Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Los niños no están programados para el movimiento lento

Los cerebros de los jóvenes son mejores al juzgar los objetos de movimiento rápido, según la investigación

VIERNES 13 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los padres que piensan que les están facilitando las cosas cuando le lanzan bolas especialmente lentas a los niños no están necesariamente apoyando los puntos fuertes de sus hijos.

Investigadores neurológicos de Canadá reportan que los niños podrían tener más problemas golpeando esas bolas lentas porque sus cerebros no están programados para los movimientos lentos.

"Cuando le lanza algo lentamente a un niño, piensa que le está haciendo un favor y ayudándolo. De hecho, una pelota lenta le parece estacionaria a un niño", explicó en una declaración preparada la profesora de psicología de la Universidad de McMaster Terri Lewis.

En su investigación, Lewis y sus colegas encontraron que hacer los lanzamientos más veloces en realidad permitía a los niños juzgar de manera más exacta la velocidad de la bola. Existe un número de razones para esto, apuntó Lewis.

"Nuestro cerebro tiene muy pocas neuronas que manejan específicamente el movimiento lento, y muchas neuronas que manejan el movimiento más rápido", explicó. "Aún los adultos son peores a velocidades bajas que a velocidades más altas. Las neuronas inmaduras del cerebro de un niño hacen que el niño sea especialmente malo en juzgar las velocidades lentas.

"La inmadurez coloca en desventaja a las pocas neuronas que son responsables de ver a velocidades lentas más que a las muchas neuronas responsables de ver a velocidades más rápidas", señaló Lewis. "Una vez el cerebro desarrolla la madurez, se hace más adepto en manejar las velocidades lentas".

El estudio aparecerá en la edición de julio del boletín Vision Research.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre el crecimiento y desarrollo de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: McMaster University, news release, May 4, 2005
Consumer News in Spanish