El Botox puede combatir problemas de la vejiga

Un estudio descubre que las inyecciones de Botox ayudan a controlar la incontinencia.

LUNES 10 de mayo (HealthDayNews) -- Hay quién afirma que el botox hará que su rostro parezca más joven, pero sigue aumentando la opinión de que también mantendrá su vejiga en forma.

Las inyecciones de botox se han convertido en un nuevo y prometedor tratamiento para combatir una gran variedad de disfunciones del tracto urinario inferior, según un estudio presentado el 9 de mayo en la reunión anual de la American Urological Association celebrada en San Francisco.

El Dr. Michael Chancellor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh ha utilizado el botox desde 1998 para tratar a 110 pacientes que sufrían diferentes disfunciones de vejiga. Estas disfunciones les provocaban incontinencia, imposibilidad de retener su orina o de vaciar por completo sus vejigas.

Alrededor de un 67 por ciento de los pacientes presentaron un descenso o una ausencia de la incontinencia después de recibir las inyecciones de botox, afirmó Chancellor. El descenso apareció en un plazo de siete días de tratamiento y duró alrededor de seis meses.

El tratamiento implica inyectar botox en el músculo que controla la vejiga. El botox debilita el músculo y reduce las contracciones involuntarias, recuperando la función normal de la vejiga.

FUENTES: University of Pittsburgh Medical Center, news release, May 9, 2004
Consumer News in Spanish