No se preocupe si los niños no pueden medir proporciones

Según un estudio, los intentos por utilizar juguetes demasiado pequeños son parte del desarrollo normal

MARTES 13 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Puede que se preocupe cuando su niño intente bajar por un tobogán en miniatura, entrar a un minúsculo coche de juguete, o meter los pies en zapatos de muñeca.

Según investigadores que publicaron un reporte en la edición del 14 de mayo de Science, debe relajarse y disfrutar del humor visual, ya que tales errores de percepción son una parte normal del desarrollo.

"Estamos bastante seguros de que a cierto nivel, los niños saben que es demasiado pequeño", afirmó el coautor del estudio, David H. Uttal, un profesor asociado de psicología y educación en la Northwestern University.

El grupo de investigadores de la Universidad de Virginia y la Universidad de Illinois, llama a tales errores "errores de escala", y piensan que son el resultado de la inmadurez y la falta de comunicación entre dos sistemas cerebrales.

El trío de investigadores decidió conducir un estudio formal luego de que cada uno observó a su propio niño (o los niños que veían en ambientes de investigación) tratar de interactuar o jugar con un objeto que era claramente demasiado pequeño para ser usado en la manera en que deseaban.

Para el estudio, los investigadores primero observaron a 54 niños entre los 18 y los 30 meses de edad en una sala de juegos. Interactuaban con un tobogán de interiores de gran tamaño en el que podían caminar y deslizarse, una silla para niños en la que se podían sentar, y un coche en el que podían entrar y empujar con sus pies.

Luego se llevó a los niños a dar un paseo y de vuelta a la sala de juegos. Encontraron réplicas en miniatura del tobogán, la silla y el coche. Si los niños no jugaban con los objetos, los investigadores guiaban su atención hacia éstos.

Los investigadores observaron 40 "errores de escala" (incidentes en que los niños trataron de interactuar o jugar con los objetos en miniatura) en 25 de los 54 niños. Los errores fueron más comunes entre niños de 2 años de edad, y eran menores en los niños de más edad.

Uttal dijo que los errores son similares a lo que los investigadores llaman "fallas de acción" en los adultos. Por ejemplo, un adulto sentado al lado de un fuego que está empezando a apagarse puede levantarse del sofá con la intención de alimentar el fuego, y tomar el control remoto de la televisión por error.

"No sabemos si las fallas de acción de los adultos y los errores de escala de los niños son lo mismo", dijo Uttal.

Lo que los investigadores consideran que sucede con los niños es, en primer lugar, una falla del "control inhibidor". En otras palabras, el cerebro no dice "Para, eres demasiado grande para ese tobogán en miniatura". Esto refleja inmadurez en el área del cerebro denominada corteza prefrontal, dijo Uttal.

También puede deberse a falta de comunicación entre dos sistemas cerebrales, dijo Uttal.

"El reconocimiento visual de un objeto y el control motor de su cerebro que le indica a su cuerpo cómo moverse son [controlados por] diferentes partes del cerebro", apuntó. "La parte del cerebro que en realidad controla el acto de colocar su cuerpo en una silla no es la misma parte del cerebro que identifica a la silla como un objeto para sentarse. Ocasionalmente, estas dos partes no se comunican entre sí".

Ahí es cuando ocurre el error.

Otro experto alaba la nueva investigación, afirmando que ayudará a tranquilizar a los padres de los niños más pequeños. "Pienso que es un estudio extremadamente interesante e importante", afirmó Susan Carey, profesora de psicología de la Universidad de Harvard.

"Si los padres ven que sus hijos hacen este tipo de cosas, no puedo imaginarme que se preocupen", dijo. "Pienso que los padres lo verían como algo muy divertido, y esa es exactamente la reacción correcta".

La explicación de los investigadores sobre el sistema inhibidor es probablemente correcta, apuntó Carey. Pero, añadió, se necesita más evidencia para comprobar la especulación de que los dos sistemas cerebrales no se están "comunicando" el uno con el otro.

El equipo de Uttal planea continuar la investigación. Invitan a los padres a enviar ejemplos de los errores de escala de sus niños a Uttal a scale@psych.northwestern.edu.

Más Información

Para obtener más información sobre los errores de escala de los niños, visite la Universidad de Virginia. Para ver videos, haga clic en "Current Projects" (proyectos actuales). Para obtener más información sobre la crianza de los hijos, visite la American Academy of Pediatrics.

FUENTES: David H. Uttal, Ph.D., associate professor, psychology and education, Northwestern University, Evanston, Ill.; Susan Carey, Ph.D., professor, psychology, Harvard University, Boston; May 14, 2004, Science
Consumer News in Spanish