See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Implante en encías podrían tratar la enfermedad periodontal

Investigadores afirman que liberan medicamentos para tratar la inflamación y la hinchazón

JUEVES 14 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores están explorando un tratamiento prometedor para tratar la enfermedad periodontal en la que un implante biodegradable en las encías libera poco a poco medicamentos que combaten la infección.

El nuevo procedimiento, diseñado para ser menos invasivo y más eficaz que los tratamientos quirúrgicos actuales, fue presentado el jueves en la reunión anual de la American Chemical Society en San Francisco.

"Tengo plena confianza en que esta tecnología será efectiva", afirmó la coautora del estudio Kathryn E. Uhrich, profesora de química y biología química en Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey.

Aunque aún no han empezado los ensayos en animales y humanos, Uhrich apuntó que el trabajo de laboratorio realizado junto con la otra coautora Michelle L. Johnson, una de las estudiantes de postgrado de Uhrich, indican que el implante de plástico parece ser efectivo y seguro.

"Estamos usando antibióticos con propiedades antibacterianas, de los que todo el mundo ya conoce, junto con propiedades antiinflamatorias similares a la de la aspirina, de los de toda la vida", explicó. "Así que es bastante sencillo de fabricar, y no veo obstáculos técnicos significativos".

"Sin embargo, lo que es único aquí es nuestro plan para tratar la enfermedad periodontal al combinar estas propiedades con una estructura de implante de polímero, o plástico, que posibilite la liberación de medicamentos con una invasión mínima", agregó.

De acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research, cerca del 80 por ciento de los hombres y las mujeres tienen enfermedad de las encías de un tipo o de otro.

Los autores anotan que entre el 8 y el 12 por ciento de los estadounidenses tienen una etapa avanzada de enfermedad periodontal, lo que requiere intervenciones invasivas como la cirugía para prevenir la pérdida dental.

La enfermedad periodontal, que significa literalmente una enfermedad del "entorno del diente", es una infección bacteriana crónica de las encías y los huesos que rodean los dientes. Esta enfermedad se origina en la placa cargada de bacterias, que forma de manera rutinaria una película pegajosa en las superficies del diente.

Unos malos hábitos higiénicos, una mala nutrición, el estrés, el tabaquismo, la diabetes y la predisposición genética, así como ciertos medicamentos, pueden incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías.

En sus etapas menos serias, esta dolencia puede provocar hinchazón y sangrado más o menos indoloros. Sin embargo, si no se trata, el tejido de las encías y los huesos puede literalmente desintegrarse en un periodo de tiempo prolongado.

El tratamiento para la enfermedad de las encías en etapa avanzada empieza con la eliminación por parte de un dentista de los organismos infectados que se acumulan en los sacos profundos entre los dientes y las encías, un proceso que se conoce como "raspado".

A veces se aplican antimicrobianos tópicos en los sacos limpios para ayudar a eliminar el resto de bacterias.

Si la pérdida ósea es significativa, el estándar vigente para la segunda fase del tratamiento comprende la implantación quirúrgica de materiales como barrera, como el teflón, para separar la encía del hueso y los dientes así como para estimular la regeneración y curación del tejido. Luego, la barrera se extrae de manera quirúrgica a las seis semanas aproximadamente.

De acuerdo con Uhrich, el nuevo procedimiento propuesto reducirá la necesidad de cirugía invasiva a la mitad al disponer de un implante que liberará tanto antiinflamatorios como antimicrobianos durante un tiempo determinado. Mientras tanto, la barrera en sí misma se irá desintegrando poco a poco.

Los investigadores señalan que los pacientes se beneficiarán porque la barrera no tiene que ser eliminada con cirugía, y los tejidos de la encía se curarán con el uso de ácido salicílico, un ingrediente antiinflamatorio activo encontrado en la aspirina.

"Esto es absolutamente un proceso único", aseguró Uhrich. "No hay nada ahí fuera como esto ahora mismo".

Uhrich dijo que el procedimiento podría estar disponible para los pacientes en tan poco como dos años, dependiendo de la aprobación de la U.S. Food and Drug Administration después de los ensayos en animales y humanos. Ya se han programado ensayos en primates.

Sin embargo, Robert Genco, un profesor distinguido de biología oral, periodontología y microbiología en la facultad de medicina dental de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, tiene algunas dudas sobre el procedimiento.

"La prueba definitiva serán los ensayos en humanos", afirmó. "Podría ser un tratamiento auxiliar útil para el raspado profundo que se necesita para eliminar las bacterias tenazmente arraigadas", señaló. "Pero también hay un posible aspecto negativo de que el impacto antiinflamatorio del procedimiento pueda reducir teóricamente la habilidad del organismo para lidiar con infecciones al socavar la capacidad del cuerpo para deshacerse de las bacterias más difíciles de eliminar. No se ha demostrado del todo que esto podría ser un problema, pero es algo con lo que tendremos que enfrentarnos".

Más información

Para más información adicional sobre la enfermedad de las encías, visite la American Academy of Periodontology.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Kathryn E. Uhrich, Ph.D., professor, chemistry and chemical biology, Rutgers, The State University of New Jersey, Piscataway, N.J.; Robert Genco, Ph.D., distinguished professor, oral biology, periodontology and microbiology, School of Dental Medicine, State University of New York at Buffalo; Sept. 14, 2006, presentation, American Chemical Society annual meeting, San Francisco.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined