See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Marcapasos podría prevenir ataques mortales en algunos pacientes epilépticos

Estudio halla que el ritmo cardiaco se reduce o detiene durante las convulsiones

JUEVES 16 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los marcapasos cardiacos podrían reducir la alta incidencia de muerte súbita entre las personas con epilepsia, según indica un nuevo estudio británico.

Se encontró que cuatro de cada 20 pacientes monitoreados por hasta 22 meses tenían episodios de bradicardia, una lentitud anormal del ritmo cardiaco, o asistolia, un cese completo del ritmo cardiaco, apuntaron los investigadores. En tres de los pacientes, los episodios de asistolia fueron potencialmente mortales. Cada uno de los cuatro tenía implantado un marcapasos.

El estudio aparece publicado en la edición del 17 de diciembre de The Lancet.

Aproximadamente una de cada 1,000 personas con epilepsia muere cada año de lo que se conoce como SUDEP, muerte súbita inexplicable en la epilepsia, y además la incidencia de muerte súbita aumenta con la gravedad de la condición. Para los pacientes cuya epilepsia es lo suficientemente severa como para necesitar una cirugía, el índice de mortalidad anual de SUDEP equivale a un 1 por ciento.

Los 20 participantes británicos estaban todos dentro de ese grupo de alto riesgo, señaló el Dr. John S. Duncan, profesor de neurología del Instituto de Neurología de Londres y líder del estudio. Fueron equipados con un dispositivo para implantar, desarrollado por Medtronics, una compañía estadounidense, el cual fue programado para detectar episodios de lentitud anormal del ritmo cardiaco, menos de 40 latidos por minuto, o ritmos rápidos anormales, más de 140 latidos por minuto.

Se registraron un total de 377 convulsiones. Los ritmos rápidos anormales que no eran una amenaza para la vida fueron comunes en 16 de los participantes durante sus convulsiones, aunque los episodios de ritmos cardiacos lentos o ausentes en los otros cuatro pacientes fueron claramente más importantes.

"Hemos demostrado que un registrador subcutáneo para implante puede identificar anormalidades cardiacas potencialmente mortales en pacientes con epilepsia, y, además hemos sugerido que la incidencia de bradicardia y asistolia ha sido previamente ignorada", afirmó Duncan en su declaración.

Se está planificando un estudio con Medtronics de mayor envergadura en Gran Bretaña. Éste incluirá a 200 personas con epilepsia, destacó Duncan.

El nuevo estudio "ofrece la primera esperanza real de que algunos casos de SUDEP podrían ser prevenidos", afirmaron neurólogos de la Escuela de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York en un editorial acompañante en la publicación.

Pero un monitoreo a largo plazo requerirá de registradores implantados, añadió el editorial, y que "es necesario realizar estudios adicionales antes de aplicar estos hallazgos al cuidado de rutina de personas con epilepsia".

Una razón para esta precaución es que "existen múltiples mecanismos de muerte súbita" en la epilepsia, manifestó el Dr. W. Allen Houser, profesor de neurología de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia. "Los casos cardiacos están entre los más importantes, pero también están las causas pulmonares [del pulmón]".

El estudio "probablemente conduzca a una investigación más crítica sobre la posibilidad de que ésta sea una posible causa de la muerte súbita", dijo el Dr. Gregory L. Barkley, director del programa completo de epilepsia del Hospital Henry Ford en Detroit, y presidente del comité de asesoramiento clínico de la Epilepsy Foundation.

"Con un reporte como este, los neurólogos podrán analizar si esto es algo que se debe considerar para tratar a un paciente", enfatizó Barkley.

Es necesario determinar qué pacientes se podrían beneficiar de un marcapasos, explicó, pero ocasionalmente la necesidad es obvia.

"Tengo un paciente que, cada vez que tiene una convulsión durante cuatro o cinco segundos, su corazón deja de funcionar completamente", sostuvo Barkley. "Así que le puse un marcapasos".

Añadió que estudiará el informe británico profundamente "para determinar cómo puedo aplicarlo a mi práctica".

Más información

Encontrará una visión general sobre la epilepsia en la Epilepsy Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: John S. Duncan, M.D., professor of neurology, Institute of Neurology, London, England; Gregory L. Barkley, M.D., director, comprehensive epilepsy program, Henry Ford Hospital, Detroit: Dec. 17, 2004, The Lancet
Consumer News in Spanish