Los expedientes médicos electrónicos podrían mejorar la atención de la diabetes

Un estudio sugiere una relación, pero ¿eran las clínicas que adoptaron la tecnología sencillamente mejores?

MIÉRCOLES, 31 de agosto (HealthDay News) -- Una investigación reciente sugiere que usar expedientes médicos electrónicos en lugar de expedientes en papel podría mejorar mucho la atención de los pacientes diabéticos, al fomentar la comunicación.

A los pacientes diabéticos "les fue mejor y mejoraron más rápidamente" en vario tipos de clínicas médicas que cambiaron a los expedientes electrónicos, aseguró el autor del estudio, el Dr. Randall D. Cebul, profesor de medicina de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland. "Las diferencias fueron sorprendentes".

Sin embargo, el estudio tiene una limitación. La investigación no prueba que los expedientes electrónicos mejoraran directamente la atención del paciente. Otros factores podrían explicar la diferencia. Y pasar a los expedientes electrónicos puede resultar costoso para las clínicas, aunque muchas podrían obtener incentivos financieros del gobierno federal.

Cebul señaló que los hallazgos son potentes. Sin embargo, reconoció que con frecuencia las clínicas no seguían del todo las directrices sobre la atención de los diabéticos, incluso cuando usaban expedientes electrónicos.

Pasar a los expedientes electrónicos podría parecer una medida totalmente positiva cuando se trata de la atención del paciente. Sus defensores afirman que facilitan que los médicos se comuniquen con los pacientes y entre sí. También se supone que los expedientes reduzcan los errores médicos al hacer cosas como proveer advertencias sobre alergias a medicamentos.

La administración Obama siente tanta confianza de que pasar a los expedientes electrónicos mejorará la atención y reducirá los costos que ha hecho dicho cambio una parte clave de los esfuerzos por reformar la atención de salud. Pero los médicos no parecen tener prisa en adoptar la tecnología. Una encuesta de HealthDay/Harris Interactive llevada a cabo hace un año halló que menos de uno de cada diez adultos usaban el correo electrónico para comunicarse con su médico.

Y los investigadores han tenido problemas para confirmar que los expedientes electrónicos en realidad mejoren la atención médica. "En muchos estudios no ha habido suficiente cambio para poder decir que mejoraron las cosas", anotó Richard Hillestad, investigador principal que estudia los expedientes en la organización sin fines de lucro Rand Corporation.

En el nuevo estudio, investigadores analizaron los expedientes médicos de más de 27,000 adultos que recibieron atención para la diabetes en clínicas del área de Cleveland. Deseaban ver si había alguna diferencia en los resultados de las clínicas que habían adoptado expedientes electrónicos y las que no.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 1 de septiembre de la revista New England Journal of Medicine.

Tras ajustar las estadísticas para que factores como diferencias en la condición médica de los pacientes no las afectaran, los investigadores hallaron que las personas que iban a clínicas con expedientes electrónicos tenían más de un tercio más probabilidades de haber recibido atención que cumpliera con los cuatro estándares clínicos. Los estándares requieren que los pacientes se sometan a exámenes oculares, a vacunas contra el neumococo, a gestión de los riñones y a medidas de hemoglobina glicada (también conocida como HbA1c, una forma de evaluar el control de la glucemia).

Los pacientes de las clínicas que contaban con expedientes electrónicos también tenían quince por ciento más probabilidades de cumplir con los cinco estándares de su salud personal, que incluyen rangos específicos de presión arterial, colesterol y peso.

Sin embargo, es posible que las clínicas con expedientes en papel simplemente proveyeran una atención generalmente peor. Su decisión de no pasar a los expedientes electrónicos podría ser señal de que están atrasadas en otras áreas. Pero Cebul dijo que la evidencia sugiere que no es así.

Reconoció que el estudio no usa el método prospectivo que se considera como el estándar de excelencia de la investigación médica. En vez de eso, observó lo que sucedió en el pasado con los pacientes, en lugar de asignarlos al azar a clínicas que usaban expedientes electrónicos o en papel para rastrear su progreso. Señaló que "no es un ensayo aleatorio y controlado, pero eso nunca sucederá".

¿Por qué? Porque los médicos no querrán quedarse atrapados con los expedientes en papel. "¿A cuántos médicos les gustaría que les asignaran al azar para permanecer retrasados durante tres años?", planteó. "A nadie".

Los hallazgos del estudio también revelan que pocos pacientes cumplían con todos los estándares. De los que asistieron a clínicas con expedientes electrónicos, las estadísticas sin ajustar muestran que apenas 51 por ciento cumplían con los cuatro estándares de atención, frente a solo siete por ciento de los que fueron a clínicas con expedientes en papel. Y solo 44 por ciento de los que asistieron a las clínicas que usaban expedientes electrónicos cumplían con cuatro de los cinco estándares de control médico, frente a apenas 16 por ciento de aquellos que fueron a clínicas con expedientes en papel.

"Nos falta mucho por hacer", aseguró Cebul.

Pero Hillestad de Rand Corp. dijo que el estudio sugiere que los expedientes electrónicos tienen un valor en el tratamiento de pacientes de enfermedades crónicas. "Si se puede comenzar a ver evidencia de que los expedientes electrónicos de salud mejoran la atención y el costo de la enfermedad crónica, será un paso realmente importante".

Más información

Para más información sobre los expedientes personales de salud, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ