Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Muchos estadounidenses carecen de suficiente vitamina D

Según los expertos, los niveles recomendados en los alimentos necesitan ser incrementados

LUNES, 23 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente halla que, en el transcurso de dos décadas, los niveles de vitamina D se han reducido dramáticamente entre los estadounidenses.

Los bajos niveles de vitamina D se han relacionado con el raquitismo en los niños y menor densidad mineral ósea en los adultos. Las investigaciones recientes también relacionaron la insuficiencia de vitamina D con el cáncer, la enfermedad cardiaca, las infecciones y una salud peor en general. Según los investigadores, los niveles óptimos se encuentran entre 30 y 40 ng/ml.

"Hallamos un incremento marcado en la deficiencia de vitamina D durante las últimas dos décadas", dijo el Dr. Adit Ginde, autor del estudio y profesor asistente de cirugía de la Facultad de medicina de la Universidad de Colorado en Denver. "Más de tres de cada cuatro estadounidenses ahora tiene niveles de vitamina D por debajo de lo que creemos que es necesario para una salud óptima. Los estadounidenses de origen africano y los hispanos están en riesgo particularmente alto y casi todos tienen niveles inferiores a lo óptimo".

El estudio aparece en la edición del 23 de marzo de Archives of Internal Medicine.

Para el estudio, el grupo de Ginde recolectó información sobre los niveles de vitamina D de 18,883 personas recopilados entre 1988 y 1994, y de 13,369 personas recolectados entre 2001 y 2004. Los datos provienen de la Tercera encuesta nacional de examen de salud y nutrición.

Los investigadores hallaron que los niveles promedio de vitamina D eran de 30 ng/ml entre 1988 y 1994, pero se redujeron a 24 ng/ml entre 2001 y 2004. Además, los niveles de vitamina D inferiores a los 10 ng/ml aumentaron de dos a seis por ciento durante el estudio. También hubo menos personas con niveles de vitamina D de 30 ng/ml o superiores (45 a 23 por ciento).

Los investigadores hallaron que las mayores reducciones en los niveles de vitamina D se vieron entre los negros, entre quienes los niveles de vitamina D inferiores a los 10 ng/ml aumentaron de 9 a 29 por ciento y los niveles de más de 30 ng/ml se redujeron de 12 a 3 por ciento.

"Los aumentos en la deficiencia de vitamina D en la población podrían haber reducido la salud general de la población", aseguró Ginde. "Debido a que la luz solar es la principal fuente de vitamina D, los aumentos en el uso de bloqueador solar, la evitación del sol y la reducción en la actividad al aire libre, aunque han sido exitosos para reducir el cáncer de piel, probablemente han reducido los niveles de vitamina D en la población".

Diez minutos de luz solar en brazos y piernas expuestos dos o tres veces a la semana simplemente mejoran la producción de vitamina D, pero se deben sopesar contra el riesgo de cáncer de piel, anotó Ginde. La complementación con vitamina D es otra manera de incrementar los niveles. Sin embargo, las dosis actuales recomendadas de complementos de vitamina D están desactualizadas y son inadecuadas, agregó.

Actualmente, los niveles recomendados de complementos de vitamina D son de 200 unidades internacionales (UI) desde el nacimiento hasta los 50, de 400 (UI) diarias desde los 51 hasta los 71 y de 600 UI diarias a partir de los 71. Estas recomendaciones son para mejorar principalmente la salud ósea.

"La vitamina D es un asunto de de salud pública importante y menospreciado, y podría ser responsable de algunas diferencias raciales en resultados de salud", aseguró Ginde. "La mayoría de los estadounidenses consumen más vitamina D. Probablemente sean necesarias dosis más altas de complementación de vitamina D que las recomendadas actualmente, de al menos 1,000 a 2,000 UI diarias, para incrementar los niveles de vitamina D para muchas personas".

Otro informe en la misma revista resalta la importancia de la vitamina D para la salud ósea. En el estudio, los investigadores suizos concluyen que 400 UI de complementos de vitamina D se relacionan con menos riesgo de fracturas en adultos mayores.

"Teniendo en cuenta la frecuencia, gravedad y costo de las fracturas no vertebrales, cualquier mayor de 65 debe tomar vitamina D a una dosis cercana a 800 UI diarias", señaló Heike A. Bischoff-Ferrari, investigador líder y profesor asistente de la Universidad de Zúrich.

Para llegar a esa conclusión, Bischoff-Ferrari y sus colegas revisaron los hallazgos de doce ensayos clínicos que examinaron los beneficios de los complementos de vitamina D para reducir las fracturas en los adultos a partir de los 65. En general, en los ensayos participaron 42,279 sujetos.

Los investigadores hallaron que los complementos de vitamina D redujeron el riesgo de fracturas no vertebrales en 14 por ciento y de fracturas de cadera en 9 por ciento. En ensayos en los que la gente recibió dosis de más de 400 UI diarias, las fracturas se redujeron en 20 por ciento y las de cadera en 18 por ciento.

Además, para las personas que toman dosis elevadas de vitamina D, los complementos de calcio no parecieron tener efectos protectores contra las fracturas, según informaron los investigadores.

"En dosis más altas, este beneficio no se restringe a individuos frágiles de mayor edad, pero también está presente en individuos de mayor edad que viven en ancianatos"; aseguró Bischoff-Ferrari. "En el subgrupo de los que vivían en ancianatos, la vitamina D a dosis más alta redujo las fracturas no vertebrales en 33 por ciento".

El Dr. Michael F. Holick, director del Laboratorio de vitamina D del Centro médico de la Universidad de Boston, anotó que los niveles recomendados de vitamina D se están revisando y probablemente se aumenten.

"Un panel del Instituto de Medicina está planeando hacer nuevas recomendación para mediados de 2010", aseguró Holick. "Está bastante claro que se necesitan desde 1,400 y hasta 2,000 UI diarias, y si es obeso, probablemente necesita al menos una y media veces esa cantidad porque la grasa se apropia de la vitamina D", aseguró.

Holick aseguró que la gente está tomando menos leche y evitando el sol, las principales razones por la reducción de los niveles de vitamina D en la población.

Una manera de combatir el problema es incrementar la complementación de vitamina D en los alimentos, según Holick. Las recomendaciones recientes que incrementan los niveles de vitamina D le permitirán a la industria alimentaria aumentar los niveles en alimentos y agregársela a más alimentos, dijo.

"Necesitamos desesperadamente un incremento marcado en la recomendación de ingesta adecuada y, ojalá, sea de 1,000 a 2,000 UI diarias y aumentar el nivel límite superior en al menos 10,000 UI diarias", aseguró Holick. "El plan sería incrementar la cantidad por porción e incrementar la cantidad de alimentos fortificados con vitamina D".

Más información

Para obtener más información sobre la vitamina D, visite la Biblioteca Nacional de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Richard M. Bergenstal, M.D., president-elect, medicine and science, American Diabetes Association, and executive director, International Diabetes Center at Park-Nicollet Health Services, Minneapolis; Mary Austin, R.D., diabetes educator and consultant, Detroit; March 24, 2009, survey, American Diabetes Association
Consumer News in Spanish