La Casa Blanca afirma que los refuerzos reformulados estarán listos en septiembre

covid vaccine
Adobe Stock

VIERNES, 29 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Los estadounidenses podrían recibir unas dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID, que puedan luchar contra las más recientes variantes ómicron, incluso ya a mediados de septiembre.

Unas personas familiarizadas con las deliberaciones afirman que la administración de Biden planifica ofrecer una campaña de refuerzos con las nuevas formulaciones, porque los fabricantes de las principales vacunas utilizadas en Estados Unidos (Pfizer y Moderna) han dicho que pueden suministrar las nuevas dosis en esas fechas, reportó el New York Times

Esto podría significar que los estadounidenses más jóvenes, que todavía no son elegibles para un segundo refuerzo de las vacunas originales, tendrán que esperar hasta otoño para recibirlos.

Algunos de la administración han dicho que el uso de los refuerzos originales se debería ampliar ahora, a medida que las altamente contagiosas variantes ómicron se propagan, mientras que otros afirman que la mejor opción es fortalecer la inmunidad de todo el mundo en otoño con un refuerzo que pueda luchar contra la variante BA.5, antes de un aumento potencial en invierno.

El Dr. Anthony Fauci, el principal asesor médico de Biden, y el Dr. Ashish Jha, coordinador de la respuesta a la pandemia de las Casa Blanca, abogaron por ampliar los segundos refuerzos para más estadounidenses ahora, informó el Times.

"Pienso que debe haber flexibilidad y permisividad, al menos para permitir" un segundo refuerzo de la vacuna original entre los estadounidenses más jóvenes, planteó Fauci en una entrevista de este mes.

Pero los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. deseaban enfocarse en una campaña de otoño con las dosis de refuerzo reformuladas, informó el Times.

Pfizer y Moderna dijeron que pueden suministrar millones de dosis a mediados de septiembre, más pronto de lo que habían estimado antes, según el Times. Aun así, los datos sobre la efectividad de las nuevas dosis contra la BA.5 son preliminares en este momento.

A pesar del debate, el gobierno federal planifica continuar recomendando que las personas que son elegibles para un segundo refuerzo se lo pongan ahora y que no esperen a la dosis de otoño.

A algunos les preocupa que las personas se pongan las dosis de refuerzo en un intervalo demasiado corto, en parte porque quizá la segunda no funcione igual de bien si se pone demasiado pronto tras la primera.

"Uno no puede vacunarse el 1 de agosto y vacunarse de nuevo el 15 de septiembre y esperar que la segunda dosis haga algo", declaró al Times Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla. "Tiene tantos anticuerpos en circulación que, si se pone otra dosis, no hace nada".

"Los anticuerpos evitan que esa próxima dosis funcione" si la próxima dosis se administra demasiado pronto, explicó, un patrón que aplica a otras vacunas, por ejemplo las vacunas contra el tétanos o la gripe.

Otra preocupación es que dos dosis en un intervalo demasiado corto podrían aumentar el riesgo de miocarditis, un efecto secundario raro relacionado con el corazón en los hombres jóvenes.

También existe una preocupación de que el público pudiera cansarse de las múltiples dosis, como evidencia el hecho de que haya menos adopción de las vacunas con cada dosis. Casi la mitad de las personas elegibles se pusieron un primer refuerzo, pero apenas un 30 por ciento han recibido el segundo refuerzo, muestran los datos de los CDC.

La administración de Biden está trabajando en los contratos para las dosis de refuerzo reformuladas, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. hizo una compra por adelantado por 3.2 mil millones de dólares de 105 millones de dosis fabricadas por Pfizer, reportó el Times. Se espera un trato similar con Moderna.

Todos los adultos, y tal vez los niños, podrían ser elegibles para los nuevos refuerzos.

Mientras tanto, la BA.5 sigue propagándose, provocando más muertes y hospitalizaciones, en particular entre las personas mayores. Ya conforma casi un 82 por ciento de todos los casos nuevos, según los CDC. Ahora hay casi 130,000 casos nuevos al día, pero estos números podrían ser mucho más altos, porque las personas que toman las pruebas en casa quizá no reporten sus casos, señaló el Times.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las variantes de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: New York Times

Consumer News in Spanish