See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Con una dieta mejor, un cerebro más grande?

man serving salad from a bowl

MIÉRCOLES, 16 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Uno va al gimnasio para tener unos músculos más grandes, pero, ¿y si lo que quiere es mejorar el cerebro para mantener la agudeza mental? Una nueva investigación sugiere que quizá tenga que ir al pasillo de los productos agrícolas.

Las personas que consumían unas dietas ricas en verduras, frutas, frutos secos y pescado tenían un cerebro más grande que sus contrapartes que no estaban tan bien nutridos, según un estudio de gran tamaño realizado en los Países Bajos.

"Seguir una calidad de dieta generalmente saludable es beneficioso para la salud cerebral y podría ser una estrategia preventiva adecuada para mantener y aumentar la cognición [el pensamiento y la memoria] en las personas mayores con un buen estado de salud", planteó la autora principal del estudio, la Dra. Meike Vernooij, profesora de imágenes poblacionales en el Centro Médico de la Universidad de Erasmus, en Róterdam.

El estudio incluyó a más de 4,200 personas de a partir de 45 años al inicio. La edad promedio fue de 66 años, dijeron los investigadores.

Los voluntarios del estudio completaron una encuesta sobre qué tipos y cuánta cantidad de comida consumieron en el mes anterior. La encuesta incluyó a casi 400 productos alimentarios.

Los investigadores observaron la calidad de la dieta basándose en las directrices dietéticas holandesas. La calidad de la dieta se midió en una escala de 0 a 14, en la que 14 era la más saludable. Las mejores dietas contenían mucha fruta y verdura, frutos secos, granos integrales, productos lácteos y pescado, y pocas bebidas azucaradas, indicaron los investigadores.

La puntuación promedio de las dietas fue de 7, encontró el estudio.

Los participantes también se sometieron a una IRM para medir el tamaño de su cerebro. También se recopiló información sobre otros factores que podrían afectar al tamaño del cerebro, como la hipertensión, la actividad física y fumar.

Después de ajustar los datos para tener en cuenta dichos factores, los investigadores observaron que una puntuación más alta en la dieta se asoció con un mayor volumen cerebral. Las personas con las dietas más saludables tenían un cerebro que era aproximadamente 2 mililitros mayor que los que comían alimentos menos saludables.

¿Podría una diferencia de 2 mililitros (ml) en el tamaño cerebral realmente traducirse en unas mejores habilidades de pensamiento y memoria? Los investigadores dijeron que sí, que eso es lo que parece.

"Se sabe que el riesgo de deterioro cognitivo aumenta con una edad avanzada. Además, con el aumento de la edad nuestro volumen cerebral se reduce", dijo Vernooij.

"En nuestro población, un aumento de un año de edad se asoció con una reducción del volumen cerebral total de 3.66 ml, así que la diferencia en el volumen cerebral que encontramos es de la misma magnitud que aproximadamente un aumento de edad de 6 meses [para los que tienen una dieta menos saludable]", explicó.

Pero Vernooij también indicó que el estudio no puede demostrar una relación de causalidad; solo se diseñó para buscar una asociación entre la dieta y el tamaño cerebral.

Cuando los investigadores observaron lo que se conoce como la dieta mediterránea (un plan que también está lleno de productos agrícolas, pescado y frutos secos) encontraron resultados parecidos: una alimentación más saludable se asoció con tener un cerebro más grande.

¿Cómo puede una buena dieta ayudar al cerebro?

Es posible que una buena nutrición en la juventud (cuando el cerebro se está desarrollando y creciendo) podría llevar a tener un cerebro más grande. Y es posible que las personas del estudio que comían una dieta saludable hayan estado comiendo bien desde que eran jóvenes, sugirieron los investigadores.

James Hendrix, director de iniciativas globales de ciencia de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), dijo que una dieta saludable podría llevar a un mejor flujo sanguíneo.

"Pensamos que lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro. Si su corazón está funcionando bien y llevando a un buen flujo sanguíneo al cerebro, el cerebro funcionará mejor", dijo.

"Un hipótesis del Alzheimer es que las proteínas amiloidea y tau se acumulan porque no se eliminan de forma adecuada. Quizá el cerebro necesite un buen flujo sanguíneo para eliminar esas proteínas", sugirió.

Hendrix dijo que es importante indicar que no hubo un alimento saludable que marcara la diferencia, sino más bien una dieta saludable en general.

"En EE. UU. nos encanta encontrar respuestas simples, pero esto está diciendo que se trata de todas las cosas que uno come, así que pongamos algo de pescado y de verduras de hoja y granos integrales en la dieta", añadió.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 16 de mayo de la revista Neurology.

Más información

Aprenda más sobre la salud cerebral en la Asociación del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Meike Vernooij, M.D., Ph.D. professor, population imaging, Erasmus University Medical Center, the Netherlands; James Hendrix, Ph.D., director, global science initiatives, Alzheimer's Association; May 16, 2018, Neurology, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined