Botox podría ayudar en el tratamiento de la próstata agrandada

En un estudio pequeño, tres cuartos de los pacientes obtuvieron una mejor función de la vejiga

MARTES 23 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Según un estudio reciente, las inyecciones de Botox en la próstata aliviaron los síntomas y mejoraron la calidad de vida de los hombres que tenían la próstata agrandada.

"Nuestros resultados son esperanzadores porque indican que el Botox podría representar un tratamiento simple, seguro y efectivo para la próstata agrandada", aseguró en una declaración preparada el Dr. Michael B. Chancellor, investigador y profesor de urología y ginecología del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Su equipo de investigadores estadounidenses y taiwaneses presentaron sus hallazgos el martes en la reunión anual de la American Urological Association en Atlanta.

La investigación fue financiada por el laboratorio farmacéutico Allergan, que fabrica Botox.

En el estudio participaron 41 hombres entre los 49 y 79, cuya próstata estaba agrandada, lo que se conoce formalmente como hiperplasia benigna de la próstata (HBP). Todos los pacientes tenían HBP que no respondía al tratamiento médico estándar.

Luego de recibir inyecciones de Botox directamente en la próstata, 31 pacientes (el 75.6 por ciento) experimentaron una mejora del 30 por ciento en los síntomas del tracto urinario y en la calidad de vida, según los investigadores, y, en algunos pacientes, estas mejores permanecieron por hasta uno año luego de la inyección.

Según el estudio, también el 80 por ciento de los pacientes pudo vaciar completamente su vejiga en cuestión de una semana o un mes luego de recibir la inyección. Los investigadores explicaron que esto se debió a que el Botox causó que la glándula prostática se relajara, lo que redujo la presión sobre la uretra.

Los pacientes no experimentaron ningún efecto secundario significativo.

"Millones de hombres en los EE.UU. sufren de próstata agrandada", aseguró Chancellor. "Es una enfermedad con la que es un reto vivir porque causa micción frecuente y difícil. Lamentablemente, los tratamientos comunes también son problemáticos porque conllevan ciertos riesgos para efectos secundarios graves, como la impotencia". Chancellor aseguró que se siente esperanzado de que el Botox resulte ser una buena alternativa para esos tratamientos.

Más información

Para más información sobre la próstata agrandada, diríjase al U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Pittsburgh Medical Center, news release, May 23, 2006
Consumer News in Spanish