See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cirugía que secciona los nervios mantiene a raya la sudoración excesiva según plantea un estudio

Un procedimiento mínimamente invasivo reduce las señales a las glándulas de los que sufren hiperhidrosis

MARTES 17 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Según una investigación reciente, la cirugía para seccionar los nervios que envían señales a las glándulas sudoríparas de la piel puede ayudar a tratar a la gente que sufre de sudoración excesiva, conocida como hiperhidrosis.

Los pacientes de hiperhidrosis, que afecta a cerca del tres por ciento de la población mundial, unas 197 millones de personas, sudan entre tres y cuatro veces la cantidad normal. Son cuatro áreas las que resultan afectadas típicamente, las palmas de las manos, las axilas, la cara y los pies.

La causa exacta es desconocida, pero se ha relacionado con la hiperactividad de los nervios que envían señales a las glándulas sudoríparas de la piel, según la información de fondo del artículo. Entre los tratamientos se han usado medicamentos orales y tópicos, inyecciones de Botox e iontoforesis. La cirugía podría ser una opción cuando estos tratamientos no resultan efectivos.

El estudio, realizado por un equipo del Instituto neurológico Barrow de Phoenix, observó los resultados de 300 pacientes de hiperhidrosis que se habían sometido a una simpatectomía bilateral por toracoscopia. En este procedimiento mínimamente invasivo, se introduce una cámara diminuta de fibra óptica e instrumentos quirúrgicos a través de tres incisiones pequeñas. Los cirujanos identifican y cortan los nervios que causan la sudoración excesiva.

Entre los pacientes del estudio había 129 cuyas palmas de las manos sudaban excesivamente, 11 con sudoración en las axilas y 160 con sudoración tanto en las palmas de las manos como en las axilas.

La cirugía contuvo la hiperhidrosis de las palmas de las manos en el 99.3 por ciento de los pacientes y en el 61 por ciento de los pacientes de hiperhidrosis axilar. Entre las complicaciones hubo dos casos de arritmia, un caso de depresión posquirúrgica, nueve casos de neumotórax posquirúrgico (una acumulación de aire en la cavidad pleural), de los cuales cinco necesitaron el drenaje con una sonda torácica, y cuatro casos de pacientes que requirieron drenaje profiláctico por sonda por adherencias pleurales.

El estudio también apuntó que 16 de los pacientes experimentaron hiperhidrosis compensatoria, en la que la sudoración excesiva comienza en otros lugares del cuerpo, como el pecho, la espalda o las piernas. Siete de los pacientes sufrieron el síndrome de Horner, causado por el daño accidental de los nervios por encima de los que fueron cortados. Esto puede conducir a una reducción de la sudoración facial, a la reducción del tamaño de la pupila en el mismo lado donde se produjo el daño nervioso y a la caída de los párpados.

Seis de los pacientes experimentaron neuralgia intercostal, un tipo de dolor causado por el daño a los nervios ubicados entre las costillas.

El estudio debía ser presentado el martes en la reunión anual de la American Association of Neurological Surgeons en Washington, D.C.

Más información

La U.S. National Library of Medicine tiene información sobre la hiperhidrosis.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: American Association of Neurological Surgeons, news release, April 16, 2007
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.