See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan apnea del sueño en los niños con puntuaciones de CI más bajas y discapacidades de aprendizaje

Un estudio afirma que se necesita más investigación para determinar si el daño es permanente o reversible

MARTES 22 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- A los niños que tienen apnea del sueño sin tratar les va mucho peor en pruebas de CI y podrían tener algunas discapacidades cerebrales que perjudiquen su capacidad para aprender nuevas tareas, según una nueva investigación de la Universidad Johns Hopkins.

"Esto es terreno nuevo y es bastante preocupante", afirmó el Dr. Ronald D. Chervin, director del centro de trastornos del sueño de la Universidad de Michigan, quien no participó en el estudio. "El hecho de que a los niños que tienen apnea del sueño les va peor en pruebas neurocognitivas en comparación con los niños normales no es nuevo. Lo nuevo es mostrar evidencia real de cambios neuroquímicos en el cerebro".

Para la investigación, publicada en la edición en línea del 22 de agosto de la revista Public Library of Science Medicine, la Dr. Ann Halbower, directora médica del programa de trastornos de sueño del Centro infantil de la Hopkins en Baltimore, y sus colegas evaluaron a 31 niños entre los 6 y 16 años de edad. Diecinueve de ellos tenían apnea del sueño severa sin tratar, una dolencia que se relaciona con despertar repetidas veces durante la noche y somnolencia durante el día.

Usando un tipo especial de imágenes por resonancia magnética (IRM), los investigadores encontraron que los niños que tenían apnea del sueño presentaban cambios significativos en dos regiones del cerebro relacionadas con las funciones mentales superiores: el hipocampo y la corteza frontal derecha. También determinaron que los niños tenían proporciones alteradas de tres sustancias químicas cerebrales (N-acetil aspartato, creatina y colina), que son indicativas de daño cerebral.

Los niños que tenían apnea del sueño tuvieron menores puntuaciones promedio en las pruebas de CI que los niños sanos (85 en comparación con 101) y les fue significativamente peor en pruebas estandarizadas que miden las funciones ejecutivas como la memoria de trabajo verbal y la fluidez verbal.

"La función ejecutiva es la capacidad de tomar un recuerdo viejo y ponerlo en uso en una nueva situación", explicó Halbower. "Es lo que hace a las personas inteligentes. Las implicaciones clínicas son que los médicos necesitan comprender que la apnea del sueño es más problemática de lo que pensamos. No es sólo una enfermedad de los adultos mayores".

Debido a que la apnea del sueño sin tratar parece dañar la química cerebral, sus efectos podrían ser permanentes, añadió Halbower.

"Sólo podemos suponer que podría convertir a un niño inteligente en un niño mediocre, lo que lo marcaría de por vida", apuntó.

Pero también es posible que los efectos sean reversibles. El próximo estudio de Halbower tratará de determinar si el tratamiento de la apnea del sueño puede restaurar la química cerebral y la función cognitiva normales.

El tratamiento estándar para la apnea del sueño de los niños es la extirpación quirúrgica de las amígdalas y adenoides agrandados, que pueden obstruir la respiración. Otros tratamientos incluyen la extirpación del tejido excesivo en la parte posterior de la garganta o la nariz o el uso de máquinas de presión positiva continua sobre la vía respiratoria (PPCVR) para mantener un flujo de aire normal durante el sueño.

Debido a que la apnea del sueño no tratada podría tener efectos aún más severos en los niños que en los adultos, mientras más rápido se detecte, mejor, apuntó Halbower.

Así que los padres deben ser conscientes de que uno de los síntomas más importantes de la apnea del sueño es pausas frecuentes en la respiración que hacen que despierten y se muevan en la cama. Otros síntomas incluyen roncar, respirar de manera laboriosa o ruidosa, toser, ahogarse, jadear, sudar en exceso por la noche, y, a veces, mojar la cama en niños mayores de 6 años.

"Si está observando a un bebé o niño pequeño, podrían dormir en posiciones extrañas", apuntó Chervin. "Podrían dormir con las nalgas al aire y la cabeza echada hacia atrás, lo que probablemente es un esfuerzo por abrir las vías respiratorias".

Entre las señales diurnas de apnea del sueño se encuentran somnolencia, falta de concentración y bajo rendimiento académico. "Pero hay que recordar que los niños más pequeños que tienen apnea del sueño no sólo tienen sueño", apuntó Halbower. "También muestran señales de hiperactividad e irritabilidad".

Los estudios han demostrado que algunos niños que tienen apnea del sueño también tienen trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

"Si usted tiene un hijo que ronca y tiene varios problemas conductuales durante el día relacionados con el TDAH, un trastorno de la conducta o trastorno de oposición desafiante, hable con su pediatra sobre la posibilidad de que pueda haber una relación", aconsejó Chervin. "No me parece que la apnea del sueño explique la mayoría de los casos de TDAH, pero podría explicar una minoría".

Si bien la prevalencia de ronquidos en los niños es de entre 16 y 20 por ciento, la prevalencia de apnea obstructiva del sueño real en los niños es de sólo 2 a 3 por ciento, apuntó Halbower.

Pero, al igual que la versión adulta, la apnea del sueño infantil usualmente no se reconoce y con frecuencia es difícil para los médicos diagnosticarla porque sus efectos podrían no ser evidentes durante un examen físico típico.

Sin embargo, Chervin advirtió que el estudio de la Hopkins, debido al pequeño número de estudios infantiles, no debería ser considerado como la última palabra sobre cualquier relación posible entre la apnea del sueño y el daño cerebral.

"Lo describiría como noticias preliminares porque abre toda una área que necesita más investigación", aseguró. "Será fascinante ver si los cambios neuroquímicos que estaban presentes antes del tratamiento estarán presentes después del mismo".

Más información

Para más información sobre la apnea del sueño, visite el National Institute of Neurological Disorders and Stroke.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ann Halbower, M.D., medical director, Pediatric Sleep Disorders Program, Johns Hopkins University Children's Center, Baltimore; Ronald D. Chervin, M.D., associate professor, neurology, and director, University of Michigan Sleep Disorders Center, Ann Arbor
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.