El director de Moderna dice que quizá se necesite una cuarta dosis contra la COVID el próximo otoño

covid vaccines
Adobe Stock

VIERNES, 7 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Es posible que la mayoría de las personas necesiten una cuarta dosis de la vacuna contra la COVID el próximo otoño, debido a que es probable que haya una disminución en la inmunidad, afirmó el jueves Stephane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

Si bien el refuerzo que recibieron millones de estadounidenses este otoño debería mantenerse fuerte durante el aumento de la ómicron de este invierno, Bancel dijo que es probable que la eficacia de los refuerzos disminuya en el transcurso de varios meses, parecido a lo que ocurrió con las dos primeras dosis.

"Cuando obtengamos los datos en las próximas semanas me sorprenderá que se mantenga bien a lo largo del tiempo... no prevería que resista demasiado bien", comentó Bancel sobre las dosis de refuerzo en una entrevista con Goldman Sachs, durante su conferencia de directores ejecutivos de atención de la salud, informó la cadena CNBC.

Los gobiernos, entre ellos Reino Unido y Corea del Sur, ya están encargando las dosis en preparación, añadió.

"Sigo creyendo que vamos a necesitar refuerzos en otoño de 2022 y en el futuro", aclaró Bancel, y añadió que las personas mayores o que tienen problemas de salud subyacentes podrían necesitar refuerzos anuales durante los próximos años.

"Hemos afirmado que creemos que, en primer lugar, este virus no va a desaparecer", señaló Bancel. "Vamos a tener que vivir con él".

Moderna publicó datos preliminares el mes pasado que mostraron que su vacuna de refuerzo actualmente autorizada de 50 microgramos aumentó 37 veces los anticuerpos que bloquean la infección con la ómicron. Un refuerzo de 100 microgramos aumentó estos anticuerpos 83 veces.

Mientras tanto, los datos de Reino Unido encontraron que las vacunas de dos dosis de Moderna y Pfizer tienen una efectividad de apenas un 10 por ciento para prevenir la infección sintomática con la ómicron 20 semanas después de la segunda dosis, informó CNBC.

El mismo estudio, publicado por la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, encontró que las dosis de refuerzo tienen una efectividad de hasta un 75 por ciento en la prevención de la infección sintomática dos semanas después de recibir la inyección.

Pero el estudio encontró que la efectividad de las dosis de refuerzo empieza a disminuir después de unas cuatro semanas. Los refuerzos tuvieron una efectividad en la prevención de la infección del 55 al 70 por ciento entre la quinta y la novena semana, y del 40 al 50 por ciento diez semanas después de recibir la inyección.

La vacuna de Moderna no es la única que quizá requiera una cuarta dosis en algún momento.

Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, declaró el mes pasado a CNBC que es probable que se necesite una cuarta dosis, y que la dosis podría ser necesaria antes de lo previsto debido a la virulencia de la ómicron.

Aun así, Bancel se mostró positivo el jueves, y afirmó que la ómicron podría acelerar la transición de la grave crisis causada por el coronavirus a una fase en la que suficientes personas tengan algún nivel de inmunidad, de forma que la COVID-19 ya no afecte a la vida diaria.

Pero "lo que es totalmente imposible de predecir es que se produzca una nueva mutación en un día, una semana o tres meses, que sea peor en términos de la gravedad de la enfermedad", añadió. "Eso es algo con lo que simplemente tendremos que ser prudentes".

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. para obtener más información sobre los refuerzos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: CNBC
Consumer News in Spanish