Científicos crean 17 nuevas líneas de células madres embrionarias (Primera de dos partes)

Avance podría soslayar política restrictiva de los EE.UU.

Miércoles, 3 de marzo (HealthDayNews) En un movimiento que podría conducir a muchos investigadores a evadir las restricciones de la administración de Bush sobre investigación de células madres, los científicos han creado 17 nuevas líneas de células madres embrionarias humanas y las hará disponibles a otros investigadores en poco o ningún costo.

"Estas células son fáciles de cultivar. Son más favorables para el usuario [que las líneas existentes], que significa que uno no tiene que gastar todo el tiempo encendiendo el auto. Se puede conducir a algún lado directamente", indicó el doctor Jeffrey M. Drazen, editor en jefe de New England Journal of Medicine, que está publicando la investigación en la edición del 25 de marzo y estará disponible en línea el 3 de marzo. Drazen también es coautor de un editorial sobre el estudio.

"Los investigadores quienes están luchando por encontrar curas para enfermedades deben tener las mejores herramientas disponibles", sostuvo. "Esto es un gran paso adelante".

En adición a ser un evento científico y quizás histórico, la movida, que duplica el número de líneas de células madres disponibles, también marca un importante paso en la odisea personal de un hombre.

Douglas Melton, quien encabeza el esfuerzo, tiene dos hijos con diabetes tipo 1. Su laboratorio en Harvard está dedicado a tratar de construir células beta pancreáticas que producen insulina para tratar o curar esta enfermedad. Las células madres recién disponibles darán un considerable impulso a estos esfuerzos.

"Existe la posibilidad de que esto pueda tener un efecto útil sobre la enfermedad, pero en ese respecto soy como cualquier otro padre", expresó.

El estudio vino a luego de días de que Harvard anunciara que estaba lanzando un centro multimillonario para cultivar y estudiar células madres embrionarias humanas. El financiamiento provino de Harvard, el Instituto Médico Howard Hughes y la Fundación de Investigación de Diabetes Juvenil.

Las células madres embrionarias pueden tornarse en cualquier tipo de célula adulta y por lo tanto tener enorme potencial científico. Se espera que algún día puedan ser una fuente para reemplazar células dañadas o perdidas.

Células madres a ser usadas en investigación financiada federalmente se limitan a aquellas derivadas antes del 9 de agosto de 2001 a las 9 p.m., una política de la administración Bush. Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) tienen aproximadamente 15 de dichas líneas, pero en términos generales, son difíciles de obtener y mal preparadas para investigación rigurosa. Existen algunas líneas disponibles de fuentes privadas, pero son costosas y están sujetas a restricciones.

Melton "había determinado que, de las líneas disponibles, la mayoría no va a estar disponible para nosotros y casi todas ellas no habían sido propiamente publicadas". Las células madres obtenidas por su laboratorio no se cultivaron bien.

"Había demasiada cinta roja con la cual lidiar, y suelo ser una persona impaciente de manera que decidí obtenerlas por mí mismo", manifestó. Melton añadió que está decisión no está relacionada con las restricciones sobre la investigación de células madres.

Bush y los NIH enfrentaron la crítica el martes de miembros del Congreso quienes dijeron que sólo una pequeña porción de las líneas celulares que el gobierno determinó que sería elegible para investigación estará disponible en algún momento. Una carta de los representantes estadounidenses Henry Waxman (demócrata, California) y Louise Slaughter (demócrata, Nueva York) indicaron que la administración podría haber "desinformado al público" acerca de lo que estaría disponible, un cargo que niega la administración, de acuerdo con Associated Press.

Las células madres del esfuerzo actual provinieron de óvulos humanos fertilizados, que se obtuvieron de Boston IVF, clínica de fertilización in vitro cerca de Harvard. Drazen mantiene que este método es "éticamente justificable" porque los materiales utilizados para crear estas células madres eran parte de materiales que se habían fabricado para que las personas pasaran por FIV (fertilización in vitro), y habían completado sus necesidades e iban a ser destruidas.

"Aquí tomamos algo que alguien iba destruir, y de pronto podría ser una terapia que salvara potencialmente la vida de alguna persona", continuó. "Los argumentos que he escuchado por otro lado son especiosos". Todos los donantes de óvulos y esperma dieron su consentimiento para este uso de lo que a veces se llama "óvulos fertilizados en exceso". De acuerdo con Melton, entre 200,000 y 400,000 óvulos fertilizados congelados son destinados a la destrucción en los Estados Unidos. "Utilizamos una pequeña porción de estos", expuso.

Las líneas madres se manipularon con una enzima, un proceso más eficaz que el utilizado por los NIH, y Melton considera que son "fuertes" y "favorables para el usuario".

Un problema es que se cultivaron en fibroblastos de ratón, lo que significa que no se acomoda perfectamente con las células humanas.

Sin embargo, están muy bien documentadas, con información sobre contenido cromosómico, la cantidad de tiempo que toma duplicar el número de células, y el número de pasaje (el número de veces que una célula se divide antes de crecer por doquiera en la placa petri).

Melton indicó que "sinceramente espera" que el esfuerzo no comprometa su propia capacidad de obtener fondos federales, y esta investigación se segregó estrictamente de otros esfuerzos. Todo el trabajo se realizó en el sótano de una instalación recién equipada que no se había utilizado antes para experimentos. Todo el equipo, incluyendo placas petri y microscopios, se marcó y dividió de acuerdo con la fuente de financiamiento.

Melton espera que investigadores calificados, comerciales y no comerciales, se beneficien de la iniciativa. "Mi opinión es que todo aquel que desee hacer experimentos deben tener acceso, incluyendo la industria", expresó. El grupo no registró ninguna patente y no tiene propiedad intelectual.

Muchos frascos congelados han sido preparados con anticipación de la demanda. Por razones legales, los recipientes tendrán que usar las células madres para cualquier investigación financiada en nivel federal.

El editorial de Drazen requiere que las líneas celulares eventualmente se tornen parte del Registro de Células Madres Embrionarias Humanas de los NIH para investigación financiada por el gobierno.

Melton mismo está "completamente enfocado en convertir estas células en células beta pancreáticas".

"Mi punto de vista sobre esto es bastante simple", añadió. "Inocentemente creo que si podemos hacer esto, la administración reconsiderará la política".

Derechos de autor, HealthDay 2004

Fuentes: Douglas A. Melton, Ph.D., profesor, ciencias naturales, Facultad de Artes y Ciencias de Harvard, Boston, e investigador, Instituto Médico Howard Hughes, Chevy Chase, Md.; Jeffrey M. Drazen, M.D., editor en jefe, New England Journal of Medicine, Boston; 25 de marzo de 2004, New England Journal of Medicine, disponible en línea el 3 de marzo de 2004; Associated Press

Consumer News in Spanish