Las personas inactivas están amenazadas por la grasa 'visceral'

Este tipo de grasa que rodea los órganos es especialmente insalubre, advierten los expertos

MIÉRCOLES 14 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Ya es oficial: un nuevo estudio encuentra que ser inactivo puede ayudar a acumular grasas no deseadas, específicamente la peligrosa grasa "visceral" que se puede acumular alrededor de los órganos internos.

Los expertos advierten que la grasa visceral muestra fuertes asociaciones con la resistencia a la insulina, la enfermedad cardiovascular y otros problemas metabólicos.

"Consideramos que estos resultados ponen de manifiesto el alto costo que los estadounidenses están pagando por su inactividad continuada. En general, no creo que las personas se hayan hecho más haraganas, creo que lo que sucede es que están trabajando demasiado o que están en sus escritorios trabajando con sus computadoras y tienen menos oportunidades para hacer ejercicio. La situación está desequilibrada"; afirmó en una declaración preparada el investigador principal Cris Slentz, del Centro Médico de la Universidad de Duke.

El estudio de 175 hombres y mujeres sedentarios con sobrepeso encontró que un programa de ejercicio moderado puede ayudar a prevenir la acumulación de grasa visceral.

"En nuestro estudio, el grupo de control que no hizo ejercicio presentó un aumento grande y significativo de 8.6 por ciento en la grasa visceral en tan sólo seis meses", afirmó Slentz.

"También encontramos que un modesto programa de ejercicio equivalente a una caminata enérgica de 30 minutos seis veces a la semana puede prevenir la acumulación de grasa visceral, mientras que aún más ejercicio puede en realidad revertir la cantidad de grasa visceral", apuntó Slentz.

Los participantes del estudio que hacían ejercicio al más alto nivel, el equivalente de 17 millas (unos 27 kilómetros) de trote por semana, tuvieron un declive del 6.9 por ciento en la grasa visceral. El ejercicio se hizo realmente en caminadoras, caminadoras elípticas o cicloergómetros.

Los hallazgos aparecen en la edición de octubre del Journal of Applied Physiology.

Más información

La American Academy of Family Physicians tiene más información sobre el ejercicio.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Duke University, news release, Sept. 14, 2005
Consumer News in Spanish