Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Bebés pequeños pueden acelerar riesgo de diabetes

Aumento de peso rápido luego de los dos años

Miércoles, 25 de febrero (HealthDayNews) -- Los niños de la India quienes nacieron pequeños fueron más propensos a desarrollar tanto la resistencia insulínica como diabetes tipo 2 al llegar a adultos jóvenes.

El riesgo era mucho más alto cuando estos bebés aumentaron de peso luego de los 2 años de edad, según un reciente estudio.

"Ninguno de estos niños estaba realmente calificado por el nivel de obesidad para la edad de 12 años", indicó el co-investigador doctor K. Srinath Reddy, profesor de cardiología en el All India Institute of Medical Sciences en Nueva Delhi. "Pero entre los 2 y 5 años, hubo un considerable aumento de peso, que los llevó a lo que se consideraría como normal pero, relacionado con el peso al nacer, se consideraba excesivo".

La investigación aparece en la edición del 26 de febrero de la New England Journal of Medicine.

La obesidad coloca a las personas en riesgo de diabetes tipo 2. La prevalencia de estas condiciones está en aumento en nivel mundial tanto en adultos como niños. Países en desarrollo como lo es la India están viendo un aumento particularmente rápido, y los expertos creen que entran en juego factores genéticos y ambientales.

"En los pasados 30 años la India ha experimentado una tremenda cantidad de urbanismo y muchos cambios en la naturaleza de los alimentos consumidos", sostuvo Reed. Los carbohidratos simples y el contenido de fibra han ido en descenso mientras que el contenido de grasa (en especial grasas saturadas y los ácidos transgrasos) han aumentado.

Pero aunque la mayoría de las personas está experimentando la transición nutricional, sólo unos pocos están en mayor riesgo. "Lo que es de interés aquí es que aunque el grupo completo está pasando por cambios [nutricionales] experimentales, es el grupo con bajo peso al nacer quien alcanza su peso de los 2 años en adelante, éste es el grupo de más alto riesgo", continuó Reddy. "Los factores ambientales son definitivamente importantes, pero este grupo experimenta particularmente susceptibilidad".

El estudio actual se comenzó a trabajar hace 35 años, en 1969, en un área Delhi del Sur, India. Más de 20,000 mujeres casadas dieron a luz a 8,181 bebés. La altura y el peso de cada bebé se registraron a 72 horas de nacimiento, luego nuevamente en 3 meses, 6 meses, 9 meses y 12 meses, y en un intervalo de seis meses luego de eso.

Entre agosto de 1998 y agosto de 2002, los investigadores retomaron el estudio y midieron la tolerancia a la glucosa y concentraciones de insulina en el plasma en 1,492 de esos bebés, ahora hombres y mujeres de 26 a 32 años.

Sobre un 10 por ciento del grupo tuvo tolerancia a la glucosa impedida, indicando riesgo de diabetes, mientras que 4.4 tuvo diabetes. Las personas en estos grupos por lo general tuvieron un bajo índice de masa corporal (IMC) cuando eran bebés seguidos de un aumento de peso luego de este punto.

El riesgo general de desarrollar resistencia insulínica o diabetes comparado con bebés que no eran pequeños al nacer fue relativamente pequeño. "El riesgo es significativo, pero no una gran cantidad", indicó el doctor Robert Rapaport, un profesor y director de endocrinología pediátrica y diabetes en la Escuela de Medicina de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. "Es leve aumento en el riesgo, y queda por ver si esto se confirma a medida que los niños crecen. Tenemos que ser un tanto precavidos".

Además, los investigadores lograron encontrar sólo una pequeña porción (menos de 20 por ciento) del grupo original que habían registrado, y el estudio se confinó a Delhi del Sur, que, señaló Rapaport, "podría ser representativo o no. Existen formas poco usuales de diabetes en la India que podrían ser o no ser representativas en otras partes el mundo".

Lo que es impactante, sin embargo, es que quienes desarrollaron resistencia insulínica y diabetes no eran obesos, añadió Rapaport.

En general, los hallazgos parecen ir de acuerdo con investigación previa sobre el tema.

"La explicación convencional es que la malnutrición intrauterina, que resulta en bajo peso al nacer, es también un periodo de programación metabólica en la que el feto dentro de la matriz aprende a lidiar con la deficiencia nutricional. De no ser así, el niño nacería muerto", explicó Reddy. "Con el fin de sobrevivir, existe un cierto tipo de mecanismo, que permite al bebé sobrevivir a pesar del bajo consumo de nutrientes. Esto está condicionado para la supervivencia en condiciones de privación. Pero cuando se aumenta la disponibilidad de nutrientes en una forma bastante repentina, existe una incompatibilidad entre lo programado en el útero y lo que experimentan en el ambiente".

Hay mensajes de salud públicas tanto para el bebé como para la madre. Uno es que las mujeres necesitan recibir nutrición adecuada para cuando son niñas, ya que esta nutrición de por vida tiene repercusión en cuánta nutrición se puede transferir al bebé, indicó Reddy.

Los padres deben ser cuidadosos, acerca del tipo de nutrición que los hijos reciben en sus años anteriores. "Hay que evitar nutrientes altos en calorías y los niños necesitan mucha fibra, nutrientes y vegetales", expuso Reddy. "La actividad física será también de gran importancia".

Más información

Para más sobre la obesidad en la infancia y la diabetes, visita la Asociación Americana de Obesidad o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.

Fuentes: K. Srinath Reddy, D.M., profesor, cardiología, All India Institute of Medical Sciences, Nueva Delhi; Robert Rapaport, M.D., profesor y director, división de endocrinología pediátrica y diabetes, Escuela de Medicina de Mount Sinai, ciudad de Nueva York; 26 de febrero de 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish