See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estricto control de azúcar en la sangre clave para pacientes diabéticos cardiacos

Esto conduce a mejores resultados luego de la angioplastias e implantes

Miércoles, 7 de enero (HealthDayNews) -- Pacientes cardiacos con diabetes son propensos a desempeñarse mejor luego de practicarse procedimientos para abrir las venas sanguíneas si mantienen un estricto control de sus niveles de azúcar en la sangre, según un reciente estudio.

Las personas con diabetes se sabe que están en mayor riesgo que los no diabéticos de sufrir de "restenosis", o una re-estrechez de una arteria luego de una angioplastia o procedimiento de implante (conocido en inglés como stent). Aún así ha habido poca investigación en la función que desempeña el azúcar en la sangre en esto, informaron los autores del estudio.

"Nadie ha evaluado realmente los resultados luego de la angioplastia", indicó el autor del estudio doctor Roberto A. Corpus, un cardiólogo interventivo en Mid America Heart Institute en Kansas City, Missouri. Los hallazgos aparecen en la edición del 7 de enero de la Journal of the American College of Cardiology.

Corpus espera que el estudio provea un impulso para que los doctores manejen mejor el azúcar en la sangre en sus pacientes diabéticos.

Aproximadamente 16 millones de personas en los Estados Unidos y 176 millones de personas sufren en nivel mundial de diabetes, una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o usa apropiadamente la insulina, lo que resulta en niveles elevados de azúcar en la sangre. De la cantidad estimada de 1.5 millones de procedimientos de revascularización ejecutados mundialmente cada año, una cuarta parte involucró pacientes diabéticos, manifestaron los autores del estudio.

En un editorial en la misma revista, los doctores Ran Kornowski y Shmuel Fuchs del Centro Médico Rabin en Petach-Tikva, Israel, declaran que de 30 a 40 por ciento de los pacientes quienes experimentan re-coagulación de las arterias son diabéticos. Reducir ese índice tendría un impacto favorable en los resultados de angioplastias e implantes, expresaron.

El estudio en el Hospital William Beaumont en Royal Oak, Michigan, involucró 239 pacientes que tenían angioplastia balón para abrir las arterias coaguladas, incluyendo 179 personas con diabetes tipo 2. Sesenta pacientes no diabéticos se seleccionaron al azar como un grupo control.

La hemoglobina A1c de cada paciente, una prueba que mide los niveles promedio de azúcar en la sangre durante los pasados dos a tres meses, se llevó a cabo antes del cateterismo. El estudio utilizó la definición de la Asociación Americana de Diabetes de control óptimo del azúcar en la sangre un A1c de 7 por ciento o menos.

Los pacientes diabéticos con control de azúcar en la sangre tuvieron un índice significativamente menor de procedimiento repetido dentro de un año de la angioplastia o implante iniciales, en comparación con diabetes cuyos niveles de azúcar en la sangre excedieron el 7 por ciento. Sólo 15 por ciento de los pacientes con control de azúcar en la sangre óptimo requirió la revascularización, en comparación con 34 por ciento del grupo con los niveles A1c subóptimo.

El grupo de buen control también tuvo niveles más bajos de angina recurrente y re-hospitalizaciones relacionadas con el corazón en el seguimiento de 12 meses.

Los diabéticos serán mejor atendidos, concordó el doctor Om Ganda, un profesor clínico asociado de medicina en la Escuela Médica de Harvard y director de la clínica de lípidos en el Centro de Diabetes Joslin en Boston. Pero se cuestiona la metodología del estudio, aseverando varias "limitaciones serias", tales como incapacidad de registrar los niveles de azúcar en la sangre el seguimiento y la ausencia de datos que describan cómo los pacientes en el grupo pobremente controlado habían sufrido de diabetes.

"Aunque las conclusiones son válidas, no son la base de un buen estudio científico", argumentó Ganda.

Más información

Para más información sobre la diabetes, visita la Asociación Americana de Diabetes o el Centro de Diabetes Joslin.

Fuentes: Roberto A. Corpus, M.D., cardiólogo interventivo, Mid America Heart Institute, Kansas City, Mo.; Om Ganda, M.D, profesor clínico asociado, medicina, Escuela Médica de Harvard, y director, clínica de lípidos, Centro de Diabetes Joslin, Boston; 7 de enero de 2004, Journal of the American College of Cardiology
Consumer News in Spanish