See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Muchos recién nacidos no se someten a pruebas de gran importancia

La asociación March of Dimes señala que sólo 21 estados obligan a realizar nueve pruebas que podrían evitar muchos problemas

MIÉRCOLES 30 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Según una nueva estadística publicada por March of Dimes, dos tercios de los bebés que nacen en EE.UU. se van a casa sin someterse a análisis de sangre para evaluar la posibilidad de padecer ciertas enfermedades congénitas que les podrían provocar la muerte o problemas neurológicos si no se detectan a tiempo.

Según la organización, esto se debe a que sólo 21 estados, principalmente los más pequeños, obligan a realizar estos controles neonatales que pueden detectar dichos problemas.

Esta triste situación continúa a pesar de la aprobación en 2000 de la Children's Health Act, que destina fondos federales para ayudar a los estados a pagar estas pruebas consideradas vitales.

"Queremos que esta situación sea corregida", afirmó la Dra. Jennifer Howse, presidenta de la asociación March of Dimes. "Durante los últimos cuatros años, hemos pedido a las administraciones de cada uno de los estados que aprueben leyes para que al menos estas nueve pruebas básicas sean obligatorias.

Las enfermedades congénitas, aunque son poco comunes, a menudo son mortales si no se detectan a tiempo. Las buenas noticias para los padres es que muchas de estas enfermedades se pueden detectar con un único análisis de sangre realizado a través de un pinchazo en el talón justo después del nacimiento. Las malas noticias es que, lamentablemente, los hospitales de la mayoría de los estados no realizan la mayoría de estas pruebas.

"En el caso de las nueve pruebas que recomienda la March of Dimes, existen tratamientos muy exitosos", afirmó.

Estas pruebas evalúan la existencia de las siguientes enfermedades congénitas:

  • Anemia drepanocítica: Esta enfermedad puede resultar mortal en algunas ocasiones, responde bien a una terapia con antibióticos si se detecta a tiempo. Las tasas de anemia drepanocítica son especialmente altas entre personas de raza negra (uno de cada 400 recién nacidos).
  • Deficiencias auditivas: Entre tres y cuatro de cada 1,000 bebés nacen con problemas auditivos. Los déficits auditivos no diagnosticados pueden ralentizar el aprendizaje de un niño y el desarrollo del habla.
  • Fenilcetonuria: Conocida comúnmente como PKU (por sus siglas en inglés) afecta a uno de cada 14,000 recién nacidos. Provocada por una incapacidad de procesar un aminoácido importante, la PKU provoca graves retrasos mentales. Alimentar a los bebés con PKU con una fórmula especial puede prevenir este daño neurológico.
  • Hipotiroidismo congénito: Caracterizado por una pérdida de sal corporal que puede resultar mortal. La sal y un tratamiento de reemplazo hormonal pueden combatir la enfermedad... si se detecta a tiempo.
  • Deficiencia de biotinidasa: Los bebés que padecen esta enfermedad carecen de biotina, una vitamina B. Son especialmente propensos a padecer infecciones y problemas neurológicos y corren un alto riesgo de caer en coma o de fallecer. Si se detecta a tiempo, la utilización de suplementos de biotina puede curar eficazmente este trastorno.
  • Enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce: Aunque es muy poco común (aparece en 1 de cada 230,000 recién nacidos), los bebés con esta enfermedad metabólica parecen normales en el momento de nacer, pero rápidamente desarrollan un retraso mental irreversible. Es necesaria una dieta especial para que estos bebés se mantengan sanos.
  • Galactosemia: Provocada por una incapacidad para digerir un azúcar de la leche, la galactosemia provoca rápidamente fallos de ciertos órganos y la muerte si no se detecta. Si se detecta a tiempo, la eliminación de los productos lácteos de la dieta diaria controla esta enfermedad.
  • Homocistinuria: Otro trastorno de los aminoácidos poco común, puede provocar retrasos mentales, problemas óseos y apoplejías. Los cambios en la dieta pueden ayudar a tratar la homocistinuria una vez que se detecta.
  • Deficiencia de la Acil-COA deshidrogenasa de la cadena media (MCAD): Los recién nacidos parecen saludables, pero esta enfermedad elimina la capacidad de convertir grasa en energía. A menos que se detecte y se trate a tiempo, la deficiencia MCAD provoca ataques, paros cardíacos y muerte.

Según la March of Dimes, los 21 estados que ofrecen análisis para las nueve enfermedades son: Alaska, Connecticut, Hawai, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Mississippi, Nevada, Nueva York, Dakota del Norte, Oregón, Rhode Island, Tennessee, Vermont, Virginia, Washington y Wisconsin.

"A primera vista, el hecho de que casi la mitad de los estados realicen las nueve pruebas puede resultar bastante positivo", señaló Howse. No obstante, "la realidad nos dice que esto significa que sólo se les realiza estas pruebas al 32 por ciento de los bebés estadounidenses".

Esto se debe a que la mayoría de los estados de la listas son estados pequeños y sólo representan a 1.3 millones de bebés, mientras que la cifra anual de bebés nacidos en EE.UU. es de 4 millones.

El Dr. Edward McCabe, médico jefe del Hospital Infantil Mattel de UCLA en Los Ángeles, cree que los porcentajes de aparición de las enfermedades que incluye la lista de March of Dimes son demasiado altos como para omitir la realización de los exámenes neonatales necesarios.

Si no se detectan a tiempo, "muchos niños morirán", afirmó. "Padecerán graves retrasos mentales, en casos como el de la PKU, o si padecen otros trastornos de los nombrados en la lista, morirán".

McCabe aconsejó a los padres que pidan a sus doctores y a sus compañías médicas aseguradoras una lista de las pruebas que su recién nacido debe recibir. "Existe un gran desconocimiento al respecto, quizás los padres asuman que se está haciendo más de lo que en realidad se hacer", apuntó.

Howse corroboró esta afirmación. "Es muy importante que los padres incluyan los análisis a sus recién nacidos como una de las preguntas obligatorias que deben realizar durante las visitas médicas previas al parto. Tienen que saber qué pruebas recibirá su bebé, las que son obligatorias en su estado, y, por otro lado, también deben hablar con su compañía médica aseguradora para saber que análisis suplementarios son necesarios".

Las compañías médicas aseguradoras a menudo pagan por estos exámenes neonatales. Incluso, si los padres tienen que pagarlas de su propio bolsillo, el costo de estas nueve pruebas recomendadas por la March of Dimes no debería pasar de los $50, señaló Howse.

Más Información

Para conocer qué pruebas neonatales se ofrecen en su estado, consulte la March of Dimes.

FUENTES: Jennifer Howse, M.D., president, March of Dimes; Edward McCabe, M.D., Ph.D., physician-in-chief, Mattel Children's Hospital, University of California, Los Angeles; June 30, 2004, report, March of Dimes
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.