algo específico que haga que sea más probable que Ambien produzca este tipo de comportamiento que otros hipnóticos, aunque eso es difícil de determinar por el momento porque se trata, primordialmente, del medicamento más utilizado que hay", aseguró Thorpy.

Sin embargo, otro experto, cuyo equipo ha estudiado el fenómeno de atracarse durante el sueño relacionado con Ambien, toma una posición menos ambivalente.

"Hay poca duda en mi mente o en la de mis colegas de que Ambien puede hacer esto", aseguró Michael H. Silber, codirector del Centro de trastornos del sueño de la Clínica Mayor y presidente electo de la AASM. "No me parece que sea común sino que se trata de una minúscula minoría de los pacientes de Ambien. Pero como ha surgido esto públicamente, he recibido dos mensajes de correo electrónico apenas en las últimas 24 horas de pacientes que aseguran que no se habían dado cuenta de las probabilidades hasta que leyeron los informes.

Al comer durante el sueño, los pacientes aumentan de peso luego de atracarse durante la noche repetidamente sin poder recordarlo al despertar. "Hemos tenido pacientes que, tan pronto comenzaron a usar Ambien, comenzaron a comer durante el sueño", aseguró Silber. "Luego, suspendieron Ambien y dejaron de comer dormidos. Publicamos sobre esto por primera vez hace algunos años y en los cinco años siguientes, no lo hemos visto con otros medicamentos para dormir".

Sanofi-Aventis, el laboratorio francés que fabrica Ambien declaró a The New York Times que por mucho tiempo ha sabido que las parasomnias son un efecto secundario fuera de lo común del medicamento y continúa informando sobre dichos casos. La FDA declaró al periódico que vigila el registro de seguridad de Ambien.

Entretanto, un grupo de litigantes estadounidenses que asegura que el medicamento desencadenó parasomnias peligrosas interpuso demandas federales contra Sanofi-Aventis el 6 de marzo.

¿Por qué habría de ser Ambien, aprobado en 1993, distinto que los medicamentos más nuevos para dormir Sonata, aprobado en 2002, y Lunesta, que salió el año pasado?

Los expertos aseguran que la respuesta podría estar en la "media vida" de Ambien, es decir, la cantidad de tiempo que permanece activo en el cerebro. "Permanece por un tiempo un poco inferior que el de Lunesta y más que Sonata", aseguró Silber. "Así, puede que tenga algo que ver con la media vida, el hecho de que permanezca durante tres a cinco horas podría ser apenas el tiempo necesario para hacer lo que hace. Pero no estamos totalmente seguros".

Algo que los expertos si saben es que Ambien, como todos los medicamentos, sólo se puede tomar según las indicaciones. En muchos de los casos sobre los que se ha informado, los usuarios han combinado el medicamento con alcohol y otros medicamentos, o lo han tomado sin suficiente anticipación antes de una actividad peligrosa, como conducir. "La gente también podría estar excediendo la dosis [recomendada]", aseguró Thorpy. "La dosis usual es de 5 ó 10 miligramos, aunque a veces la gente toma 20, lo que podría tener algo que ver".

Más información

Para más consejos sobre cómo pasar una buena noche, vaya a la American Academy of Sleep Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.