See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamentos de Parkinson no causan sueño repentino

Estudio: Es común cabecear durante el día, pero no cuando se conduce

Martes, 22 de enero (HealthDayNews) Desmintiendo una investigación previa, un nuevo estudio no encuentra conexión entre los medicamentos que toman las personas con Parkinson y sus ataques repentinos de soñolencia mientras conducen.

El hallazgo es especialmente importante en Canadá, ya que el gobierno ha requerido cartas de advertencia acerca de pramipexole (Mirapex) y roponirole (Requip), basado en estudios que sugieren que promueven la soñolencia, manifestó el Dr. Douglas E. Hobson, autor principal y profesor auxiliar de neurología en la Universidad de Manitoba.

"Cuando el gobierno canadiense requirió las cartas de advertencia estaba pendiente información adicional", comentó Hobson. "Esto es información adicional".

La Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) no había publicado una advertencia semejante, pero muchos doctores habían sido cautelosos en recetar los medicamentos.

La soñolencia diurna excesiva se conoce que es común entre pacientes con la enfermedad de Parkinson, en la cual un déficit del químico cerebral dopamina puede causar temblor, rigidez, dificultad al caminar y funcionamiento mental reducido. Los dos medicamentos, que promueven la actividad de dopamina, han sido reportados que causan soñolencia repentina mientras se conduce.

Pero un estudio a 638 pacientes en 18 clínicas canadienses no encontró tal conexión, según un informe en la edición de mañana de "Journal of the American Medical Association".

Los investigadores utilizaron la Escala de Sueño Epworth y una Puntuación de Compuesto de Sueño Inapropiado, específicamente desarrolladas para el estudio, para determinar no sólo el riesgo de dormirse, sino también con cuánta frecuencia ocurre.

Encontraron que 51 por ciento de los pacientes reportaron soñolencia diurna, y el número de veces que ocurrió no se vio afectado por ningún medicamento que los pacientes estuvieran tomando. También encontraron que el riesgo del tan temido comienzo repentino de sueño mientras se conduce es raro. Sólo 16 pacientes reportaron un comienzo repentino de sueño mientras conducían, y únicamente 3 dijeron que ocurrió sin advertencia.

La anotación en ambas pruebas, tomadas en conjunto, "es una herramienta útil para identificar pacientes quienes tienen soñolencia irregular, y pueden desempeñar alguna función en el incremento de pacientes y en la conciencia médica de este problema clínico significativo", informó la revista.

"Estábamos buscando pronosticadores, porque se dijo a todos que no deberían conducir", expuso Hobson. "Esto será de utilidad en seleccionar al paciente quien no debe conducir".

El estudio también es útil porque suministra información sólida acerca de sueño no deseado, expresó.

"Nadie sabe con cuánta frecuencia sucede", aseveró Hobson. "Saber la frecuencia ayudará mucho con respecto a regulaciones acerca de conducir".

El estudio ayudará a los doctores a tratar pacientes de Parkinson porque les da una forma de identificar pacientes en alto riesgo de sueño no deseado, opinó la Dra. Cynthia L. Comella, de Rush-Presbyterian-St.Lukes Medical Center en Chicago.

"El punto más importante del estudio es la capacidad de medir la soñolencia en la enfermedad de Parkinson", comentó Comella, quien escribió un editorial suplementario. "El método es bastante simple y clínicamente aplicable. Hasta ahora nada ha sido demostrado que calcule la soñolencia en correlación con el conducir".

Qué hacer

"Pacientes considerados que están en riesgo por dormirse mientras están detrás del volante se deben advertir que eviten conducir, sin importar qué medicamento estén tomando", escribió Comella.

Información básica acerca de la enfermedad de Parkinson se puede encontrar en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Derrames o la Fundación Nacional de Parkinson.

Fuentes: entrevistas con Douglas E. Hobson, M.D., profesor auxiliar, neurología, Universidad de Manitoba, Winnipeg, Canadá; Cynthia L. Comella, profesora asociada de neurología, Rush-Presbyterian-St.Lukes Medical Center, Chicago; "Journal of the American Medical Association", 23 de enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined