See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El control estricto del azúcar en sangre podría aumentar el riesgo de muerte

Investigadores señalan que se deberían revisar las directrices para incluir un límite bajo para los niveles de glucosa

MARTES, 26 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente revela que un control muy estricto del azúcar en sangre podría aumentar el riesgo de muerte prematura en personas con diabetes tipo 2, y que este riesgo es incluso mayor entre los pacientes que toman insulina.

Los autores del estudio, de la Facultad de medicina de la Universidad de Cardiff en Gales, recomiendan revisar las directrices sobre la diabetes para incluir un umbral más bajo de niveles de azúcar en sangre además de los ya bien conocidos umbrales altos.

Sin embargo, otros expertos familiarizados con el estudio aseguraron que este asunto aún está en debate y que los diabéticos no deberían renunciar, bajo ninguna circunstancia, a reducir su glucosa en sangre ya sea con medicamentos, insulina, o cambios en el estilo de vida; aunque sí deberían evitar, si les es posible, bajar estos niveles demasiado.

"Lo que se quiere evitar a toda costa es tener un azúcar en sangre bajo. Si está conduciendo y tiene hipoglucemia, puede sufrir un accidente automovilístico", señaló el Dr. Daniel Bessesen, profesor de medicina de la Universidad de Colorado en Denver y jefe de endocrinología de Centro Médico de Salud de Denver. "[Sin embargo], esto no cambia por completo la situación". Además, apenas unas cuantas personas alcanzan niveles realmente bajos, lo que según parece causó problemas en este estudio, agregó.

Durante años se pensó que mantener niveles de glucosa en sangre lo más cerca posible a lo normal minimizaría tanto las complicaciones microvasculares (que afectan a los ojos, riñones y extremidades) como las macrovasculares, tales como ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

Así que el mantra para el azúcar en sangre durante este tiempo fue "bajar más los niveles".

Sin embargo, los nuevos hallazgos, que aparecen en la edición en línea de The Lancet y que fueron financiados por Eli Lilly and Co., no son los primeros en señalar el lado negativo de reducir los niveles de glucosa en sangre.

Dos estudios anteriores encontraron que cuando los esfuerzos por reducir los niveles de glucosa en sangre son excesivos podrían no ayudar y que incluso podrían causar la muerte de personas con diabetes tipo 2.

Los investigadores de Cardiff estudiaron a casi 28,000 personas con diabetes tipo 2 que tomaban una combinación de metformina (conocida como Glucofage y otras marcas) y una clase de medicamentos conocida como sulfonilúreas.

Otros 20,000 individuos tomaban insulina.

El riesgo de muerte de los individuos que tenían el menor nivel de azúcar en sangre (una media de HbA1c de 6.4 por ciento) era 52 por ciento más alto que los que tenían una HbA1c de 7.5 por ciento. Entre tanto, los que tenían los mayores niveles de azúcar en sangre afrontaban con el tiempo un riesgo de muerte 79 por ciento más alto que el grupo de control, que tenían la tasa de mortalidad más baja.

El estudio fue retrospectivo y tampoco describió de forma general las causas reales de muerte, dos factores que dan al estudio menos peso que un ensayo aleatorio controlado.

Quizá el mayor riesgo entre los que toman insulina se deba al hecho de que estos pacientes están por lo general más enfermos, comentó la Dra. Mary Ann Banerji, profesora de medicina y directora del centro para el tratamiento de la diabetes del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York, en esa misma ciudad.

También suelen tener una edad más avanzada, señaló Bessesen.

Quizá no se trate de qué tan bajo desciendan los niveles, sino de cómo se llega hasta ahí, subrayó el Dr. James Underberg, profesor asistente clínico de medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York.

Distintos medicamentos para la diabetes actúan de manera diferente y tienen efectos también distintos sobre el azúcar bajo en sangre, señaló.

A final de cuentas, apuntó Underberg, "todo se reduce a lo que los médicos hacen a diario, adaptar las directrices a cada persona".

Y los individuos probablemente se esfuerzan por mantener niveles de azúcar en sangre en torno a 7, señaló Banerji. Y eso es muy duro para la mayoría de la gente, agregó Banerji.

El Dr. Richard Bergenstal presidente de medicina y ciencias de la American Diabetes Association (ADA), destacó: "Necesitamos personalizar el objetivo de la A1c. No creo que el mensaje ahora deba ser que todo el mundo alcance los 7.5, porque ese era ya su nivel óptimo. La ADA recomienda un umbral cerca de 7, si podemos alcanzarlo de manera segura. Si una persona no puede llegar a 7 y necesita estar en 7.5 debido a la hipoglucemia, entonces es lo que debería hacer".

Más información

La American Diabetes Association tiene más información sobre la diabetes tipo 2.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: James Underberg, M.D., clinical assistant professor of medicine, New York University Medical School, New York City; Mary Ann Banerji, M.D., professor of medicine and director, diabetes treatment center, State University of New York Downstate Medical Center, New York City; Daniel Bessesen, M.D., professor of medicine, University of Colorado Denver and chief of endocrinology, Denver Health Medical Center; Richard Bergenstal, M.D., president, medicine and science, American Diabetes Association; Jan. 27, 2010, The Lancet, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined