See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan genes con un abdomen prominente

Investigadores hallan que el consumo excesivo de grasas saturadas eleva el riesgo de obesidad

JUEVES, 5 de noviembre (HealthDay News/DrTango) -- Una investigación reciente arroja luz sobre la posible relación entre los genes que se heredan y el tamaño del abdomen.

Los participantes del estudio francés duplicaban el riesgo de tener grasa alrededor del abdomen si tenían una determinada particularidad genética, y además, mientras más particularidades tenían, mayor era el riesgo de abdomen prominente.

Este estudio examinaba el síndrome metabólico, una afección en la que la obesidad abdominal, el colesterol alto y la presión arterial alta en conjunto elevan el riesgo de varias enfermedades, como el accidente cerebrovascular, la enfermedad cardiaca y la diabetes tipo 2.

Los hallazgos son tan sólo una pieza más del rompecabezas de la obesidad, aseguró una especialista en nutrición.

"Ciertamente, se añade al conjunto de conocimientos que tenemos, pero necesitamos estudiar lo que significa dentro de la visión global y el contexto del resto de investigaciones sobre obesidad", apuntó Lona Sandon, profesora asistente del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas y vocera de la American Dietetic Association.

Los resultados del estudio, diseñado para explorar una posible relación entre los genes y el síndrome metabólico, aparecen en la edición de noviembre de la revista Journal of Nutrition.

Los investigadores dieron seguimiento a 1,754 franceses durante siete años y medio, y registraron lo que comían. Hallaron que tener cualquiera de cinco particularidades genéticas duplicaba el riesgo de que una persona tuviera obesidad abdominal, y que comer muchas grasas saturadas elevaba el riesgo aún más. Sin embargo, también encontraron que tener una de las particularidades genéticas no elevaba el riesgo de síndrome metabólico.

Sandon señaló que el estudio no confirma que el rasgo genético conduzca directamente a la obesidad. Los hallazgos, apuntó, muestran "una relación, pero no una de causa y efecto".

Además, resaltó que aunque el estudio encontró una relación entre genes y la obesidad abdominal, en algunos sujetos el consumo de grasas saturadas representaba más del 15.5 por ciento del total de calorías.

La recomendación actual es de diez por ciento para la mayoría de las personas sanas y de siete por ciento para los que tienen colesterol alto y otros factores de riesgo metabólicos para la enfermedad cardiaca, dijo.

A grandes rasgos, los investigadores están comenzado a comprender cómo la genética se conecta con la obesidad y "cómo estos genes se ven afectados por el medioambiente y los componentes de los alimentos", aseguró Sandon.

"El misterio es cómo convertir ese conocimiento en recomendaciones de salud reales y cómo múltiples genes trabajan en conjunto para fomentar o suprimir la obesidad", dijo. "Si hubiera un solo gen relacionado con la obesidad, la respuesta podría ser simple. Pero sabemos que están involucrados múltiples genes, de modo que es difícil sacar conclusiones rápidas y firmes sobre lo que las personas deberían hacer con esta información".

Cuando se trata de la obesidad, los factores genéticos, la dieta y el ejercicio, o la falta del mismo, están "altamente involucrados", señaló el coautor del estudio, el Dr. Richard Planells, profesor de bioquímica de la Universidad Aix-Marseille II en Francia.

¿Qué se puede hacer? De momento, las pruebas genéticas para detectar estos genes particulares no son factibles. "Tienen que analizarse muchos otros genes antes de que podamos diseñar un mapa genético", explicó Planells.

Incluso si hubiera una prueba, "la mayor parte del control estaría siempre en manos de la persona", agregó Cynthia Sass, dietista registrada y autora de la ciudad de Nueva York. "Aunque tuviera una fuerte predisposición genética a la obesidad o a cualquier enfermedad, no hay garantía de que desarrollará la enfermedad". Si se sigue el mismo estilo de vida, en efecto, se tendrá un riesgo más alto, pero el punto principal aquí es que la mayor parte del riesgo depende de la forma en que se trata al cuerpo, lo que provee poder de actuar".

Más información

Más información sobre la obesidad en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Lona Sandon, R.D., assistant professor, clinical nutrition, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Richard Planells, M.D., Ph.D., professor, biochemistry, University of Aix-Marseille II, Marseille, France; Cynthia Sass, M.P.H., R.D., registered dietitian and author, New York City; November 2009, Journal of Nutrition
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.