See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Caminar menos al día dispara los marcadores de enfermedades

Un estudio danés halla que los niveles de insulina suben muy rápido cuando se reduce la actividad física diaria

MARTES 18 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Olvídese del ejercicio regular programado por un minuto. Si tan sólo reduce su nivel de actividad diaria promedio, como tomar ascensores en lugar de subir escaleras, aparcar su vehículo en el sitio más cercano posible, o no caminar nunca para hacer diligencias, incrementa su riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y muerte prematura, de acuerdo con una investigación danesa.

Y esos cambios se manifiestan en apenas 14 días una vez se empieza a reducir el nivel de actividad, señalan los investigadores.

El equipo halló que cuando los hombres saludables reducían su actividad diaria, sus niveles de insulina subían de manera dramática, al igual que los niveles de factores sanguíneos como los péptidos C y los triglicéridos, lo que apunta a un mayor riesgo de diabetes y enfermedad cardiaca.

"Es asombroso cómo caminar menos durante apenas dos semanas puede provocar numerosas anormalidades metabólicas", declaró una de los autoras del estudio, la Dra. Rikke Krogh-Madsen, del Centro de inflamación y metabolismo en Copenhague. "Resulta de especial interés subrayar que las alteraciones en el metabolismo tienen lugar sin un aumento total de peso", agregó.

"El mensaje aquí es que muchos de los cambios ocurren sin un cambio considerable en el peso, así que si su único barómetro de éxito y buena salud es el peso, está perdido", dijo Polly deMille, especialista en fisiología del ejercicio del Hospital para cirugías especiales de la ciudad de Nueva York.

Los resultados del estudio aparecen en una carta publicada en la edición del 19 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

En el estudio participaron 18 hombres jóvenes sanos sin historial familiar de diabetes. Ninguno fumaba ni seguía un programa de ejercicio regular de más de dos horas cada semana.

Los voluntarios del estudio fueron divididos en dos grupos. En el primer grupo participaron ocho hombres con una edad promedio de 27 años y un IMC promedio de 22.9, que está dentro de un rango normal (la obesidad empieza con un IMC de 30).

Antes de que comenzara el estudio, los hombres llevaban un podómetro para medir el número de pasos, y el resultado fueron 6,203 pasos al día en promedio. Para reducir el número de pasos, los investigadores pidieron a los voluntarios que tomaran el vehículo para hacer viajes cortos en lugar de caminar o ir en bicicleta, y que usaran ascensores en vez de escaleras. Durante el periodo de estudio, los hombres redujeron sus pasos diarios a un promedio de 1,394 pasos al día. Luego de dos semanas de actividad diaria reducida, la cantidad de insulina que circulaba por la sangre aumentó en cerca de 60 por ciento, lo que indica que el cuerpo ya no procesaba de manera eficaz la glucosa (energía) de los alimentos y necesitaba aumentar la producción de insulina para metabolizar el azúcar de los alimentos.

El segundo grupo incluía diez hombres con una edad promedio de 23.8 años y un IMC de 22.1. Al comienzo del estudio, el número promedio de pasos diarios era de 10,501. Luego de dos semanas, habían reducido el promedio de pasos diarios a 1,344, una reducción de casi 90 por ciento en la actividad diaria. En este grupo, los niveles de insulina aumentaron cerca de 60 por ciento tras dos semanas de inactividad.

Además, los investigadores midieron en ese mismo grupo los efectos adicionales y hallaron que los niveles de factores de riesgo de enfermedades cardiacas se habían incrementado también al reducir la actividad. Por ejemplo, los niveles de triglicéridos habían aumentado y la falta de actividad física estuvo asociada con un incremento de siete por ciento en la grasa abdominal, aunque no hubo un aumento de peso en general, según Krogh-Madsen.

"Una menor actividad diaria puede inducir cambios metabólicos que pueden ser asociados con la progresión de trastornos crónicos y mortalidad prematura", señaló la investigadora.

La buena noticia, agregó deMille, es que la otra cara de la moneda también es cierta.

Con apenas un par de semanas de mayor actividad física, usted puede empezar a reducir su riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, aunque no note tanto la diferencia en la báscula del cuarto de baño.

"Así que empiece a moverse. Aunque no crea que lo deba hacer, un poco de actividad ayuda a mantener un metabolismo saludable", señaló. DeMille recomienda hacerse con un podómetro para contar el número de pasos que se camina al día, y luego trabajar para añadir algo más cada día.

"Diez mil pasos al día es lo recomendado, pero si puede llegar hasta 5,000 al día, es una gran ganancia para convertirse en una persona más activa y sana. Si puede hacer más, grandioso, pero cada paso cuenta", dijo deMille.

Más información

La American Academy of Orthopaedic Surgeons ofrece más consejos sobre cómo comenzar un programa de ejercicio.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Rikke Krogh-Madsen, M.D., Ph.D., Centre for Inflammation and Metabolism, Copenhagen, Denmark; Polly deMille, R.N., M.A., R.C.E.P., exercise physiologist, Hospital for Special Surgery, New York City; March 19, 2008, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.