See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La dieta Atkins prometedora para pacientes cardiacos

Pierden peso sin aumentar colesterol

Miércoles, 12 de noviembre (HealthDayNews) -- Cuando los investigadores en Delaware vieron que pacientes diabéticos rebajaron libras en una dieta alta en grasas y restringida en carbohidratos, decidieron experimentar en un grupo de pacientes obesos con enfermedades cardiacas.

El régimen muy similar a la controversial dieta Atkins produjo algunos resultados alentadores. Al ingerir alimentos altos en grasa y reducir los almidones por completo, los pacientes cardiacos perdieron un promedio de cinco por ciento de peso corporal en el estudio de seis semanas, de acuerdo con los hallazgos publicados el 11 de noviembre en la Mayo Clinic Proceedings.

Además, los pacientes no presentaron aumentos mesurables en sus niveles de grasa sanguínea.

Aunque los investigadores dijeron que se necesita investigación adicional, consideran que los resultados ayudan a justificar la dieta alta en grasa y baja en carbohidratos popularizada por el doctor Robert Atkins.

"Quién lo diría!, concluimos algo muy similar a lo que ha estado diciendo el doctor Atkins por años", sostuvo el doctor James H. Hays, el endocrinólogo e investigador quien condujo el estudio en Christiana Care Health Services en Wilmington, Delaware.

Recientes estudios demuestran que es eficaz para la pérdida de peso a corto plazo. Una pregunta clave es si la dieta lograría resultados en un periodo de tiempo más prolongados mientras evita una perjudicial acumulación de grasa que se acumula en las arterias y que podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares de los pacientes.

Hays está animado por los resultados positivos de la dieta con otros dos grupos de pacientes quienes se estudiaron por periodos de tiempo más prolongados. Ellas incluyen las mujeres con síndrome ovárico policístico, una condición hormonal, y las personas con hipoglucemia reactiva, cuyo azúcar en la sangre disminuye luego de una comida.

Aquellos con síndrome ovárico policístico perdieron 14.3 por ciento de su peso total del cuerpo durante 24 semanas. Los pacientes de hipoglucemia reactiva redujeron 19.9 por ciento del peso del cuerpo total. Ningún grupo demostró algún cambio significativo en los niveles de grasa sanguínea, sostuvo Hays.

En un editorial publicado en la misma edición, el doctor Gerald Gau de la División de Enfermedades Cardiovasculares de la Clínica Mayo expresa preocupación acerca del riesgo cardiovascular a largo plazo de la dieta. Aún así, recomienda a los investigadores a "mantener la mente abierta en cuando al rol de la dieta Atkins y continuar estudiando sus efectos metabólicos".

El estudio de Hay se concentró en una muestra relativamente pequeña de pacientes sólo 17 hombres y mujeres con cardiopatía aterosclerótica. Todos eran obesos y se habían tratado con medicamentos para reducir el colesterol antes de entrar al estudio. Los pacientes con diabetes se excluyeron. Se pidió a los participantes a recibir la mitad de sus calorías diarias de las grasas saturadas, principalmente carnes rojas y queso. Las frutas frescas y los vegetales sin almidón se permitieron en cantidades restringidas, pero los almidones fueron estrictamente prohibidos.

Los investigadores no saben con exactitud cuántas calorías los pacientes consumieron porque no se requirió que estos registraran con precisión su consumo de frutas y vegetales. Los científicos estiman que al menos 600 calorías por un consumo diario total de 1,800 calorías. Casi toda la pérdida de peso resultó de consumo calórico reducido, sostuvieron.

En general, la dieta resultó en disminuciones en el peso y la grasa corporal y los participantes mantuvieron los niveles de grasa en la sangre a raya, reflejó el estudio.

Los resultados del estudio no persuadieron a todos, indicó Hays. "Es muy pequeño, es muy corto y no tiene controles", manifestó.

Amy Joy Lanou, directora de nutrición en el Comité de Médicos para la Medicina Responsable, está entre los escépticos. "Sería interesante ver lo que sucede con estos individuos si el estudio se desarrollara por un año".

El comité recientemente requirió a un panel consultor estadounidense advertir al público acerca de los peligros de las dietas altas en grasa y bajas en carbohidratos -- incluyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la próxima actualización de las indicaciones dietéticas federales.

Lanou aconseja a las personas preocupadas acerca de su peso a considerar una dieta que se ha probado que es segura y eficaz en un periodo de tiempo más prolongado. "Hoy día sabemos que elegir una dieta basándose en plantas resultará en mejor salud así como pérdida de peso", afirmó.

Más información

Para conocer más acerca de la dieta Atkins, visita el Centro Cardiaco Sarver de la Universidad de Arizona y el Foro de Salud Saludable.

Fuentes: James H. Hays, M.D., endocrinólogo, Christiana Care Health Services Inc., Wilmington, Del.; Amy Joy Lanou, Ph.D., nutricionista, Comité de Médicos para la Medicina Responsable, Washington, D.C., noviembre de 2003, Mayo Clinic Proceedings
Consumer News in Spanish