See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Se encuentra carne de vaca infectada en más estados (Primera de dos partes)

Funcionarios federales sostienen que el suministro de carne es seguro

Domingo, 28 de diciembre (HealthDayNews) -- Funcionarios federales de agricultura dijeron el domingo que la carne de la vaca Holstein del estado de Washington diagnosticada con la enfermedad de la vaca loca se envío a cuatro estados adicionales y un territorio que lo previamente pensado.

El doctor Kenneth Petersen, un veterinario que labora en el Departamento de Agricultura, sostuvo que los investigadores han determinado que parte de la carne del animal que se sacrificó el 9 de diciembre fue a Alaska, Hawai, Idaho, Montana y el territorio de Guam. Funcionarios previamente habían indicado que la carne se distribuyó en California, Nevada, Oregon y Washington.

Pero Petersen insistió que la carne de la vaca enferma apenas presenta riesgo para los humanos debido a que las partes más propensas a portar la infección el cerebro, la espina dorsal el intestino delgado se removieron antes de que la carne fuera cortada y procesada por los distribuidores para los consumidores.

Aún así, funcionarios estadounidenses dijeron que han tomado la precaución de recoger aproximadamente 10,000 libras de carne de la vaca infectada y de 19 otras vacas todas sacrificadas en Vern's Moses Lake Meat Co. en Washington.

"La carne recogida no representa esencialmente riesgo a los consumidores", manifestó Petersen.

El sábado, funcionarios federales de agricultura anunciaron que la vaca infectada fue importada de Canadá hace dos años.

El director de veterinaria del Departamento de Agricultura, doctor Ron DeHaven, informó que funcionarios canadienses habían suministrado expedientes indicando que la vaca estaba en una manada de 74 cabezas enviadas desde Alberta, Canadá, a Eastport, Idaho, en el 2001, de acuerdo con la Canadian Broadcasting Corp.

Canadá reportó su primer caso de la enfermedad de la vaca loca en Alberta a comienzos del año. El caso de Washington es el primero en los Estados Unidos.

Sin embargo, el director de veterinaria de la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos, doctor Brian Evans, dijo que era demasiado temprano para decir a ciencia cierta que la vaca provino de Canadá porque los expedientes de Canadá y de los Estados Unidos que aparentemente se refieren al mismo animal no concuerdan en detalles clave, reportó Associated Press.

De acuerdo con los récord canadienses, la vaca enferma tenía 6 años de edad; mayor que lo que funcionarios estadounidenses habían pensado, expuso DeHaven. Informes estadounidenses sobre la vaca indican que tenía 4 años de edad.

Funcionarios están en espera de los resultados de pruebas de ADN para confirmar la fecha y el lugar del nacimiento del animal.

DeHaven añadió que la presencia de la vaca enferma en el ganado de 74 cabezas de Canadá no significa que todos los animales están infectados. Los investigadores están rastreando la localización de los otros animales, indicó The New York Times.

"Nos sentimos confiados de que vamos a poder determinar los alrededores de la mayoría, si no todos, estos animales dentro de varios días", expresó De Haven.

Si se determina que la vaca enferma provino de Canadá, sería significativo para vapuleada industria ganadera estadounidense porque los Estados Unidos podrían retener su estatus libre de la enfermedad. La Asociación Nacional de Ganaderos estima que los Estados Unidos ha perdido 90 por ciento de su mercado de exportaciones en días recientes porque más de dos docenas de países ha prohibido la importación de carne de res estadounidense, según AP.

Y un hallazgo de que la vaca llegó a los Estados Unidos luego de que una ley de 1997 prohibiera el uso de partes de animales para alimentar vacas podría reducir grandemente la probabilidad de una epidemia de la enfermedad de vaca loca aquí, informaron los expertos.

"La buena noticia", indicó George Gray, director ejecutivo, del Centro para Análisis de Riesgos de Harvard, que ha realizado varios informes sobre la posible difusión de la enfermedad en los Estados Unidos para el Departamento de Agricultura. "Esto no nos dice que algo está mal con nuestro sistema. Y si las reglas actuales se siguen, esta enfermedad no debe esparcirse", dijo al Times.

El animal de Washington es más probable que se enfermara de ingerir carne contaminada, de manera que la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) está estudiando lo que comió. Esto es una tarea difícil ya que la vaca pudo haber adquirido la enfermedad hace años, mucho antes de que mostrara señales de que estaba enferma. La enfermedad tiene un periodo de incubación de cuatro a cinco años, indicó AP.

Mientras tanto, funcionarios de salud estadounidense continúan haciendo un escrutinio del proceso de inspección para la carne existente.

El Departamento de Agricultura está tratando de determinar si hacer más pruebas y cambiar la forma en que la carne de los animales sospechosos se utiliza, informaron a The New York Times funcionarios del departamento.

Y una fuerza especial compuesta por la industria y expertos del gobierno ya han bosquejado un plan preliminar para un sistema nacional de rastreo para suprimir rápidamente brotes de la enfermedad o amenazas de terrorismo, reportó la AP.

La fuerza especial ha explorado examinar el ganado y otros animales de granja con artefactos de radio frecuencia, placas de identificación o implantes como parte del Plan de Identificación Animal de EE.UU., que se espera que se implemente en los próximos tres años, indicó la AP. Otras tecnologías podrían requerir determinar el origen de varios animales diferentes que usualmente produce un lote de carne molida.

Funcionario de la USDA reconoció que los reguladores Europeos y Japoneses examinan millones de animales utilizando pruebas que sólo toman tres horas, que es lo suficientemente rápido para detener que reses muertas enfermas sean cortadas para alimentos.

Los inspectores estadounidenses han probado menos de 30,000 de los 300 millones de animales sacrificado en los pasados nueve años, y reciben resultados días o semanas después, reportó el Times. Y de acuerdo con DeHaven, el director de veterinaria de USDA, el sistema estadounidense nunca ha tenido la intención de que los animales enfermos llegaran a los refrigeradores. Es un "sistema de vigilancia, no una prueba de seguridad", expuso.

No obstante, los expertos de salud insisten que el riesgo de salud presentado por la enfermedad de la vaca loca en humanos es baja.

Consumer News in Spanish