See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una encuesta halla que los profesionales usan fármacos para agudizar sus mentes

Una revista científica informa que medicamentos improbables como Ritalin, Provigil y bloqueadores beta se usan para aumentar el enfoque y la concentración

MIÉRCOLES 9 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Uno de cada cinco de los que respondieron a la encuesta de una revista científica reconoce usar los llamados "medicamentos para mejorar la cognición" (como los medicamentos para el TDAH y para el corazón) para mejorar su enfoque, concentración o memoria.

El fármaco más popular fue el Ritalin (metilfenidato), que es recetado para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, pero que ha emergido en los últimos años como una "asistencia para el estudio" en los campus. En segundo lugar quedó el estimulante Provigil (modafinil), seguido por medicamentos para la presión arterial conocidos como bloqueadores beta, que también pueden ayudar a reducir la ansiedad.

La encuesta en línea estuvo abierta para los subscriptores de Nature, que suelen ser investigadores, y los resultados aparecen en la edición del 10 de abril de la revista. La encuesta encontró que personas de todas las edades usan estos fármacos para mejorar la cognición.

"Fue algo sorprendente que gente de todas las edades esté tomando medicamentos estimulantes. No esperábamos que la cifra fuera tan alta", afirmó la Dra. Nora Volkow, directora del U.S. National Institute on Drug Abuse. "Las personas de 18 a 25 años son los que tienen los mayores índices de abuso de sustancia, incluso de medicamentos recetados".

Volkow también se sorprendió de que el uso de mejoras cognitivas fuera tan alto entre los subscriptores de Nature.

"Estos son individuos que participan en la ciencia de manera muy activa o tienen un interés muy activo en la misma", dijo. "Estas personas están más enteradas de las consecuencias negativas potenciales de tomar un medicamento estimulante. Por eso es tan sorprendente. Esto resalta lo prevalente que es el uso de estos medicamentos como mejoras potenciales de la cognición".

Según los resultados de la encuesta, el Ritalin fue el fármaco más popular, ya que el 62 por ciento de los encuestados reportaron haberlo tomado. El cuarenta y cuatro por ciento de los encuestados (más de 1,400 personas de 60 países) afirmó haber tomado Provigil, mientras que el 15 por ciento dijo haber tomado bloqueadores beta como el propanolol.

Otros medicamentos populares incluyeron Adderall, una anfetamina similar al Ritalin; centrofenoxina, que se usa para tratar la demencia; y dexedrina, una anfetamina. Complementos como el ginkgo y los ácidos grasos omega 3 también se usaban comúnmente, según la encuesta.

Un tercio de los que usaban fármacos para propósitos no médicos afirmaron haberlos comprado en la Internet. Otros los obtuvieron de farmacias, con o sin receta, según la encuesta.

El motivo más común para tomar cualquiera de estos fármacos fue mejorar la concentración. Combatir el desfase horario de los viajes aéreos fue otro motivo frecuente citado por los encuestados.

El 86 por ciento de los encuestados dijo que pensaban que se debía evitar que los niños menores de 16 años usaran estos fármacos. Pero un tercio dijo que se habían sentido presionados a suministrar los medicamentos a sus hijos si otros niños en la escuela los usaban.

El Dr. Anjan Chatterjee, neurocientífico de la Universidad de Pensilvania, predice que el uso de estos fármacos y otros productos y procedimientos de "mejora neural" continuará haciéndose más popular a medida que se hagan disponibles, según dijo en el informe de Nature. Una razón de que el uso de estos medicamentos esté en aumento es que no depende de capacitar especialistas médicos, señaló.

Casi el 50 por ciento de los que tomaban estos fármacos reportó efectos secundarios desagradables, entre ellos dolores de cabeza, nerviosismo, ansiedad y falta de sueño. Estos efectos secundarios provocaron que algunas personas dejaran de usar los fármacos.

Volkow dijo que las personas toman estos fármacos porque creen que mejorarán su capacidad cognitiva. "Pero en realidad no hay pruebas de ello", apuntó. "Además, no se ha hecho un estudio que evalúe los resultados a largo plazo de tomar estos fármacos".

También le preocupa que la gente podría volverse adicta a estos medicamentos.

"Toman medicamentos para mejorar su rendimiento, y les encanta como los hace sentir", dijo Volkow. "Hay un mayor riesgo de hacerse eventualmente dependiente de estos medicamentos estimulantes. Estos medicamentos pueden producir dependencia, como la metanfetamina y la cocaína", afirmó.

Más información

Para más información sobre estos "medicamentos para la inteligencia", visite la Universidad de Washington.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Nora Volkow, M.D., director, the U.S. National Institute on Drug Abuse, Bethesda, Md.; Nature, April 10, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined