See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Gracias a un avance tecnológico, tres pacientes paralizados pueden ahora caminar

Patient David M.
Patient David M.

MIÉRCOLES, 31 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- La ciencia de la estimulación de la médula espinal se ha refinado hasta tal punto que tres pacientes que eran paralíticos pueden ahora caminar con una asistencia mínima, informan investigadores suizos.

Pueden hacerlo con la ayuda de solo unas muletas o un andador, gracias a una estimulación increíblemente precisa de su médula espinal, en combinación con una rehabilitación intensiva, dijeron los científicos.

De hecho, dos de los pacientes pueden andar varios pasos sin estimulación eléctrica, una señal de que se han desarrollado nuevas conexiones nerviosas, apuntó el investigador sénior, Gregoire Courtine, catedrático de reparación de la médula espinal en el Instituto Federal de Tecnología Suizo, en Lausana.

"Caminar sin ayuda de las manos me dio una sensación parecida a la de caminar con normalidad, y eso fue un logro muy grande", comentó un paciente de 28 años, David M., que quedó paralítico tras un accidente deportivo en 2010 que lo dejó sin control de la pierna izquierda y apenas un control residual en la derecha.

Los estudios anteriores han revelado que "la médula espinal tiene su propio sistema de inteligencia que controla la habilidad de caminar", señaló el Dr. Thomas Oxley, director de estrategias de innovación del Departamento de Neurología del Sistema de Salud Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Piense que cuando se le corta la cabeza a un pollo, todavía puede caminar. No necesita al cerebro para caminar", dijo Oxley.

Se ha mostrado que unos electrodos implantados que proveen una estimulación eléctrica directa a la médula espinal permiten el movimiento de piernas que habían estado paralizadas.

Por ejemplo, el mes pasado la Clínica Mayo reportó el caso de una persona de 29 años de edad que puede ahora caminar la longitud de un campo de fútbol americano con asistencia.

El nuevo estudio adelanta la medicina y la tecnología de la estimulación de la médula espinal incluso más allá de dos maneras.

En primer lugar, a los pacientes se les implantó una variedad de electrodos a lo largo de la médula espinal, lo que permitió a los investigadores dirigirse a grupos musculares específicos en las piernas.

"Se activan configuraciones específicas de electrodos para controlar los grupos musculares adecuados, imitando las señales que el cerebro enviaría para producir el acto de caminar", explicó la coinvestigadora, la Dra. Jocelyne Bloch, neurocirujana en el Hospital de la Universidad de Lausana. Bloch comparó la estimulación dirigida con la precisión de un reloj suizo.

En segundo lugar, y algo que es incluso más importante, el equipo de la investigación refinó la estimulación para que funcionara junto con el sistema sensorial propioceptivo del paciente.

La propiocepción es la capacidad de saber la posición exacta de las piernas en todo momento, lo que permite una coordinación precisa de sus movimientos, explicó Oxley.

"Cuando uno cierra los ojos, sabe exactamente dónde tiene la pierna, sin tener que verla", comentó Oxley. "Hay una compleja red de información que vuelve a la médula espinal desde la pierna sobre dónde está la pierna en el espacio".

Una estimulación nerviosa constante sobrecarga al sistema propioceptivo de una persona, descubrieron los investigadores.

"Si se estimula toda la médula espinal, se activan todos los músculos a la vez y el movimiento de la pierna se bloquea", dijo Courtine.

Cuando la estimulación se administró en pulsos que funcionaban en conjunto con el sistema propioceptivo, los pacientes lograron una mejora sorprendente en su capacidad de mover de forma coordinada las piernas que habían estado paralizadas, apuntaron los investigadores.

Los tres participantes pudieron caminar con un soporte para el peso corporal tras apenas una semana durante la cual se calibró la estimulación nerviosa según sus patrones cerebrales individuales, dijo Courtine.

"Averiguaron cómo administrar esos pulsos de estimulación en la médula espinal al paso adecuado, al ritmo adecuado, que no perturbaría el sistema sensorial propioceptivo", dijo Oxley.

Unas largas sesiones de entrenamiento de alta intensidad parecen haber activado la capacidad del sistema nervioso de reorganizar las vías nerviosas alrededor de los nervios dañados, indicaron los investigadores. Como resultado, los pacientes tienen una mejor función motora incluso cuando la estimulación nerviosa se ha apagado.

Otro paciente, Sebastian Tobler, dijo que puede ahora caminar unos cuantos pasos sin usar las manos en el laboratorio con la ayuda de la estimulación eléctrica. Incluso puede ir cuesta arriba en exteriores, usando un triciclo especial que tiene manivelas manejadas tanto con las manos como con las piernas.

"Puedo soportar cada vez más peso con las piernas, y cada vez tengo más control en las piernas", dijo Tobler, de 47 años de edad, que quedó con ambas piernas completamente paralizadas tras un accidente que sufrió haciendo ciclismo de montaña en 2013.

Los pacientes recibieron unos relojes que adaptan la estimulación eléctrica a sus necesidades basándose en comandos de voz.

Pero ninguno de los investigadores afirmaría que está por llegar una cura completa de la parálisis, basándose en esta investigación.

"Espero que podamos desarrollar algún tipo de andador o exoesqueleto combinado con la estimulación, para lograr que la gente deje las sillas de rueda", planteó Courtine. "Quizá no puedan caminar por ahí, pero se sentirán mejor y tendrán muchos beneficios para la salud asociados con esta movilización de sus cuerpos".

El avance que este estudio ofrece es un "verdadero logro" en términos de restaurar la movilidad a algunos pacientes paralizados, aunque no es probable que logren caminar de forma completamente independiente, aseguró Oxley.

"Cura es una palabra muy fuerte, y esto no es una cura", enfatizó Oxley. "Este es el primer tratamiento posible que puede potencialmente cambiar la trayectoria de los resultados de la rehabilitación en términos de la habilidad de caminar".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 1 de noviembre de las revistas Nature y Nature Neuroscience.

Más información

La Christopher and Dana Reeve Foundation ofrece más información sobre la estimulación eléctrica funcional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Gregoire Courtine, Ph.D., chair, spinal cord repair, Swiss Federal Institute of Technology, Lausanne, Switzerland; Thomas Oxley, M.D., Ph.D., director, innovation strategy, Mount Sinai Health System Department of Neurology; Jocelyne Bloch, M.D., neurosurgeon, Lausanne University Hospital; David M., Zurich, Switzerland; Sebastian Tobler, Fribourg, Switzerland; Nov. 1, 2018, Nature and Nature Neuroscience
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.