Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Recuperación de bombero con daño cerebral considerada un misterio

La ciencia no puede dar una explicación exacta de este evento tan poco común

JUEVES 5 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Nadie sabe por qué sucedió, por qué Donald Herbert comenzó a hablar y a responder a las personas súbitamente una década después de que una lesión cerebral lo dejara principalmente sin capacidad para responder a los estímulos y en un asilo para enfermos.

Herbert, un bombero de 43 años de edad de Buffalo, Nueva York, fue dejado inconsciente por escombros de un edificio que se quemaba en 1995 y permaneció ciego y prácticamente mudo hasta el sábado, cuando súbitamente preguntó por su esposa.

"¿Por cuánto tiempo estuve ausente?", preguntó Herbert, según la Associated Press.

Tales recuperaciones aparentes han sucedido antes, pero raras veces, y usualmente no luego de un intervalo tan largo. Hace unos dos años, un mecánico de Arkansas, víctima de un accidente de tránsito, quien no había hablado en 19 años, comenzó a hablar súbitamente. Y un policía de Tennessee rompió un silencio de ocho años causado por un disparo accidental. Esa recuperación duró apenas unas 18 horas.

De hecho, la esposa de Herbert, Linda Herbert, afirmó el miércoles que su esposo había tenido momentos de lucidez en días recientes, pero nada comparable al avance del sábado, reportó la AP.

"Ha tenido varios momentos de lucidez, poco frecuentes, lo que nos ha dado mucha esperanza de que se recupere", dijo Linda Herbert en una conferencia de prensa en el Centro Médico del Condado de Erie. "Aunque los periodos subsiguientes de lucidez no fueron de la calidad del que se vio el sábado, aún así eran de una calidad considerablemente mayor que los de antes del sábado".

Parece que Herbert sufrió de falta de oxígeno y, de acuerdo con el The New York Times, cerca del 15 por ciento de las personas que sufren daños cerebrales por falta de oxígeno recuperan algo de conciencia durante los primeros meses. Cerca de la mitad de las personas que sufren lesiones traumáticas del cerebro se recuperan en el primer año. Luego de eso, las probabilidades de recuperación son pocas.

"Es un caso muy raro que una persona vuelva a la vida, por así decirlo, de manera tan dramática", apuntó el Dr. Kester Nedd, director de rehabilitación neurológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami. "Si se investiga el caso realmente, la mayoría de veces es o una mejoría progresiva continua o ha habido algo así como una infección que literalmente ha suprimido la actividad de la persona".

"Pensamos que esto [el caso de Herbert] es algo fuera de lo común, que luego de tantos años de tener esencialmente una función neurológica sin cambios, hasta donde sabemos, se recupere de pronto la función que se había perdido anteriormente", añadió el Dr. Alan Carver, profesor asistente de neurología de la Escuela de Medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

En algunos casos, un exceso de medicamentos o el medicamento equivocado tiene que ver, aunque es imposible saber si este fue el caso de Herbert.

"He tenido pacientes que llegan en coma y que reciben demasiados medicamentos, o medicamentos con interacciones que afectan las porciones del cerebro que lo limitan", explicó Nedd. "Al modificar sus medicamentos o administrarles medicamentos que son más estimulantes, aparentemente se causaba una recuperación dramática. Eso no es poco frecuente".

Algunos pacientes podrían tener convulsiones de bajo nivel que son indetectables con un ECG normal. Cuando se trata esa área del cerebro, el paciente parece despertarse, agregó Nedd.

De acuerdo con la AP, la enfermedad hepática, los problemas de los pulmones, las infecciones y la diabetes pueden ser también factores contribuyentes.

No está claro si estas recuperaciones aparentemente espontáneas son tan espontáneas como parecen. "No sabemos si, durante varios años, hubo más actividad cerebral de la que notábamos y súbitamente salió a relucir o si el cerebro estaba básicamente igual y luego tuvo un resurgimiento de la actividad", dijo Carver.

Nedd sospecha que se trata de lo primero y afirma que "en la mayoría de los casos hay una progresión gradual que lleva a la recuperación".

Los expertos también apuntan a la capacidad del cerebro de repararse a sí mismo, un potencial que sólo recientemente ha comenzado a lograr reconocimiento.

"Lo que es magnífico de esto es que realmente apunta al hecho de que la función cerebral puede, por lo menos en algunos casos, regenerarse", señaló Carver. "Es tan sólo en los últimos años que hemos aprendido que, de hecho, las células cerebrales pueden regenerarse y que sólo porque las células cerebrales están muriendo o muertas no significa necesariamente que esa función se perderá para siempre".

Paul Sanberg es un distinguido profesor de neurocirugía y director del Centro del Envejecimiento y Reparación del Cerebro de la Universidad del Sur de Florida en Tampa. Dijo que "ahora sabemos que el cerebro tiene células madre endógenas que continúan creciendo y desarrollándose. Y si bien las células madre endógenas no son suficientes para reparar los eventos traumáticos por sí mismas, pueden reparar los eventos menores o, incluso, durante muchos, muchos años, reparar lo suficiente como para que un área se haga funcional nuevamente".

Más información

Para obtener más información sobre las lesiones cerebrales, visite la Brain Injury Association of America.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Alan Carver, M.D., assistant professor, neurology, Mount Sinai School of Medicine, New York City; Kester Nedd, D.O., head, division of neurological rehabilitation, University of Miami School of Medicine; Paul Sanberg, Ph.D., D.Sc., distinguished professor, neurosurgery, and director, University of South Florida Center for Aging and Brain Repair, Tampa; May 4, 2005, The New York Times; Associated Press
Consumer News in Spanish