Una mejor memoria, más fácil de lo que piensas

Técnicas nemónicas son las mejores opciones para una memoria sobresaliente

Lunes, 16 de diciembre (HealthDayNews) -- ¿Alguna vez has tenido envidia de un amigo que sabe los números telefónicos de todo el mundo de memoria? ¿O de la habilidad de tu pareja de nunca olvidar un nombre?

Tener una excelente memoria puede no ser tan difícil como piensas.

Las personas con memorias superiores no tienen cerebros diferentes de aquellos menos exitosos para recordar, ha encontrado un nuevo estudio realizado por investigadores británicos. En lugar de esto, las personas reconocidas por su capacidad de memoria han adiestrado ciertas partes de su cerebro para almacenar y recuperar información, una tarea que otros con memorias menos diestras aún no han dominado.

En su estudio, que aparece en la edición de "Nature Neuroscience", los investigadores examinaron ocho personas quienes se habían colocado en la cima en torneos del Campeonato Mundial de Memoria así como otras dos personas quienes habían sido estudiadas antes por su notable habilidad para recordar cosas.

Luego los investigadores encontraron 10 personas de trasfondos laborales y educativos comparables, pero quienes no se destacaban por su memoria.

Todos los participantes pasaron por dos a tres horas de evaluación, incluyendo exámenes generales de inteligencia, así como imágenes estructurales del cerebro e imágenes funcionales del cerebro.

Los investigadores encontraron que aquellos con capacidades de memoria superiores no eran más inteligentes que aquellos con capacidad de memoria promedio. Ni tenían obvias diferencia cerebrales, tales como más materia gris de años pasados retándose así mismos mentalmente.

Utilizando imágenes de resonancia magnética, los investigadores descubrieron que aquellos con memorias superiores utilizaron el hipocampo posterior derecho, la corteza parietal media, y áreas del hipocampo posterior derecho de su cerebro más de lo que lo hicieron los sujetos control.

Incluso estas áreas son críticas para la memoria espacial, indicó Maguire. "Eventos que nos suceden ocurren invariablemente en ciertos momentos en ciertos lugares. El 'dónde' un evento ocurre es su contexto especial".

Los participantes con grandes recuerdos no se desempeñaron excepcionalmente bien en todas las áreas de memoria, sin embargo.

Cuando se hablaba de recordar patrones de copos de nieve, por ejemplo, ambos grupos se desempeñaban de igual manera. Y en cuanto a recordar rostros, aquellos con memorias superiores se desempeñaron levemente mejor que el grupo control. Fue sólo en el área de recordar números que sobresalieron aquellos conocidos por sus destrezas de memoria.

Reportaron utilizar técnicas nemónicas estrategias de memoria específicas para recordar cosas. Las tres áreas del cerebro que se utilizaron con mayor frecuencia por los expertos de la memoria pueden reflejar su uso de estas técnicas, especialmente "estrategias de ruta", reportaron los científicos.

Una técnica nemónica común es el "método de loci", en el cual objetos específicos a ser recordados son colocados junto a un sendero imaginado mediante el cual una persona puede caminar mentalmente.

Michael Stadler es un profesor asociado de psicología en la Universidad de Missouri-Columbia quien enseña el método de loci (literalmente, lugares). Cuando enseña a los estudiantes a recordar un lista de artículos comestibles, por ejemplo, les hace caminar a través de sus casas y colocar los artículos comestibles en el camino.

"Caminan por lugares e imaginan cada artículo en dichos lugares. Son técnicas muy simples", indicó.

Existen una variedad de técnica nemónicas que se pueden emplear, señaló Maguire. "Incluso algo tan simple como hacer un nudo en un pañuelo es una ayuda a la memoria, esto te ayuda a recordar algo", dijo. "Muchos de las nemónicas más eficaces involucran imágenes o envuelven procesar algo de forma más profunda de manera que se hagan asociaciones y haya una mayor probabilidad de recordarse".

Aprender a usar una técnica nemónica puede ayudar a cualquiera que desee tener una mejor memoria, particularmente cuando se trata de números, afirmó Stadler. "Esto es algo alentador para todos nosotros", recalcó. "Todos tenemos el disco duro, pero necesitamos el programa".

Qué hacer

Para saber cómo utilizar el sueño como un proceso para ayudar a recordar algo, visita la Asociación Americana de Psicología. Para consejos para mejorar los hábitos de estudio y la memoria, visita Middle Tennessee State University.

Fuentes: Eleanor Maguire, Ph.D., neuropsicólogo, Instituto de Neurología, Londres, Inglaterra; Michael Stadler, Ph.D., profesor asociado de psicología, Universidad de Missouri-Columbia; diciembre 2002, "Nature Neuroscience"
Consumer News in Spanish