Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La hipoglucemia aumenta riesgos para diabéticos

El control regular es esencial para prevenir una afección potencialmente peligrosa

MIÉRCOLES 26 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- La hipoglucemia, o baja azúcar en la sangre, es un efecto secundario relativamente común en el tratamiento con insulina de la diabetes tipo 1 o tipo 2 graves.

El mayor problema es que, una vez que la hipoglucemia aparece por primera vez, las señales de alarma que normalmente indican que la reducción del nivel de azúcar es inminente se suavizan, lo que evita que las personas sean conscientes de la situación.

En una reseña que aparece en la edición del 27 de mayo del New England Journal of Medicine, el Dr. Philip Cryer, profesor de medicina de la Washington University School of Medicine de St. Louis, explicó que la "falta de conciencia sobre la hipoglucemia" se da porque un solo episodio de hipoglucemia reduce las defensas normales del cuerpo contra la misma. Esto establece un círculo vicioso que es difícil de romper para una persona con diabetes si no hay un control cuidadoso.

"Aunque ha habido avances constantes en el manejo de la diabetes, cuando se padece diabetes de tipo 1, la hipoglucemia es una realidad de la vida", afirmó Cryer.

Esto se debe a que las personas con el tipo 1 o con un tipo 2 grave deben utilizar insulina para reducir el nivel de azúcar en la sangre porque su organismo ya no puede hacerlo por sí mismo. Si el azúcar en la sangre no se controla suficientemente bien, puede haber varias complicaciones serias, como ceguera, insuficiencia renal o enfermedades del corazón.

Pero si el nivel de azúcar baja demasiado, se produce la hipoglucemia. Entre los síntomas de la hipoglucemia se encuentran palpitaciones, sudoración, hambre, confusión, comportamiento anormal y perturbaciones de la visión. Si no se trata, la hipoglucemia puede causar pérdida grave de la conciencia porque el cerebro necesita un suministro constante de glucosa y no puede funcionar adecuadamente sin ella.

El tratamiento para la hipoglucemia es, sin embargo, muy simple. La mayoría de los diabéticos saben que deben llevar tabletas de glucosa o algo dulce para comer para elevar rápidamente el nivel de azúcar en la sangre, si sienten que está bajando.

En este artículo, Cryer explicó que una vez que la hipoglucemia ha aparecido, el cuerpo reduce la emisión de la hormona epinefrina en los episodios posteriores. Esto reduce los síntomas que una persona con presión baja podría sentir.

Cryer también afirmó que un episodio reciente de hipoglucemia reduce la función cognitiva, lo que hace que una persona con diabetes tenga menos probabilidades de reconocer los síntomas de la bajada del nivel de azúcar.

Afortunadamente, con un control cuidadoso, los diabéticos pueden romper este ciclo. Según el artículo, luego de dos o tres semanas sin episodios de hipoglucemia, se puede mejorar la perceptibilidad de esta afección.

"El autocontrol frecuente del nivel azúcar en la sangre puede prevenir la hipoglucemia", afirmó Cryer. Además del control habitual, las personas con diabetes deberían revisar el nivel de azúcar en su sangre para confirmar que sea realmente bajo antes de tratar la hipoglucemia.

Cryer también apuntó dos situaciones especiales en las que tiene lugar la hipoglucemia, durante y después del ejercicio, y durante el sueño.

"Si se controla bien el azúcar y hace ejercicio, puede reducirse aún más", agregó Cryer. Advirtió también que, aunque la hipoglucemia puede aparecer durante el ejercicio, también puede atacar varias horas después y los diabéticos deben ser conscientes de esto.

"El sueño también hace dos cosas que pueden reducir aún más las defensas contra la hipoglucemia", dijo Cryer. Durante el sueño, hay una respuesta reducida a la epinefrina, la cual ya es generalmente menor en los diabéticos. Éstos, además tienen menos probabilidades de ser despertados por la hipoglucemia, advirtió.

El Dr. Bantwal Suresh Baliga, jefe de diabetes clínica de la División de Endocrinología, Diabetes y Enfermedades de los Huesos de la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva York, afirmó que cualquiera que reciba un diagnóstico de diabetes debería ser entrenado por un un enfermero o enfermera especializados en educación sobre la diabetes.

Baliga dijo que un enfermero educador le dará a los diabéticos estrategias para prevenir la hipoglucemia. Por ejemplo, consumir un tentempié con proteínas a la hora de irse a la cama puede prevenir la hipoglucemia durante el sueño. Durante el día, algunas personas necesitan un pequeño tentempié entre comidas para evitar que su nivel de azúcar en la sangre baje demasiado, agregó.

"La regla de oro del tratamiento de la diabetes es no sufrir episodios de hipoglucemia", afirmó Baliga. "Incluso un episodio de hipoglucemia reduce la capacidad para reconocer episodios futuros".

Al igual que Cryer, Baliga afirmó que la mejor manera de prevenir la hipoglucemia es controlar cuidadosamente el nivel de azúcar en la sangre. Sin embargo, afirmó que a muchas personas no les gusta hacer eso porque implica sacarse una pequeña cantidad de sangre de los dedos.

Más Información

Para saber más acerca de la hipoglucemia y la diabetes, visite el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases o la National Library of Medicine.

FUENTES: Philip Cryer, M.D., professor, medicine, division of endocrinology, metabolism and lipid research, Washington University School of Medicine, St. Louis; Bantwal Suresh Baliga, M.D., assistant professor and chief, Clinical Diabetes, Division of Endocrinology, Diabetes and Bone Diseases, Mount Sinai School of Medicine and chief, division of endocrinology, North General Hospital, New York City; May 27, 2004, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish