See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Slinky evita aneurismas cerebrales

Estudio encuentra que funcionan mejor que la cirugía

Jueves, 24 octubre (HealthDayNews) -- Ensartar pequeños espirales de platino en aneurismas cerebrales previene más muertes e incapacidad de lo que hace la cirugía que engrapa las venas abultadas, de acuerdo con una gran comparación internacional de las dos técnicas.

Los espirales, que los investigadores describen como mini-Slinky, trabajaron tan bien que los científicos dejaron de enlistar nuevos pacientes en el estudio antes de lo planeado. Un informe sobre los hallazgos aparecen en la edición de esta semana de "The Lancet".

El doctor Kieran Murphy, un neuroradiólogo interventivo en John Hopkins University en Baltimore y uno de los principales líderes de la prueba, llama a los hallazgos "un importante avance" que cambiará la práctica médica. Sin embargo, dice que hay actualmente sólo aproximadamente 200 especialistas en dichos espirales en los Estados Unidos, de manera que muchos pacientes elegibles para los artefactos no tendrán acceso a un doctor que pueda llevar a cabo el procedimiento.

Una aneurisma es equivalente a una burbuja en el neumático de una bicicleta sólo que en el cerebro, una potencial bomba de tiempo. Tantos como 18 millones de estadounidenses tienen aneurismas no rotos y en 30,000 ocurren rupturas en los aneurismas cada año. Las rupturas son por lo general catastróficas, lo que deja a 15 por ciento de los pacientes muertos antes de que puedan llegar al hospital. La mitad de los pacientes mueren en un mes, y muchos del resto quedan con problemas neurológicos incapacitantes.

Tratamiento convencional para los aneurismas rotos es abrir el cráneo, localizar la arteria afectada y grapar la ruptura para detener la hemorragia. Este procedimiento es altamente invasivo, requiere que los cirujanos exploren profundamente en el cerebro, y conlleva una gran destreza evitar perjudicar las partes saludables del órgano.

Los espirales endovasculares también son invasivos. Los pequeños enlaces platinados que se sitúan en un diámetro de dos a 20 milímetros -- se introducen en largos catéteres y se injertan con la ayuda de imágenes de rayos X mediante la arteria femoral de la ingle hasta el cerebro.

Una vez colocados en el aneurisma los artefactos estirados se reúnen para adquirir su forma de espiral, llenado el bolsillo. La presencia del metal estimula la obstrucción y, por último, el tejido cicatriza sellando el abultamiento. Espirales "bioactivos" más nuevos tienen medicamentos que revisten al platino que acelera el proceso de curación, aunque estos no fueron probados en el más reciente estudio.

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. aprobó el uso de espirales tanto en aneurismas rotos como en los no rotos, y se han tornado ampliamente utilizados. Sin embargo, los doctores tienen poca evidencia de cómo comparan con la cirugía.

El más reciente estudio incluyó 2,143 hombres y mujeres con aneurismas rotos en 43 centros médicos a nivel mundial. Aproximadamente la mitad recibió los espirales y la otra mitad pasó por la cirugía. Todos los pacientes eran candidatos igual de buenos para cualquiera de los procedimientos, una situación que no siempre refleja la experiencia clínica del mundo real. Murphy estimó que quizás de un tercio a 40 por ciento de pacientes de aneurisma caerían en una categoría o la otra.

Luego de un año, 24 por ciento de los 801 pacientes con los espirales habían muerto o quedaron seriamente incapacitados, en comparación con casi 31 por ciento de los 793 pacientes de cirugía continuaban en el estudio, una diferencia de aproximadamente 23 por ciento. El procedimiento de los espirales redujo el riesgo de muerte en casi 7 por ciento en comparación con la cirugía.

La tasa de episodios adicionales de sangrado luego de cada procedimiento fue baja pero resultó ser levemente mayor en el grupo de los espirales. "Necesitamos dar seguimiento a estos pacientes a medida que pase el tiempo para obtener evidencia" de que los espirales están dejando escapar la sangre, dijo Murphy.

El doctor Jacques Dion, un experto en el cerebro en Emory College en Atlanta quien ejecuta implantes de espirales, expresó que los nuevos hallazgos podría cambiar el patrón de cuidado para las personas con aneurismas rotos. "Se convertirá en algo poco ético no proponer la posibilidad del procedimiento de espirales en un escenario donde tanto la cirugía convencional como la de espirales se pueda llevar a cabo", indicó Dion, presidente anterior inmediato de la Sociedad Americana de Neuroradiología Terapéutica e Interventiva.

Aunque el procedimiento del espiral es aproximadamente 30 por ciento más barato que la cirugía para aneurismas no rotas, en pacientes con hemorragia el costo para cerrar la ruptura es sobrepasado por el gasto de tratar su resultado, que incluye derrame. "Todavía permanecemos maniatados en el caso de un pacientes muy enfermo que va a pasar mucho tiempo en la unidad de cuidado intensivo", dijo Dion.

La prueba internacional estará evaluando la rentabilidad de los dos procedimientos en los próximos cinco años.

Qué hacer

Para un vistazo en cómo funcionan los espirales cerebrales, visita Johns Hopkins University. Para más sobre neuroradiología interventiva, visita la Sociedad Americana de Neuroradiología Terapéutica e Interventiva. Escuela de Medicina de Johns Hopkins University, Baltimore; Jacques Dion, M.D., jefe, neuroradiología interventiva, Emory University Hospital, Atlanta; 26 de octubre de 2002, "The Lancet"

Fuentes: Kieran Murphy, M.D., profesor asociado, radiología y cirugía neurológica, Escuela de Medicina de Johns Hopkins University, Baltimore; Jacques Dion, M.D., jefe, neuroradiología interventiva, Emory University Hospital, Atlanta; 26 de octubre de 2002, "The Lancet"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined