Fumar a principios del embarazo podría poner en riesgo el corazón del bebé

El director de los CDC afirma que dejar de fumar es lo más importante que una madre puede hacer para proteger a su hijo

MIÉRCOLES, 2 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los bebés nacidos de mujeres que fuman en el primer trimestre del embarazo tienen más probabilidades de sufrir de un defecto cardiaco congénito que los de madres que no fuman, muestra un estudio reciente.

El aumento del riesgo varió entre veinte y setenta por ciento, según el tipo de defecto. Los defectos cardiacos detectados incluían aquellos que obstruyen el flujo sanguíneo del lado derecho del corazón a los pulmones, llamados obstrucciones del tracto de salida del ventrículo derecho, y aperturas entre las cámaras superiores del corazón, conocidos como defectos septales auriculares.

Para el estudio, que aparece en la edición del 28 de febrero de la revista Pediatrics, investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. analizaron datos sobre 2,525 bebés que tenían defectos cardiacos congénitos y 3,435 bebés sanos nacidos en Baltimore y Washington, D.C. entre 1981 y 1989.

Los hallazgos de este y otros estudios sugieren que eliminar el tabaquismo antes o muy temprano en el embarazo podría prevenir hasta cien casos de obstrucciones del tracto de salida del ventrículo derecho y 700 casos de defectos septales auriculares cada año en Estados Unidos, según los CDC. Tan sólo con los defectos septales auriculares se podría ahorrar hasta $16 millones al año en costos de hospital, según la agencia.

"Las mujeres que fuman y piensan quedar embarazadas deben dejar de fumar, y si ya están embarazadas, tienen que dejar de hacerlo", aseguró en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Thomas R. Frieden, director de la agencia. "Dejar de fumar es lo más importante que una mujer puede hacer para mejorar su salud, y la de su bebé".

El Dr. Adolfo Correa, ejecutivo médico del Centro Nacional de Defectos del Nacimiento y Discapacidades del Desarrollo de los CDC, apuntó que "dejar de fumar exitosamente durante el embarazo también reduce las probabilidades de complicaciones del embarazo como el parto prematuro y que el bebé tenga otras complicaciones como bajo peso al nacer".

Los defectos cardiacos congénitos, que trastornan la función cardiaca y pueden aumentar el riesgo de muerte o discapacidad a largo plazo, afectan a hasta 40,000 bebés de EE. UU. cada año, y contribuyen a alrededor del treinta por ciento de las muertes infantiles causados por defectos congénitos.

Cada año en EE. UU. nacen unos 2,500 bebés con obstrucciones del tracto de salida del ventrículo derecho y unos 5,600 con defectos septales auriculares. En 2004, los costos hospitalarios estimados de EE. UU. por todos los defectos cardiacos congénitos totalizó $1.4 mil millones, según los CDC.

Más información

March of Dimes tiene más información sobre los defectos cardiacos congénitos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

Robert Preidt and Consumer news

Updated on June 06, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ