See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Desactivar los nervios de las vías respiratorias podría ayudar a los pacientes con EPOC a respirar

doctor listening to lungs

MARTES, 18 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Miles de estadounidenses que se enfrentan a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) podrían tener una nueva opción de tratamiento que los ayude a respirar mejor.

La EPOC, que con frecuencia se vincula con el tabaquismo, es un deterioro de la función pulmonar que implica una combinación de síntomas de bronquitis y enfisema. Es la tercera causa principal de muerte en Estados Unidos, y aunque los tratamientos pueden aliviar los síntomas, la EPOC no tiene cura.

Pero unos investigadores presentaron el martes unos nuevos hallazgos promisorios basados en un ensayo clínico en fase 2. El ensayo se enfocó en un nuevo tratamiento para la EPOC llamado denervación pulmonar dirigida (DPD).

En esa terapia, los médicos desactivan los nervios que se encuentran en la parte externa de las vías respiratorias de los pacientes.

En el nuevo ensayo participaron 82 pacientes con EPOC tratados en centros médicos de seis países europeos. Según los investigadores, el tratamiento redujo los síntomas problemáticos en más de un 50 por ciento, en comparación con los pacientes que recibieron un tratamiento falso.

"Logramos reducir significativamente los síntomas respiratorios crónicos como la falta de aire, las exacerbaciones de la enfermedad, las infecciones y las hospitalizaciones en un grupo de pacientes con EPOC que ya reciben una terapia médica agresiva", señaló el investigador principal, el Dr. Dirk-Jan Slebos, del Centro Médico de la Universidad de Groninga, en los Países Bajos.

Además, los pacientes experimentaron una mejora en la calidad de vida y en la función pulmonar, dijo.

Un experto en la atención respiratoria apuntó que se necesitan nuevas opciones de tratamiento para los pacientes con EPOC.

El Dr. Len Horovitz es especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Explicó que la DPD funciona al desactivar los nervios de la parte externa de las vías respiratorias. Esto resulta "en una dilatación de las vías respiratorias que estaban constreñidas, y en una producción más baja de moco", explicó.

"Aunque hay un medicamento que los pacientes con EPOC utilizan para lograr el mismo efecto, añadir la DPD parece ofrecer un beneficio terapéutico adicional", dijo Horovitz, que no participó en el nuevo ensayo.

El estudio fue financiado por Nuvaira, el fabricante de la tecnología de DPD, con sede en Minneapolis. Los hallazgos se presentarán el martes en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea (European Respiratory Society), en París.

En el tratamiento, se guía un catéter a través de un tubo llamado un broncoscopio hasta los pulmones. El catéter administra una carga eléctrica a los nervios en la parte externa de las vías respiratorias, lo que altera su función normal.

Esto permite a las vías respiratorias relajarse y ensancharse y producir menos moco, y también alivia la inflamación en las paredes de las vías respiratorias. Entonces, se sacan el catéter y el broncoscopio.

Cuando se combina con fármacos diseñados para relajar las vías respiratorias, la DPD parece tener un efecto incluso mayor, aseguraron los investigadores.

Entre los 82 pacientes del ensayo, los investigadores encontraron que en los seis meses tras el procedimiento, un 71 por ciento de los que recibieron el tratamiento falso experimentaron una exacerbación grave de la EPOC, frente a apenas un 32 por ciento de los que fueron tratados con la DPD.

"Además, el beneficio positivo ha continuado entre los que recibieron el tratamiento con la DPD; la cantidad de pacientes hospitalizados por complicaciones respiratorias en el primer año se redujo en más de la mitad de los que recibieron el tratamiento, en comparación con el grupo del placebo", señaló Slebos en un comunicado de prensa de la reunión.

El equipo del estudio reportó que ningún paciente falleció. Entre los que recibieron la DPD, cinco pacientes experimentaron efectos secundarios que incluyeron náuseas, hinchazón abdominal e incomodidad en la digestión. Esos problemas fueron de corta duración, y desaparecieron en un plazo de seis meses.

Según Horovitz, la naturaleza invasiva del tratamiento quizá haga que la DPD no sea adecuada para todos los pacientes con EPOC. "Este procedimiento se contemplaría para los pacientes que son muy sintomáticos con falta de aliento y exacerbaciones frecuentes", planteó.

Los investigadores apuntaron que se está preparando un ensayo de fase 3 mucho más grande para 2019.

Los expertos anotan que las investigaciones presentadas en reuniones médicas por lo general se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la EPOC, visite la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; European Respiratory Society, news release, Sept. 18, 2018
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined