See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Exhortan a una doble acción contra la prediabetes

El objetivo es evitar el desarrollo de la diabetes en toda su plenitud y sus exorbitantes costos

MIÉRCOLES, 23 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los cambios en el estilo de vida, junto a la reducción del riesgo de enfermedad cardiaca, pueden hacer mucho por evitar que la diabetes se desarrolle por completo, recomiendan los expertos de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE).

La prediabetes ocurre cuando los niveles de azúcar en sangre o la tolerancia anormal a la glucosa son elevados, pero no hasta el punto de ser considerados como diabetes. Más de 56 millones de estadounidenses tiene actualmente prediabetes, de acuerdo con los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

"La diabetes se ha convertido en un problema importante en Estados Unidos", aseguró durante una teleconferencia del miércoles por la tarde el Dr. Harold Lebovitz, profesor de medicina en la división de endocrinología y metabolismo/diabetes del Centro de ciencias de la salud de la Universidad Estatal de Nueva York en Brooklyn.

Lebovitz subrayó que la diabetes es la causa principal de insuficiencia renal y de la mayor parte de los casos de ceguera en adultos, y que es la responsable de cerca del 60 por ciento de las enfermedades cardiovasculares.

"La cuestión es, ¿hay que esperar hasta que los pacientes realmente desarrollen estas complicaciones catastróficas?", planteó Lebovitz. "El año pasado, los costos directos e indirectos de tratar a las personas con diabetes ascendieron a $170 mil millones".

La epidemia creciente de diabetes en Estados Unidos seguirá costando cada vez más, a menos que se haga algo para frenar esa situación, enfatizó Lebovitz. "La diabetes se inicia en una fase anterior, conocida como prediabetes", señaló. "La cuestión aquí es si deberíamos esperar a que los pacientes prediabéticos desarrollen diabetes y sus complicaciones, o si deberíamos asumir un enfoque preventivo".

La AACE está ejerciendo presión para una acción agresiva con la finalidad de evitar que la prediabetes se convierta en diabetes. El primer paso implica cambios en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio. "Costará mucho dinero desarrollar programas enfocados en el estilo de vida, pero a largo plazo salvaremos billones de dólares en atención de salud", señaló Lebovitz.

Muchas personas cuestionan si la prediabetes es de hecho una enfermedad, apuntó Lebovitz. "El mensaje importante es que la prediabetes no es algo que no acarrea problemas para las personas", destacó Lebovitz. "Sin duda no tendrán ningún problema a los 30, pero cuando alcancen los 50, habrán tenido un ataque cardiaco y tendrán una úlcera en el pie".

Además de cambios en el estilo de vida, la AACE cree que la prediabetes necesita tratarse de manera más agresiva.

Ante la ausencia de farmacoterapias aprobadas por la U.S. Food and Drug Administration para el tratamiento de la prediabetes, la AACE sugiere otra forma de tratarla: Reducir la cifra a la que los niveles de azúcar en sangre son considerados como diabetes. Esto haría que las personas catalogadas como prediabéticas tuvieran acceso a los medicamentos actuales.

Además, aquellos que no pueden modificar su riesgo cardiovascular con cambios en el estilo de vida necesitan ser tratados para la presión arterial alta, el colesterol alto y deberían tomar medicamentos para controlar los niveles de azúcar en sangre.

"Los datos muestran que hay un espectro de la gravedad, ya que los afectados con mayor severidad se aproximan al mismo nivel de riesgo que el de las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2", advirtió en una declaración el Dr. Daniel Einhorn, vicepresidente de la AACE. "En estos individuos de mayor riesgo, que son una minoría, las estrategias farmacológicas podrían ser apropiadas si fracasan las terapias intensivas de estilo de vida. Independientemente, todos los individuos en riesgo para la diabetes deberían estar consciente del nivel de sus factores de riesgo y estar preparados para actuar".

Más información

Para más información sobre la diabetes, visite la American Diabetes Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: July 23, 2008, teleconference with Harold Lebovitz, M.D., professor, medicine, division of endocrinology and metabolism/diabetes, State University of New York Health Sciences Center at Brooklyn, New York City; Daniel Einhorn, M.D., vice president, American Association of Clinical Endocrinologists, and medical director, Scripps Whittier Institute for Diabetes, La Jolla, Calif.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined