See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los diabéticos sufren menos de enfermedades cardiacas

Estudio halla reducciones significativas, pero siguen haciendo falta mejoras

MARTES 23 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los adultos con diabetes han experimentado una reducción en la incidencia de problemas relacionados con enfermedades cardiovasculares durante las últimas décadas.

Sin embargo, la tasa general de enfermedades cardiovasculares entre los diabéticos en los Estados Unidos sigue siendo el doble de alta que entre las personas que no tienen diabetes, informan los investigadores.

"A pesar de las reducciones, las personas con diabetes siguen estando en un riesgo doblemente mayor, así que sigue haciendo falta investigar más para entender los factores de riesgo asociados con este riesgo", aseguró la Dra. Caroline S. Fox, autora principal del artículo que aparece en la edición del 24 de noviembre del Journal of the American Medical Association, quien también es funcionaria médica del National Heart, Lung and Blood Institute.

Aunque las muertes generales por ataque cardiaco, enfermedad cardiaca coronaria y derrame han aumentado en los últimos cincuenta años, no ha estado claro si la tendencia incluía personas con diabetes.

De hecho, aseguró Fox", los trabajos anteriores habían mostrado que las personas con diabetes experimentaban menor reducción que aquéllas que no la tenían. Nuestro estudio era para examinar esos hallazgos".

Entre otras cosas, los diabéticos están en mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón o de morir por eventos cardiovasculares, como ataque cardiaco o derrame. Sin embargo, estudios han demostrado que estas complicaciones se pueden minimizar con el tratamiento adecuado y con modificaciones en el estilo de vida.

"Por muchos años se ha sabido que una persona con diabetes está en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, como ataque cardiaco, que una persona que no tiene diabetes", aseguró el Dr. Robert Rizza, presidente electo de la American Diabetes Association y profesor de medicina de la Clínica Mayo. "Hay información excelente que nos muestra que si se trata adecuadamente, incluidos medicamentos para reducir el colesterol [y] la presión sanguínea y mantener niveles normales de glucosa en la sangre, se puede reducir el riesgo dramáticamente".

Los autores de este estudio examinaron la información de dos grupos de personas entre 45 y 64 años de edad que habían participado en el Framingham Heart Study. El primer grupo tenía 4,118 personas que habían participado entre 1950 y 1966 y el segundo, 4,063 individuos que participaron entre 1977 y 1995. Los investigadores anotaron que en el primer grupo, 113 personas tenían diabetes y en el segundo, 317 eran diabéticos.

En comparación con las personas del primer grupo, los adultos del segundo tuvieron una reducción cercana al 50 por ciento en la incidencia de la enfermedad cardiovascular, lo que significa que se beneficiaron de manera similar a las personas que no tenían diabetes durante los últimos cincuenta años. De hecho, la reducción fue un poco mayor entre las personas con diabetes que entre las que sin ella, en las que la incidencia se redujo apenas en un 35 por ciento.

Teniendo en cuenta lo que estudios anteriores habían indicado, el hallazgo fue sorprendente, declaró Fox.

A pesar de que los números van en la dirección correcta, todavía hay mucho que se puede mejorar, según los autores del estudio.

Rizza estuvo de acuerdo. "Esto estimula mucho, pero hay mucho todavía por hacer antes de poder decir que todo el mundo está siendo tratado adecuadamente", dijo. "Tranquiliza mucho mostrar que hay un aumento. Esto nos dice que, si se trata la afección, se verán los resultados".

Más información

Para mayor información sobre la relación entre la diabetes y la enfermedad cardiovascular, visite el National Diabetes Education Program de los National Institutes of Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Caroline S. Fox, M.D., medical officer, National Heart, Lung and Blood Institute, Framingham, Mass.; Robert Rizza, M.D., professor of medicine, Mayo Clinic and president-elect, American Diabetes Association, Rochester, Minn.; Nov. 24, 2004 Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined