See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Más opciones que nunca para verse más joven

Nuevas técnicas y mejoras ayudan a devolver el reloj

FRIDAY, Nov. VIERNES 19 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- A medida que las personas de la generación que nació después de la segunda guerra mundial que no quieren verse de su edad buscan ayuda de dermatólogos y cirujanos para eliminar las marcas de la edad, los huecos y las cicatrices del acne, están descubriendo más y más opciones, muchas de las cuales no son invasivas y requieren poco o ningún tiempo de recuperación.

El mundo de la cirugía plástica cosmética se mueve tan rápidamente que dos boletines de la American Medical Association, Archives of Facial Plastic Surgery y Archives of Dermatology dedican una generosa porción de sus ediciones de noviembre a discutir nuevas técnicas y mejoras en las técnicas establecidas.

¿Cuál es el mensaje para aquellos consumidores que se preocupan por cómo se ven? Comience poco a poco y use las armas pesadas (la cirugía cosmética invasiva que requiere de incisiones y tiempo de recuperación) sólo si es necesario.

"Han habido muchos avances en lo que llamamos procedimientos mínimamente invasivos para mejorar la apariencia", afirmó la Dra. June Robinson, editora de Archives of Dermatology y jefa de la sección de dermatología en el Centro Médico Dartmouth-Hitchcock de Lebanon, Nueva Hampshire

El énfasis, por lo menos al principio, cuando aparecen las señales del envejecimiento, es en procedimientos de "retoque", apuntó Robinson, incluidas inyecciones de Botox e inyecciones de materiales sintéticos de relleno como el ácido hialurónico para eliminar las arrugas. Entonces, las personas típicamente avanzan hacia procedimientos más invasivos, como liftings quirúrgicos en la frente. "Si puede verse siempre 10 años más joven, mejor", señaló Robinson.

"Lo que más le interesa a la gente son los tratamientos mínimamente invasivos", concurrió el Dr. Wayne Larrabee Jr., editor de Archives of Facial Plastic Surgery y profesor clínico de cirugía plástica facial de la Universidad de Washington.

Entre los tratamientos más promisorios, concurrieron Larrabee y Robinson, son los usos mejorados del Botox, materiales de relleno más avanzados que duran mucho más que los antiguos y un mejor uso del láser. A veces se combinan con otros tratamientos.

"Tenemos maneras nuevas de usar el Botox que usan volúmenes más grandes que son menos diluidos", apuntó Robinson. Los tratamientos con Botox involucran la inyección de pequeñas dosis del mismo complejo de proteínas involucrado en el envenenamiento por alimentos. Funciona al bloquear la emisión de la sustancia química de las células nerviosas que señala la contracción muscular. Al usar volúmenes más grandes, dijo Robinson, "se esparce más. Se puede hacer la frente completa con la cantidad que se usaba para tratar dos líneas faciales. Esa es una verdadera ventaja". Generalmente, el Botox dura cerca de cuatro meses, dijo Robinson, antes de que se necesite repetir el tratamiento.

A medida que los que nacieron después de la segunda guerra mundial envejecen, las antiguas cicatrices de acné se hacen más visibles, explicó Robinson. Y encontró que las cicatrices pueden ser minimizadas efectivamente con un láser llamado Q-switch Nd-YAG.

Otra técnica que ha mejorado, apuntó Larrabee, es el uso de energía de radiofrecuencia, como el Thermage, para tensar los músculos faciales. La radiofrecuencia funciona al calentar el colágeno debajo de la superficie de la piel, haciendo que se haga más grueso y se tense, lo que le da la piel un aspecto más suave y juvenil. "Parecen estar mejorando y la promesa es que se puede hacer mucho por el paciente más joven o hacer un retoque a un paciente más viejo que se ha sometido a una operación facial".

Para la piel dañada por el sol de los fanáticos del bronceado, combinar una luz pulsada intensa con una crema tópica parece promisorio, señaló Larrabee. "Sólo unas cuantas personas lo están haciendo ahora", dijo, pero predice que el método se hará más popular.

La crema aumenta el efecto de la luz pulsada intensa, la cual "realmente no es un láser, sino luz filtrada intensa", dijo Larrabee. "Su uso más frecuente es para tratar manchas".

Los materiales de relleno que los médicos llaman "inyectables" también están mejorando. Entre los más promisorios, según uno de los estudios publicados en Archives of Facial Plastic Surgery, es el ácido hialurónico, o Restylane, el cual se usa con frecuencia para minimizar las líneas sobre el labio superior o los pliegues nasolabiales, esas líneas profundas que van desde la nariz al exterior de los labios. En un estudio con casi 1,500 pacientes, casi el 61 por ciento estaba aún complacido con los resultados luego de nueve meses. "Esencialmente, es el doble de eficaz que el colágeno", apuntó Larrabee, refiriéndose al colágeno de vaca o humano, que son otros inyectables comúnmente utilizados.

Con la amplia variedad de nuevos tratamientos (y un nuevo láser o relleno cada día), los consumidores deben tener cuidado, concurrieron Robinson y Larrabee. ¿Cómo pueden obtener los consumidores los mejores resultados?

Consulte dos o más médicos que se especialicen en el tratamiento que desea, sugirió Larrabee. Entre los especialistas que ofrecen tratamientos contra el envejecimiento se encuentran los dermatólogos, los cirujanos plásticos faciales, los cirujanos plásticos y de reconstrucción, y los cirujanos oculoplásticos (oftalmólogos entrenados en trabajo cosmético).

Solicite ver fotografías de antes y después del tratamiento que desea, aconsejó Larrabee. "Podría ver y decir que no considera que el resultado sea lo suficientemente dramático como para justificar el tratamiento", añadió.

Recuerde que la cirugía cosmética no puede eliminar la necesidad de cuidar de su piel, agregó Robinson. "Los hidratantes y la protección solar son para toda la vida", le dice a sus pacientes.

Más información

Para obtener más información sobre los procedimientos cosméticos, visite la American Society of Plastic Surgery.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Wayne Larrabee Jr., M.D., editor, Archives of Facial Plastic Surgery and clinical professor, facial plastic surgery, University of Washington, Seattle; June Robinson, M.D., editor, Archives of Dermatology and section chief, dermatology, Dartmouth-Hitchcock Medical Center, Lebanon, N.H.,; November 2004 Archives of Dermatology, November 2004 Archives of Facial Plastic Surgery
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined