See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La dislexia podría ser un trastorno multisensorial

Existe una falla en cómo el cerebro procesa la vista y el sonido juntos

Domingo, 9 de noviembre (HealthDayNews) -- La dislexia podría ser algo más que un problema de descifrar la palabra escrita. Podría deberse a una falla en cómo el cerebro procesa la vista y el sonido juntos, según se desprende de un reciente estudio.

La investigación provee prueba de que la dislexia es un trastorno multisensorial, en oposición a un problema en interpretar pistas visuales o dificultades que involucran áreas del lenguaje en el cerebro.

Este hallazgo podría conducir a una simple prueba para diagnosticar la dislexia en niños "incluso antes de que tengan la capacidad de leer", indicó el autor del estudio Mark Wallace, un profesor asociado de neurobiología y anatomía en Wake Forest University Baptist Medical Center.

Wallace reportó sus hallazgos preliminares el 9 de noviembre en Nueva Orleáns en la asamblea anual de la Sociedad para la Neurociencia, la organización más grande del mundo de científicos del cerebro.

Debido a que la dislexia a menudo pasa sin ser diagnosticada, estimados del número de niños y adultos en los Estados Unidos quienes batallan con la incapacidad de aprendizaje varía grandemente. Wallace indicó que afecta de 5 a 10 por ciento de la población general. Otros creen que la proporción podría ser tan alta como uno a cinco estadounidenses, ó 20 por ciento.

Para el estudio, 36 adultos disléxicos y 29 sin el trastorno se examinaron individualmente en un cuarto oscuro frente a un monitor de video. Los participantes presionaron botones para indicar cuáles de las dos luces una un poco más alta y otra un poco más baja apareció primero.

Tanto los disléxicos como los no disléxicos tuvieron problemas ejecutando la tarea cuando las luces se encendieron sin mucho tiempo de diferencia, señaló Wallace. Pero cuando las luces estaban acompañadas por un silbido que se escuchaba por audífonos, el desempeño mejoró.

Los no disléxicos se desempeñaron mejor cuando el sonido se proyecto dentro de 150 milisegundos de la luz; pero no más. Pero las personas con dislexia demostró beneficios con retrasos de tanto como 350 milisegundos.

Ese retraso junto con combinar información de diferentes sentidos va al corazón del problema de niños disléxicos cuando está aprendiendo a leer, razona el equipo de Wake Forest. La lectura temprana es un proceso multisensorial de parear palabras que se ven con las que se escuchan. En disléxicos, el proceso se interrumpe.

El estudio impulsa un método de enseñanza conocido como Orton-Gillingham que depende de una combinación de visión y audición para ayudar a los disléxicos a leer, escribir y deletrear, indicaron los investigadores.

Gordon Sherman, director ejecutivo del Newgrange School and Educational Outreach Center en Princeton, Nueva Jersey, es un defensor del método de enseñanza multisensorial. Llama a la investigación de Wake Forest "una agradable ilustración de la importancia de usar las claves visuales y auditivas".

Thomas Viall, director ejecutivo de la Asociación Internacional de Dislexia en Baltimore, añadió que el nuevo estudio es "probablemente buenas noticias" para los padres de niños disléxicos porque apoya un método de educación multisensorial.

Viall indicó que siempre advierte a los padres a ser cuidadosos cuando alguien usa la palabra "cura" o promete una recuperación acelerada para la dislexia de un niño.

Wallace y sus colegas no están prometiendo ninguna cura. Pero tienen la intención de llevar a cabo pruebas adicionales usando imagen de resonancia magnética para manejar mejor el mecanismo del trastorno.

"La esperanza es que podremos ver qué es diferente en el cerebro de los disléxicos en oposición con individuos que leen con normalidad", indicó Wallace. "Entender las diferencia en el cerebro podría conducir a una forma en la cual podemos cambiar esa arquitectura".

Más información

Para conocer más acerca de la dislexia, visita el Instituto de Investigación de la Dislexia y la Asociación Internacional de Dislexia.

Fuentes: Mark Wallace, Ph.D., profesor asociado de neurobiología y anatomía, Wake Forest University Baptist Medical Center, Winston-Salem, N.C., Gordon Sherman, director ejecutivo, Newgrange School and Educational Outreach Center, Princeton, N.J.; Thomas Viall, director ejecutivo, Asociación Internacional de Dislexia, Baltimore; 9 de noviembre de 2003, presentación, Sociedad de Neurociencia, asamblea anual, Nueva Orleáns
Consumer News in Spanish