See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Botox ayuda a víctimas de derrames cerebrales

La inyección alivia la espasticidad muscular debilitante

Miércoles, 7 de agosto (HealthDayNews) -- El uso de Botox para remover arrugas es foco de atención en todas partes, pero su valor médico real es ayudar a aliviar algunos problemas neurológicos significativos, que van desde espasmos faciales hasta calambres de escritor.

Ahora los neurólogos reportan otro éxito alivio de dificultades de los dedos y la muñeca que padecen muchos pacientes de derrames.

"Este es el primer estudio que demuestra que Botox mejora el funcionamiento y la calidad de vida para estos pacientes", expresó la Dra. Allison Brashear, profesora asociada de neurología en la Escuela de Medicina de Indiana University y autora principal del informe de la edición de mañana de "The New England Journal of Medicine". "Hasta ahora, la gente pensaba: 'Sólo relaja los músculos. ¿Y qué?'. La estadística importante en nuestro estudio es que 62 por ciento de los pacientes habían mejorado en la meta que querían alcanzar".

Los pacientes, 126 de ellos, habían sufrido de derrames que crearon dolorosa e incapacitante espasticidad de sus manos y dedos. La rigidez era tan mala que muchos pacientes tenían problemas con las tareas sencillas de la vida, tal como vestirse. Medicamentos como diazepam suministra algún alivio, pero afecta al cuerpo completo y tiene efectos secundarios, el más notable la soñolencia. En el estudio de centros múltiples, la mitad de los pacientes recibieron una inyección de 240 unidades de Botox -- al menos 12 veces mayor que las dosis utilizadas para las arrugas -- y la mitad recibió un placebo.

Durante las próximas 12 semanas, se pidió a los participantes calificar su progreso en uno de cuatro criterios seleccionados por ellos mismos: mejoramiento en la higiene personal, vestirse, posición de las extremidades o dolor. Fue una clara victoria para Botox: 62 por ciento de los pacientes de Botox reportaron mejoría, en comparación con 27 por ciento de aquellos quienes recibieron el placebo.

Oficialmente, Botox - la marca comercial para la toxina A de botulismo, que relaja los músculos al inactivar los nervios que la controlan no está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para dicho propósito. Es un uso no recetado (off label), pero el Medicaid y la mayoría de los seguros cubren el tratamiento, sostuvo Brashear.

Entre los usos neurológicos de Botox que sí tienen la aprobación de la FDA se encuentra el alivio de espasmos faciales, del cuello, de la espalda y de los pies, dijo el doctor Mark F. Gordon, un doctor asistente asociado del departamento de neurología de Long Island Jewish Hospital quien tomó parte en el estudio.

"He estado inyectándolo para estos problemas durante más de diez años", indicó Gordon. Hay una técnica estándar, señaló, con una inyección inicial cuyos efectos usualmente duran aproximadamente tres meses, seguidos de más inyecciones para renovar el efecto.

El nuevo estudio describe su uso en lo que es "un problema relativamente común luego de ataques al sistema motor", expresó. "Si se paraliza un miembro luego de un derrame, la espasticidad puede desarrollase meses o años luego del derrame".

Hay un problema potencial de inyecciones repetidas de Botox, indicó Gordon. "Es posible desarrollar anticuerpos que causen resistencia a la medicina, de manera que el cuerpo no responde a ésta. Es probablemente un riesgo en un poco porcentaje de pacientes. No lo he visto todavía en inyecciones para derrames".

El problema es trivial si se compara con el beneficio de las inyecciones de Botox, argumentó. "La ventaja de usar Botox es que se puede dirigir localmente a los músculos que necesitan tratamiento", indicó Gordon. "Esto evita los efectos secundarios sistémicos, especialmente efectos relacionados con el cerebro tales como mareo y soñolencia".

Así que aunque la reducción de arrugas pueda ser el foco de atención, "para lo que más se usa el Botox en este país es para problemas neurológicos", Brashear. "Puedes colocarlo justo donde está el problema".

El estudio fue apoyado por Allergan, el fabricante de Botox, y muchos de los investigadores tienen o tuvieron vínculos financieros con la compañía.

Qué hacer

Puedes obtener un resumen sobre Botox para las arrugas y problemas neurológicos de la Administración Federal de Drogas y Alimentos. Conoce más acerca de ataques cerebrales y sus repercusiones de la Asociación Nacional de Derrames.

Fuentes: Allison Brashear, M.D., profesora asociada, neurología, Escuela de Medicina de Indiana University, Indianápolis; Mark F. Gordon, M.D., médico asistente asociado, departamento de neurología, Long Island Jewish Hospital, New Hyde Park, N.Y.; 8 de agosto de 2002, "The New England Journal of Medicine"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined